*

Glamorama
Belén Mora y Toto Acuña en una imagen tomada de la pantalla de Los 5 Mandamientos, en Canal 13.

«Lo que más quería era tener un hijo con el Toto… Que el Toto viviera la experiencia de tener la conexión biológica con un ser humano», cuenta Belén Mora sobre su embarazo

Autor: Fran Varela / 23 septiembre, 2021

«Es súper deseado y estoy súper feliz», afirmó Belén Mora sobre su segundo embarazo.

La comediante y su pareja, Toto Acuña, fueron los protagonistas de un capítulo de Los 5 Mandamientos, programa que conduce Martín Cárcamo en Canal 13, donde hablaron, entre otro temas, de su relación de nueve años y del primer hijo que esperan. Ella tiene un adolescente de 17 años y él aún no es padre biológico.

Esta es una transcripción del diálogo:

Toto Acuña: “Yo creo que la mujer es la primera en enterarse, empieza a sentir cosas, cambios. La Belén hace rato que me venía diciendo ‘me siento rara’, que ‘las pechugas’, que no sé qué. Y a mí me pasó que yo soñé que tenía un hijo. Yo soñé que teníamos un hijo y, como ya habíamos tenido la pérdida, no le conté el sueño a Belén, para no decir ‘pucha, él está soñando con tener un hijo’, que produjera una tensión que era innecesaria. Entonces me guardé el sueño. Pero soñé con un niño.

“Y cuando la Belén me dice ‘acompáñame al doctor para ver qué onda’, con esto del covid uno queda afuera y entró sola. Entonces cuando sale la Belén empieza como a bailar y yo ‘¿qué onda?’. ‘Estoy embarazada’, me dice. ‘¿En serio? Bacán’. Nos abrazamos y todo. ‘Va a ser niño’, le digo yo. Así que ahí vamos a ver”

Martín Cárcamo: «Tú ya haces tu predicción. Lo más importante es que venga súper sano. ¿Cómo fue para ti vivir esta experiencia? Porque tu hijo mayor tiene 17”

Belén Mora: “Al principio con mucho miedo. Me dio mucho miedo de perderlo, las primeras semanas lo pasé mal en ese sentido, porque tenía miedo de ir al baño y ver sangre, porque venía de una pérdida muy reciente.

“El Toto ahí fue muy apañador. Cuando fuimos al doctor… Ay, me voy a poner a llorar. Son las hormonas. Pero cuando fuimos al doctor y escuché los latidos fue ‘ya…’”

Cárcamo: «Tranquilidad”

Mora: «Sí. Pero es súper deseado y estoy súper feliz. No se me nota porque yo soy la energía a mil y ahora ando un poquito más lenta. Pero es porque este ser humano me está comiendo la vida y tengo dos corazones bombeando ahora. Pero estoy feliz.

“Lo que más quería era tener un hijo con el Toto. Más que tener otro hijo, era que el Toto viviera la experiencia de tener la conexión biológica con un ser humano. Porque ha sido tan buen papá con Samuel, con quien no tiene una conexión biológica, que yo siempre decía ‘es que si tuviera un hijo el weón sería pero ya…’ Así que eso”

Más tarde:

Cárcamo: “¿Tú estás con antojos?”

Mora: “Muchos”

Acuña: “Desde que la conozco está con antojos (ríe)”

Mora: “En la vida yo soy antojada, siempre quiero comer”

Acuña: “El otro día tenías ganas de tomar agua mineral con gas helada”

Mora: “Dejé la bebida y la estoy reemplazando por el agua mineral con gas, y el otro día me dio una desesperación. ‘Toto, necesito tomar agua mineral con gas helada’. Eran las diez de la noche y el Toto dijo ‘voy’. Me trajo un litro y medio de agua, le pegué dos sorbos y me quedé dormida”

Acuña: “¿Qué cuesta? El único problema es que hubiese estado cerrado”

Cárcamo: “Eres de muy buena voluntad en ese sentido. Estás viviendo esto como corresponde, como un acompañante, entiendes perfecto el rol que tienes que cumplir. Eso es bonito”

Acuña: “Es que tiene que ser así, creo yo”

Mora: “Sí, pero tú lo das por sentado porque eres un buen hombre. Pero no todos los hombres lo hacen. Igual gracias por eso. Porque hay hombres que recién cuando nace la guagua generan una conexión o un vínculo. Tú el vínculo lo generaste altiro. Yo me pego así en la guata y Toto me dice ‘no le pegues’. A ese nivel”.