*

Glamorama
Fernando Solabarrieta en una imagen tomada de la pantalla de De Tú a Tú, en Canal 13,

«Fui en la vida coleccionando logros que no me hacían mucho sentido… Y no eran para mí, sino que para que me quisieran»: el proceso de Fernando Solabarrieta

Autor: Equipo Glamorama / 13 junio, 2021

«Yo sentía de forma inconsciente que, si no generaba logros, no me querían», cuenta Fernando Solabarrieta.

Esta y otras confesiones del periodista y comentarista deportivo de 50 años formaron parte de una entrevista que dio al programa De Tú a Tú, conducido por Martín Cárcamo en Canal 13.

Solabarrieta se refirió al proceso que comenzó hace más de un año para superar su problema con el alcohol, luego de haber sido desvinculado de TVN tras un episodio en pantalla. «Había siempre algún momento en el año donde yo pasaba el límite, me excedía», declaró.

Habló de la carrera como futbolista del mayor de sus tres hijos y dijo que «mi apellido lo ha cagado».

En tanto, junto a Ivette Vergara contaron cómo han llevado sus 25 años de relación y 20 de casados.

El periodista examinó sus altos y bajos y realizó reflexiones sobre su vida como la siguiente:

“Mi padre pensaba que iba a ser un gran abogado, un gran médico. ‘Papá, no, voy a estudiar periodismo’. Me lo aceptó, pero él quería otra cosa.

«Saqué como 690, que era un buen puntaje, pero periodismo en esa época requería sobre 715, porque eran pocos cupos en la Católica y la U (de Chile). Mi padre me dice ‘bueno, ¿qué quieres hacer?’.

“Yo sentí que, en esa vida de coleccionar logros para sentirme querido… Lo que te estoy contando es algo que he descubierto en el último tiempo, que es súper profundo. Yo sentía de forma inconsciente que, si no generaba logros, no me querían.

“Y fui en la vida coleccionando logros que a mí no me hacían mucho sentido y no sabía por qué. Y en el fondo es porque no eran para mí, sino que para que me quisieran.

“Chucha… (se emociona) Y eso ha marcado mi vida mucho. Y por lo mismo que sentí que en esa oportunidad a mi padre lo había decepcionado.

“Entonces mi padre dijo ‘ok, hacemos un esfuerzo y te preparas un año más. Yo te lo puedo pagar’. Y le dije ‘no, papá, quiero una universidad ya y sacarme este fracaso’, entendiendo que había fracasado. Y por eso llegué a una universidad privada. Llegué a un mundo muy diferente al mío”.