*

Glamorama
Francisca Imboden en una imagen tomada de la pantalla de Mucho Gusto, Mega, en 2018.

«Antes del boom de las teleseries de Sabatini se usaba mucho meter chiquilla modelo y lolo modelo… Algunos sí tenían un talento, pero era el 0,01%», recuerda Francisca Imboden

Autor: Fran Varela / 22 junio, 2021

«De todas maneras el prejuicio siempre estuvo», dice Francisca Imboden sobre las diferentes formas de prejuicio que existían en el mundo actoral en el período en que comenzó en las teleseries.

La actriz de 49 años fue uno los rostros de la época dorada de las telenovelas chilenas dirigidas por Vicente Sabatini en TVN en los años ’90.

Imboden partió en Oro Verde y también figuró en Iorana, La Fiera, Romané, Pampa Ilusión y más.

Ahora la profesional participó en el podcast Reyes del Drama, que se emite en redes sociales, donde recordó sus inicios en las producciones dramáticas de la pantalla chica y se refirió los prejuicios que existían en esos días:

“Yo empecé haciendo tele en primer año, pero haciendo tele en Teleduc, una cosa que daban en Canal 13 muy temprano, donde aprendías a hacer tu casa, a destapar tu wáter, miles de cuestiones así. Una de esas era un curso para profesores jefes y ahí fuimos a casting todos los compañeros. Mi primera experiencia con la tele fue ahí».

Imboden relató que, mientras estaba en la Escuela de Teatro tuvo acercamientos profesionales con Vicente Sabatini, los cuales solo se concretaron terminando sus estudios:

“Pasaron siglos, salí de la escuela, formamos esta compañía de Los Querubines, hacíamos teatro infantil y ahí Vicente me dijo ‘ya poh, venga al casting’. Hice casting común y corriente, con 50 personas, varios días, ya tenía guagua, me acuerdo que le pedí a un amigo que me tuviera la guagua.

“Y ahí recién entré, pero entré con el güatazo de que me había pasado una vez, ya con dos hijas, ya sabiendo cuánto cuestan las cosas, viviendo en una casa que compartíamos tres grupos familiares más.

«Entonces fue desde abajo súper bien, con un personaje además que era de la pandilla ecológica (en Oro Verde), de los cabros jóvenes, con la Claudia Burr, con Pablo Schwarz, Álvaro Morales, Remigio Remedy, con profesores míos, estaba Tito Noguera, la Paz Irarrázabal, José Soza.

“Pero lo bueno es que entré, entre comillas, ya cachando y sabiendo que uno no podía creerse nada por estar acá y había que puro agradecer y trabajar bien. Fin. Así que fue bueno, porque ya estaba cómoda.

«Además, es loco entrar cuando ya tienes hijos. No tenía auto, pero tenía hijos. Entonces había un sentido de la responsabilidad con el trabajo, con ser profesional, con esto yo me estaba alimentando, pero también alimentando el espíritu, porque estaba dejando de hacer teatro por hacer esto. Fue bien consciente y bien responsable la partida, bien poco cabra chica.

“De todas maneras el prejuicio siempre estuvo. Estaba más incluso antes, porque antes del boom de las teleseries de Sabatini se usaba mucho meter modelos, chiquilla modelo y lolos modelo, que evidentemente no lo hacían tan bien. Algunos sí tenían un talento indudable, pero yo te diría que era el 0,01% de las personas que trascendieron. Algunos siguen haciéndolo y lo hacen increíble, porque tienen un ángel y una cosa, pero no la tiene todo el mundo.

“Entonces el prejuicio estaba peor. Pero en cuanto a mi curso, ya les caía medio mal por haber estado trabajando en Canal 13, entonces yo no tenía el prejuicio, porque ya había visto que se trabajaba profesionalmente, aunque fuera una cosa chica. Y además me daba más rabia el prejuicio, porque lo habían hecho contra mí.

“Sobre todo porque entré en una teleserie con el Pepe Soza, Delfina Guzmán, con Eduardo Barril, pura gente seca, pura gente que uno admiraba profundamente y respetaba. Entonces que me dijeran que estaba haciendo fábrica de salchichas, sí, alguna parte sí. Pero perdón, estaba aprendiendo ene y es súper digno el trabajo cuando uno lo hace bien y con la importancia que se merece”.

En tanto, Cristián de la Fuente contó hace un par de meses que en los inicios de su carrera experimentó los prejuicios hacia los intérpretes sin estudios y con buen look que mencionó Imboden.

Parte de las declaraciones del actor y conductor de 47 años fueron:

“El señor Sabatini con el cual yo no trabajé y creo que no hubiera trabajado nunca, no porque yo no quisiera, sino porque él me tenía una rabia que nunca entendí por qué, dio un titular en una entrevista. En esa época dijo ‘modelos trabajando en teleseries es lo mismo que carniceros como médicos’. Gran frase. Gran frase del señor Vicente Sabatini en una época en donde la gente decía bastantes cosas y dolorosas.

“Yo lo único que quería era empezar a actuar y por eso me fui a Estados Unidos, para trabajar tranquilo y que nadie me webeara. Pero por eso me carga Sabatini, tú querías hacer cosas y si querías actuar en la calle, si quieres ser animadora y si quieres hacer lo que tú quieras, hazlo».