*

Glamorama
Raquel Argandoña y Daniel "Huevo" Fuenzalida en imágenes de archivo tomadas de la pantallas de YouTube y Canal 13, respectivamente.

«Anoche soñé con Raquel Argandoña. Que teníamos una relación de pareja y llegábamos de la mano a su departamento…», relata Daniel «Huevo» Fuenzalida

Autor: Equipo Glamorama / 9 octubre, 2021

«Anoche soñé con Raquel Argandoña. Es verdad. Soñé con Raquel Argandoña, que teníamos una relación de pareja, yo y Raquel. Y llegábamos de la mano a su departamento, su edificio, yo no conozco su casa», partió contando Daniel «Huevo» Fuenzalida en Me Late Prime.

El productor y animador del espacio de farándula en el canal TV+ relató su sueño en medio de una conversación en el panel con la tarotista Ada Castro, ganadora de la segunda temporada de Psíquicos, en Chilevisión en 2012.

Así continuó el diálogo:

Sergio Rojas: «Quiero dar crédito a lo que (Fuenzalida) está contando, porque esto nos lo contó incluso en el WhatsApp»

Daniel «Huevo» Fuenzalida: «El sueño era que yo tenía una relación de pololeo con Raquel Argandoña. Ibamos de la mano y llegábamos a su departamento, al departamento real. Yo no conozco su casa pero sí conozco donde vive.

«Entonces llegábamos a su departamento, subíamos y llegábamos a la pieza de ella y estaba sobre la cama Kel Calderón, de la misma edad de ahora, y Hernán Calderón hijo de niño, debe haber tenido unos doce años. El de niño. Kel de la misma edad actual.

«Con Raquel llegábamos de la mano, ambos de la edad real, y yo me ponía a conversar con Hernán Calderón (hijo). Kel no me pescaba mucho, me ignoraba, miraba a la mamá como diciendo ‘llegaste con este pastel’, una cosa así. Y ese es el sueño. Ah… Y después nos poníamos los cuatro en la cama a comer sushi»

Antonella Ríos: «Dentro del sueño lo importante es lo que te pasaba a ti»

Fuenzalida: «Sentía rechazo de parte de Kel. De Hernán no. De parte de Kel. Sentía como una distancia»

Ríos: «¿Pero amor con Raquel? ¿Así como que te gustaba?»

Fuenzalida: «No. Como que la relación venía funcionando súper bien. Larga. Era como el día a día de una relación»

Sergio Rojas: «¿Pero te sentías como erotizado?»

Fuenzalida: «No, no, no. En el día a día, una relación que uno llega a la casa, están los niños… ¿Qué significará eso?»

Ada Castro: «Yo creo que lo que tú viviste en ese sueño es lo que en la vida de Raquel pasa, que ella sigue viendo a su hijo como un niño. Que él siempre está como muy cerca de ella en todo lo que ella hace. Y ella por eso lo apoya tanto.

«En cambio, Kel es mucho más confrontacional y directa con sus ideas. Entonces evidentemente tú sientes el rechazo de la hija de Raquel en el sueño porque es la forma en que ella ve y expresa sus relaciones con las parejas de…»

Rojas: «¿Pero por qué Daniel se ve como pareja de Raquel?»

Castro: «Porque es como cuando tú te posesionas en ese lugar respecto de Raquel, no es que él haya sido pareja ni que vaya a ser»

Ríos: «Ni que le guste quizás»

Andrés Caniulef: «¿Puede ser que él haya hecho una lectura de lo que ella está viviendo? ¿En el fondo una cosa sico mágica?»

Castro: «Correcto. Sí»

Fuenzalida: «Además que con Raquel conversamos harto, conversábamos más antes, pero jamás nada. Como una relación de trabajo un poquito más cercana, de contarnos cosas, pero nada más. Y siempre le he tenido mucha buena a Raquel. Pero claro, esa proyección… Y ojo, yo no me acuerdo mucho de los sueños, y de este me acordé. Y se los llegué contando».