*

Glamorama
Lucho Jara y Karla Constant en una imagen de archivo tomada de la web.

«Puede ser que ahora no te llamaron y ya no estás. Pero yo nunca voy a dejar de creer que Lucho Jara es un tremendo animador…», opina Karla Constant

Autor: Equipo Glamorama / 2 agosto, 2021

«Puede ser que ahora no te llamaron y ya no estás. Pero yo nunca voy a dejar de creer que Lucho Jara es un tremendo animador. O sea, nadie puede quitar tu condición», opina Karla Constant.

La animadora de 48 años, rostro de Mega y quien trabajó en ese canal con Jara en Mucho Gusto, expresó su parecer sobre el giro que tomaron los matinales luego del estallido social y las salidas de pantalla de compañeros de trabajo como el cantante y José Miguel Viñuela.

Constant conversó con Fran García-Huidobro en el espacio Noches Velvet, que se emite en Instagram y esto fue parte del diálogo:

Fran García-Huidobro: “El tema de los matinales. Los matinales han sido un tema muy importante y, al mismo tiempo, muy cuestionados y modificados a través de la contingencia. ¿Qué te pasa a ti con el Mega, con la salida de la Paty Maldonado, de Lucho Jara y lo último que pasó con Viñuela? ¿Tienes una opinión al respecto?

Karla Constant: “Para que no metamos a todos en la misma bolsa, hubo un cambio de lo que la gente quería o lo que los canales de televisión interpretaron de lo que la gente quería de los matinales. De repente se transformaron en programas muchísimo más informativos, programas de muchísima opinión más política o de especialistas. Todo cambió. Chile cambió.

“Entonces el péndulo se fue hacia un lado. Ahora todos están haciendo lo mismo, que es completamente distinto hace dos años, donde el matinal era entretención, acompañar, informar, era un poco de todo. Y de repente el péndulo se fue solo a la información.

“Y en esa información se fue gente que en ese minuto no se vio dentro de esta estructura que podría funcionar. Yo estoy haciendo una lectura de lo que hasta leí en los portales informativos y la información que a uno también le entregaban.

“Los programas están cada vez más a cargo de periodistas y más cargados a la noticia. Están más parecidos al alargue de un noticiario de la mañana.

“Y dentro de las reestructuraciones de programas hay gente que. lamentablemente, para ciertos directivos o para el público ya no va más, no calza, que no es lo que yo pienso, pero bueno… Las cosas van cambiando. Los programas se van reestructurando. Hay programas que no van más. La moda también va cambiando. Hay evolución.

“Pero eso no tiene nada que ver con la calidad profesional de la gente que ya no está. Es ahí donde yo quiero hacer una diferencia. Puede ser que ahora no te llamaron y ya no estás. Pero yo nunca voy a dejar de creer que Lucho Jara es un tremendo animador. O sea, nadie puede quitar tu condición…”

García-Huidobro: “Estoy 100% de acuerdo contigo. La gente no pierde su talento. A veces la televisión cambia y uno cabe en un espacio y en otro no. Pero en el caso de José Miguel Viñuela tiene que ver con una cuestión bien particular, el corte de pelo. Que tú y yo trabajamos en la tele y sabemos que las cosas son mucho más complejas de lo que se ve al aire. En el caso de José Miguel, ¿qué opinas tú?”

Constant: «Lo quiero mucho. Fue mi compañero de trabajo durante mucho tiempo. Y lo mismo que dije de Lucho lo diría de él. José Miguel Viñuela es un gran animador. Tiene muchos talentos. Él mismo lo dijo, y por algo pidió disculpas. Y en este minuto su camino lo está llevando hacia otro lado. Solo Dios sabe si el día de mañana él va a volver. Es que esta vida es misteriosa. Y no es porque yo sea zen o mística. es que la vida es misteriosa.

“De repente has planificado un montón de cosas y pah, pah, pah, te viste en otro lugar, haciendo otro tipo de cosas. Y tal vez vuelves. No lo sé. Lo que te quiero decir es que todos los que no están, no solamente los del matinal de Mega, que para mi no han dejado de ser los profesionales tremendos que considero que son. A veces uno tiene traspiés, comete errores, pero por eso uno tiene que aprender, reestructurarse, volver a pararse, y tal vez la tele ya no va a ser más tu camino. Tu camino es otro».