*

Glamorama
El príncipe Harry y Meghan Markle, los Duques de Sussex, en una foto publicada en el Instagram @sussexroyal en enero de 2020.

Nació Lilibet Diana, hija del príncipe Harry y Meghan Markle cuyos nombres son en honor a su abuela Lady Di y la Reina Isabel

Autor: C. F. R. / 6 junio, 2021

Este viernes a las 11.40 nació en Los Angeles, Estados Unidos, Lilibet ‘Lili’ Diana Mountbatten-Windsor, hija de los Duques de Sussex, el príncipe Harry y la actriz estadounidense Meghan Markle.

La nueva nueva solo se dio a conocer por las oficinas de prensa de los padres.

Los nombres de la niña son en honor a Diana Spencer, su abuela, y a la Reina Isabel II, su bisabuela, a quien en su círculo íntimo familiar la llaman Lilbet.

El comunicado de los padres anuncia:

«El 4 de junio fuimos bendecidos con la llegada de nuestra hija, Lili. Ella es más de lo que podríamos habernos imaginado y agradecemos todo el amor que nos hicieron llegar y las oraciones desde todo del mundo. Gracias por su constante bondad y apoyo durante este tiempo muy especial para nuestra familia».

En tanto, la oficina de prensa de los Sussex publicó otro comunicado, que dice:

«Lili nació el 4 de junio a las 11.40 AM en el Santa Barbara Cottage Hospital, en Santa Barbara. Pesó 3,48 kilos. Tanto la madre como la niña se encuentran bien de salud en su hogar.

«El nombre Lili es en honor al apodo de su bisabuela. Diana es en honor a su adorada abuela, la Princesa de Gales.

«Es el segundo hijo de la pareja, junto a Archie Harrison Mountbatten-Windsor, de dos años. El Duque y la Duquesa disfrutan de este especial momento familiar y les agradecen sus buenos deseos y oraciones».

La Duquesa de 39 años vivió su segundo embarazo en la mansión de 14 millones de dólares en Montecito, Los Angeles, California, donde la familia se «exilió» hace más de un año, cuando renunciaron a sus obligaciones como integrantes de la familia real.

Allí tienen de vecinos a estrellas de la industria de Hollywood, entre ellos a Oprah Winfrey, magnate de las comunicaciones quien les hizo una «bombástica» entrevista emitida en marzo de este año.

En la primera parte de la conversación, emitida en Estados Unidos por la cadena CBS, Markle acusó de racismo a la familia real británica y que en un momento lo estaba pasando tan mal que tuvo «pensamientos suicidas constantes».

En tanto, Harry confirmó los dichos de su esposa y aseguró que “tenía miedo de que se repitiera la historia de mi madre”, refiriéndose a lo que vivió Diana de Gales, quien murió en un choque mientras era perseguida por los paparazzi en 1997.