*

Glamorama
Diana Bolocco emocionada al hablar de su madre, en una imagen tomada de la pantalla de Mucho Gusto, en Mega.

La emoción de Diana Bolocco: «Mamá, si me estás viendo, yo no tengo nada que perdonarte. Te amo…»

Autor: Fran Varela / 7 mayo, 2021

“Yo tuve una etapa difícil con mi mamá en que yo fui muy pesada en la adolescencia, me rebelé», contó Diana Bolocco en Mucho Gusto.

A propósito del Día de la Madre que se celebra este domingo, los rostros del matinal de Mega se refirieron a sus mamás.

En ese contexto Bolocco se emocionó al compartir la siguiente reflexión:

“Si hay algo que me emociona es hablar de mi mamá. Ha sido un año y medio difícil porque mis papás son grandes. Mi papá tiene 88 años y mi mamá tiene 85 y los hemos protegido. Pero también pienso que uno se está perdiendo sus últimos años y eso no va a volver.

“A mí me emociona mucho hablar de mi mamá porque yo la encuentro a ella lo mejor del mundo, es una súper señora, es maravillosa, es liviana, no tiene mochilas, es súper espiritual, muy poco apegada a lo material en todo sentido”

José Antonio Neme: «¿Y tu relación con ella? Yo siempre pregunto eso porque para mí ha sido un tema en mi vida”

Diana Bolocco: “Yo tuve una etapa difícil con mi mamá en que yo fui muy pesada en la adolescencia, me rebelé. Mi mamá perdió un hijo, entonces ella fue protectora conmigo, que yo era más chiquitita, muy aprensiva”

José Antonio Neme: “Cuando tu hermano murió, ¿tú tenías?”

Bolocco: “Ocho años. Entonces fue muy protectora y muy aprensiva conmigo, y a mí no me gustaba porque yo era adolescente y yo quería salir. Entonces choqué mucho con ella, con la rigidez, con los pocos permisos que me daba y fui muy pesada. Y hoy día mirándolo para atrás me siento súper mal por eso”

Neme: “¿Y tú como mamá?”

Bolocco: “Como mamá soy muy poco aprensiva, yo creo que por lo mismo. Mis hijos grandes me dicen ‘mamá tú eres pésima para retar, no sabes retar’. Y es verdad, me cuesta por lo mismo, porque quiero darles mucha libertad, pero libertad con responsabilidad, ojo.

“Tengo la suerte de tener unos niños maravillosos a los que tampoco tengo que ponerles muchos límites. Pero sí me cuesta acordarme de mi período de adolescencia y de lo pesada que fui con mi mamá y me arrepiento”

Neme: “¿Y le pediste perdón alguna vez?”

Bolocco: “Sí. Las dos nos hemos pedido perdón. Mi mamá fue criada… En algún momento hablé aquí de mi abuelo, él era alemán, lo tocó la postguerra, en fin, era muy rígido mi abuelo y crió a mi mamá de esa misma manera.

“Mi mamá me contaba que cuando chica había un frasco de dulces arriba del piano de su casa y tenía que pedirle permiso a su papá para sacar un dulce. Era una educación muy muy rígida. Y ella de grande, cuando yo crecí, me pidió perdón por no haber sido más cariñosa, pero ella es lo más cariñosa del mundo, lo que pasa es que lo demuestra de otras maneras.

“Así nos hemos perdido perdón las dos, nos hemos abrazado. Mamá, si me estás viendo, yo no tengo nada que perdonarte. Te amo”.