*

Glamorama
Antonella Ríos, María Luis Godoy y Alvaro Rudolphy (quienes participan en el portal salu2.com) y Daniel Fuenzalida en imágenes de archivo tomadas de la pantalla. Excepto Rudolphy, foto AGENCIA UNO.

«No me parece que utilicen el nombre de instituciones para lucrar…», critica Daniel «Huevo» Fuenzalida sobre portal que vende saludos de rostros televisivos con parte de las ganancias a beneficencia

Autor: Equipo Glamorama / 22 junio, 2021

«Creo que es una mierda lo que estás haciendo, pero no te estoy juzgando…», fueron parte de las frases hacia Luis Sandoval en el programa Me Late, donde es panelista, luego de que contó “ahora grabo saludos para la otra parte… Eso va destinado también a una fundación”.

En el programa de farándula que emite el canal TV+ hubo una discusión de más de media hora donde el productor y animador del programa de farándula Daniel «Huevo» Fuenzalida y los otros panelistas, Sergio Rojas y Paula Escobar, no estuvieron de acuerdo con que un porcentaje de las ganancias del portal chileno salu2.com, que vende saludos de famosos, vaya a fundaciones de beneficencia.

El mencionado sitio web ofrece saludos personalizados (en video) de un amplio grupo de personales de la televisión, el mundo actoral, deportivo, modelos, influencers de Instagram y músicos, entre otros.

En la lista figuran Alvaro Rudolphy, Delfina Guzmán, Ignacia Allamand, María Luisa Godoy, Yann Yvin, Eduardo de la Iglesia, Pablo Mackenna, Hugo Valencia, María Jimena Pereyra, Horacio de la Peña, Marcelo Vega, Jhendelyn Núñez.

Se incluyen decenas de nombres más. También el chef Alvaro Lois, rostro de Somos un Plato, franjeado de TV+, y el mencionado Luis Sandoval.

Sandoval explicó que se trata de saludos personalizados según lo que soliciten los interesados, que cada uno de los personajes intenta hacerlo de la mejor calidad posible y que, de las ganancias, un porcentaje lo recibe el rostro, otro el dueño del portal y otro instituciones de beneficencia determinadas.

En Me Late comentaron que es posible que algunas de las figuras donen la totalidad de sus ganancias a estas instituciones y mencionaron que podría ser el caso de María Luida Godoy, aunque no lo contaron como un dato confirmado.

Luis Sandoval entregó sus argumentos y también Alvaro Lois a través de un contacto. En tanto, la crítica sobre el asunto de las instituciones se repitió y persistió.

Estas son partes seleccionadas de la conversación:

Luis Sandoval: “Ahora grabo saludos para la otra parte”

Daniel Fuenzalida: «¿Te tienen que pagar por un saludo? ¿Cómo es eso?”

Sandoval: “Eso va destinado también a una fundación”

Sergio Rojas: “¡Sale con ese cuento de la fundación!”

Sandoval: “En serio. ¿Para qué voy a estar mintiendo?”

Fuenzalida: “¿Tú cobras y llega a tu cuenta un saludo? ¿Llega plata para ti?”

Sandoval: “Sí, llega plata para mí, llega a la…”

Fuenzalida: “¿Y cuánto has ganado hasta el minuto?”

Risas en el set.

Sandoval: “Que me sirva para la bencina”

Rojas: “¿Cuánto has ganado poh?”

Sandoval: “No voy a decir eso”

Rojas: “Son como dos mil pesos los que te llegan”

Sandoval: “Si partí hace poquito, la semana pasada”

Fuenzalida: “¿Y cuánto se paga por un saludo tuyo?”

Sandoval: “Depende de cada rostro. En el caso mío, doce lucas”

Fuenzalida: “De las doce lucas, ¿cuánto va para la fundación?”

Sandoval: “No voy a decir eso”

Rojas: “Pero el cuánto por ciento, ¿el 50%, 60%?”

Sandoval: “Va a destinado a una fundación…”

Fuenzalida: “Pero da lo mismo la fundación. ¿Cuánto va a ti? ¿Un 30%, 40%. ¿Y cuántos saludos has concretado?”

Sandoval: “He grabado como siete saludos”

Revisan el portal en pantalla.

Fuenzalida: “¿Alfredo Alonso está ahí y cobra plata? ¿Es que sabes? Se me caen todos en definitiva. ¿Sabes por qué? Porque ellos no deberían cobrar un peso. Tenemos un involucrado acá, pero esas doce lucas, las diez lucas, deberían ser todas directo… Hasta el Pelao (Álvaro) Lois está ahí. ¡No! ¡Ya!

“Quiero decir algo. ¿Saben qué? Esto está genial. Felicito a la gente del portal, pero esa plata debería ser en su totalidad…”

Sandoval: “Seguro tú vas y le donas toda la plata a la fundación…”

Rojas: “Es distinto poh Lucho”

Sandoval: “Es un trabajo”

Rojas: “Está bien, pero creo que un saludo, es mi opinión y no te estoy juzgando, amigo, no te estoy juzgando. Creo que es una mierda lo que estás haciendo, pero no te estoy juzgando. Escúchame bien. Yo creo, con el cariño que te tengo, que un saludo no debiese cobrarse. O lo que dice Daniel, toda la plata ir a la fundación”

Sandoval: “Te piden tres mil saludos y tienes que hacer los tres mil saludos”

Rojas: “Hago lo que puedo poh, los que tengo ganas, porque no es una obligación saludar a alguien”

Fuenzalida: “Para, para… Yo le pago altiro al Coke Hevia (incluido en la lista que ofrece el referido portal) y que nos mande un saludo con lo que pasó allá en Brasil. Tendría que responder por diez lucas poh.

“¿Y el saludo lo puedo pedir como quiera? ¿Puedo decirle a Coke Hevia ‘un saludo para Arturo Vidal desde Brasil’?”

Sandoval: “Lo que pasa es que te llega la petición de saludo y tú puedes aprobar o rechazar el saludo. Si tu encuentras que está dentro de algunos rangos.

“Insisto. Yo creo que la gente, muchos cumplen el sueño de conocer a su celebridad, de que le llegue un saludo. Obviamente no van a tener acceso de otra forma, ¿o crees que algún famoso te va a pescar?”

Rojas: “Ahí se ve la calidad del famoso, porque por Instagram puedes llegar a todo”

Paula Escobar: “Yo creo que hay mercado para todo. El consumo es lo que manda”

Rojas: “Está bien, Paula, pero entonces no lo disfracemos de una ayuda social”

Fuenzalida: “Yo estoy con Sergio. El portal, fantástico. Ojo ahí. Hay una pega: vamos a buscar saludos y el portal se va a llevar el 20% de tus saludos. Pero dejamos atrás las fundaciones y que esto sea un negocio. Tú dices ‘a Luis le va a tomar una horas del día el mandar los saludos y eso hay que remunerarlo. Por lo tanto, él va a cobrar doce mil pesos por saludo’.

«Hasta ahí está todo fantástico. Pero no mezclemos la institución. Al mezclar la institución creo que estamos cayendo en un error”

Sandoval: “Hay tres fundaciones a las cuales va destinada parte de la recaudación de los saludos de los famosos… No sé qué actor te gusta, no sé, Zabaleta. Yo, por ejemplo, estoy en mi casa y llamo a una Mayte Rodríguez, y quiero pagar diez lucas por tener un saludo personalizado. Y qué importa a mi si la plata va para ella o una fundación”

Rojas: “¡Obvio que te tiene que importar poh Lucho!”

Sandoval: “No poh, yo estoy pagando por mi saludo. Qué me importa a mí”

Fuenzalida: “Perdona. El que pide el saludo, a él no le importa nada”

Sandoval: “Por eso”

Fuenzalida: “El famoso sí se debería preocupar”

Sandoval: “Estoy hablando de la gente”

Escobar: “¿Pero a ti te parece que es poco ético y moralmente reprobable que un famoso venda su saludo? Cuestionable para nosotros, en particular. ¿Pero que ese famoso cobre por ese saludo y se quede íntegramente con la plata a ti no te parece?”

Fuenzalida: “Lo que no me parece a mí es que utilicen el nombre de instituciones para lucrar, gente de un portal. Así no. Lo que se está haciendo acá es, ok, si esto va a ir a una fundación, entonces lucra el famoso, que ya harta plata tiene con sus deberes de todos los días, y lucra el portal.

“Entonces, o hacemos saludo netamente para la fundación o decimos que esto es derechamente para que lucre un portal y el famoso”

Rojas: “Claro, es no mezclar o tratar de disfrazar esto como beneficencia”

Sandoval: “¿Pero por qué no puede ir un porcentaje?”

Escobar: “En el fondo es que no se meta la beneficencia. Saquemos como ese click”

Sandoval: “¿Pero por qué no podría ir un porcentaje de la plata recaudada a…?”

Escobar: “Pero eso es como tu opción personal, ¿o no?”

Sandoval: “Es que también es un negocio. Insisto, muchas personas sueñan con un saludo, con tener algo personalizado para tu mamá, tu abuelita, tu tía, y quieren tenerlo. ¿Por qué no puedes tenerlo?”.