*

Glamorama
Carolina de Moras en una foto que compartió en su Instagram @carolademoras en noviembre del año pasado.

Carola de Moras: “Toda la vida me ha gustado alabar a las mujeres, porque si no somos pro género y no nos potenciamos, pucha, ¿quién…?”

Autor: Fran Varela / 29 abril, 2021

“Periodista, modelo, recientemente estrenada mamá, conductora de televisión, de radio, miscelánea, entretenida, simpática, empoderada. Me gusta. Nadie le ha regalado nada y se lo ha ganado con el sudor de su trabajo y con mucha constancia”.

Esta fue la presentación que Carolina de Moras le hizo a Vale Ortega durante una conversación que ambas figuras televisivas tuvieron por Instagram en el programa que la primera conduce.

“Muchas gracias por esa tremenda presentación”, respondió la invitada, iniciando un diálogo sobre lo importante que es el apoyo entre mujeres y ayudarse:

De Moras: “Toda la vida a mí me ha gustado alabar a las mujeres, porque de verdad que si no somos pro género y no nos potenciamos, pucha, ¿quién? Porque nos amartillamos tan duro.

“Y si uno te mira en retrospectiva, tu carrera ha sido a punta de aprender y atreverse. Te invitan a un programa, vas, vas y animas, vas y eres notera. Las has hecho todas. Entonces no solo tienes un súper background y un profesionalismo impresionante por todo lo que has hecho, sino que todo lo que has aprendido, lo has intentado y lo has logrado”

Ortega: “Que tierna Carola. No esperaba esas lindas palabras”

De Moras: “Porque hay que cuidarnos, no decirnos como ‘ay, esa rubia’”

Ortega: “No. Y eso pasa ene últimamente, sobre todo con las redes sociales. Si bien ahora gracias a los movimientos feministas y al concepto de la sororidad se está hablando mucho más de eso. Pero igual existen comentarios que aportillan, chacoteros y del mismo género, entonces es como ‘pucha, chiquillas, no. Para allá no es el camino’.

“Afortunadamente de a poco como género, como gremio, se está empezando a tirar para adelante y a darle para arriba nomás. Si más encima son escenarios súper complejos los de ahora, es súper raro vivir una pandemia que ya lleva un poco más de un año y es como ‘¿me voy a tener que acostumbrar a vivir así?’.

“Entonces ya uno está con sus propios demonios luchando en el día a día, entonces imagínate. Nos sirve a todas apoyarnos un poquito más, sin duda”

De Moras: “Leía algo en Facebook que me llamó mucho la atención, de una tienda del sur, pero lo encontré muy real y tiene que ver con nuestra idiosincrasia y de cómo también somos malos amigos los chilenos.

“Decía como ‘cuando Kylie Jenner o cualquier famoso, no sé, Antonio Banderas, lanza un producto, la gente hace filas para comprar los productos de gente que sabemos que no solo está haciendo un producto más por marketing y porque le va a llegar mucha plata, sino que no necesita en realidad’. ¿Pero cuántas veces apoyamos a nuestra amiga, amigo, al vecino, al del barrio que empezó a emprender en una pyme?

“¿Cuántas veces le reposteamos su emprendimiento que partió con esfuerzo en su casa y empezó a hacer fuerza para atreverse? ¿Cuántas veces le prestamos ropa a esa persona? Súper poco”

Ortega: “Es súper poco. De repente existen esos esfuerzos, pero hay que empujarlos, ‘oye, acuérdate’. Y ‘ah, sí, verdad’. Pasa mucho”

De Moras: “Puede ser alguien conocido, un compañero de curso, un ex pololo, lo que sea, empezó a emprender y tú no lo reposteas. O te contó que estaba haciendo empanadas, ¿cómo no le cuentas a todo tu vecindario?. ¿Cómo no le compras una empanda?”

Ortega: “Ese es el punto, ¿cómo no le compras una empanada?. Una vez me pasó, en una Gala del Festival estaba en un programa entrevistando a muchos youtubers, y entre medio llega una youtuber chilena, seca.

“La encontré tan buena que dije ‘uno después tiene que ver cómo se arregla para la Gala y todo’. Y le escribí, ‘oye, ¿cuánto cobras?’. ‘No, Vale, yo feliz lo hago por canje y así tú me publicitas’. ‘Sí, te voy a publicitar, pero igual es tu pega, ¿cómo no te voy a pagar por eso?’.

“Un día me dijo ‘te juro que nunca me había pasado, todo el mundo busca la cosa por canje’. Y como decías tú, hay una idiosincrasia del ‘ya poh, soy tu amiga, que sea gratis’, cuando debe ser al contrario, ‘si soy tu amiga más te apaño’.

“La pandemia nos ha ayudado a aprender cosas que antes eran súper normalizadas y que hoy día, sobre todo con los emprendedores que les ha tocado más difícil que nadie, de esta nueva normalidad que saquemos al menos cuentas buenas”.