*

Glamorama
Katyna Huberman y su marido, Jimmy Frazier, en una foto que compartió desde Buzios en su instagram @katynaactriz

“Ha llovido heavy. Nos entró agua por todos lados. Con la toalla ahí dando vueltas…”: los azares de Katyna Huberman viviendo en Buzios con la familia

Autor: Fran Varela / 23 septiembre, 2020

“Ajusté mi baño para poder trabajar, porque es grande. Entonces el baño es mi oficina…”, contaba Katyna Huberman en julio pasado, cuando llevaba cuatro meses en su primera casa en Buzios.

La actriz de 49 años junto a su marido el productor musical Jimmy Frazier vendieron su casa en Chile y, junto a tres hijos de la pareja, se establecieron en Brasil en marzo pasado.

Ahora la actriz se contactó con el espacio que Jordi Castell emite en vivo por instagram y, entre otros temas, habló de los nuevos azares que enfrenta la familia en su nueva vida:

Katyna Huberman: “Claramente en mi casa no soy todo el día una maravilla porque aquí es donde uno saca lo peor de uno. Aquí somos todos seres humanos”

Jordi Castell: “¿Has colapsado? Tanta cosa doméstica a mí de repente me supera. ¿Te ha pasado? Estás con tres niños igual”

Huberman: “Si tú me preguntas cómo fue hoy, yo te diría ‘un día como el hoyo’. Jimmy se caga de la risa. Es que ha sido un día como el hoyo. Nos vinimos a una casa nueva, logramos nuestro sueño, y ha llovido heavy, pero con viento.

“Ayer llovió y todo bien durante el día. Pero después llovió de lado, nos entró agua por todos lados. Con la toalla ahí como dando vueltas, sacando el agua. Entonces hoy día tratando de solucionar, y sigue lloviendo. Tenemos para dos días más con lluvia”

Castell: “Brasil esa es la maravilla que tiene, llueve y se cae el cielo. Todo se humedece altiro y el clima es húmedo”

Huberman: “Sí, la raja. Pero cuando tienes goteras es como el hoyo. Salía la catarata por los aires acondicionados, no estaban sellados. Y no conocemos la casa porque es nueva para nosotros. Ahora ya sabes dónde tiene los problemitas con lluvia.

“Pero unas cataratas, como el agua entraba de lado por el aire. Hoy día con espuma esparcida, y pesados los dos, súper pesados.

“Pero a pesar de todo nos reímos al final. Somos personas normales que tenemos días buenos y malos. Pero finalmente uno igual trata, por sobre todo, de ser buena persona. Que yo creo que al final eso es lo más importa. Trabajar con buena onda, estar con la gente por cariño, no por otras cosas. Entonces al final eso se traduce a una vida más piola, a no andar por la vida de actriz famosa”

Luego la actriz también contó:

“Desde ayer tengo Internet, porque había pasado como dos semanas sin. Así que voy a ponerme a ver series… Tenía un Internet bien de mierda. Viste que yo al principio me encerraba a trabajar en el baño, porque en la casa que estábamos no tenía más espacio para poder tener independencia.

“Mi pieza no tenía puerta, entonces me encerraba en el baño. Pero después empecé a tener súper mala señal en el baño, entonces ya no podía trabajar más. Y para las funciones de teatro tenía que mandar a toda la familia a dar vueltas (ríe). ‘Ya, Jimmy, partieron con los cabros y se fueron’. Y tenían que ir a darse vueltas y volvían como con una mantita en el auto con los niños en upa, porque la mamá ya había terminado la función”

Castell: “Cómprate un router”

Humberman: “Ahora estoy con el router, pero en la otra casa el baño, donde yo podía estar, estaba en el segundo piso. Y como no era nuestra casa, era momentáneo, no iba a estar poniéndole una cuestión yo. Así que nada, me iba al comedor y todos para afuera”.