*

Glamorama
La doctora Cordero hizo un duro diagnóstico de Luli. IMAGENES TOMADAS DE PANTALLA / LA RED

La seria advertencia de la doctora Cordero sobre el estado mental de Luli

Autor: C. Z. / 18 octubre, 2017

“Ella tendría que volver a la hospitalización o aumentarle la medicación para que se tranquilice”. Esa fue la conclusión a la que llegó la doctora María Luisa Cordero luego que Intrusos le preguntara por el estado mental de Nicole “Luli” Moreno.

La rubia estuvo cerca de un mes internada en el área de salud mental de la clínica UC San Carlos. Antes de eso, Luli vivió momentos de crisis serias. Realizó transmisiones en vivo vía Instagram donde se veía desahogándose descontrolada e incluso peleando con su madre.

“Espero que no me pase nada, como lo que pasó en Brasil. Me metieron a una clínica para que yo olvidara todo durante 11 meses. ¿Pueden creerlo? Me dieron pastillas para olvidarme todo este tiempo de lo que fue el reality, porque me reventaron una pechuga, un sonidista”, fueron algunas de las frases que comentó en Instagram. –MIRE LAS 10 CONFESIONES MÁS PREOCUPANTES DE LULI–

Luego de ese episodio, su familia decidió internarla, como lo habían hecho hace más de un año. Y hace unos días volvió a su casa. Sin embargo, este fin de semana, volvió a protagonizar unos videos en vivo a través de la red social donde aparecía hablando con sus seguidores de una forma particular.

Intrusos habló con la doctora Cordero sobre estos nuevos videos de Luli. La siquiatra aprovechó de hacer una seria advertencia sobre el estado mental de la ex reina de Viña:

Doctora Cordero: “Una de las características de los pacientes mentales es que tienen una realidad propia. En eso consiste la locura. La locura consiste en que tienes tus propios códigos. No te gobiernas por los que, entre comillas, tienen chapa de normales.

“A mí no me consta porque no ha sido paciente mío. Lo que yo tengo entendido es que Nicole Moreno tiene un trastorno bipolar del ánimo verdadero, no como los que les inventan a otros que son buenos pal trago y las drogas y dicen que tienen bipolaridad. No, no, no. Ella tiene una bipolaridad de libro que se tercian episodios depresivos con episodios maniacos. ¿Qué caracteriza la manía? Lo contrario a la depresión. Buena para hablar, facilitada, ideofugal, cambia de un tema a otro, sin conciencia de que está cometiendo un error.

“Las personas que tienen ese cuadro viven una realidad paralela y no están sintonizadas con lo que está viendo la familia, que ella todavía no está bien. Entonces, eso fue lo que pasó. Su mamá, sus hijos, sus seres queridos: ‘Deja de hablar, baja las revoluciones’.

“Una de las características de los pacientes mentales es que niegan la realidad. Tienen una realidad propia. En eso consiste la locura. La locura consiste en que tienes tus propios códigos. No te guías por los códigos de los que tienen, entre comillas, chapa de normal. Y en la manía pasa eso. Estas fuera de control, haciendo cosas que no son adecuadas y no son socialmente bien vistas. Y la siguen haciendo, con la agravante de que ella, más encima, es una persona que ha vivido metida en los medios. Entonces, doble tentación.

“¿Cómo va a viajar una persona que no está mejorada de una enfermedad mental? Es un peligro. Eso es un descriterio. No. Ella tendría que volver a la hospitalización o aumentarle la medicación para que se tranquilice. ¿Pero viajar? Si ella no está normal, poh”.