*

Glamorama
Andrea Molina en una imagen tomada de la pantalla de Pero Con Respeto.

«Desayuno, mesa para cuatro y había dos actrices. ‘¿Me puedo sentar con ustedes?’. ‘No, es que estamos esperando a las otras chiquillas…’», recuerda Andrea Molina sobre rechazo que sufrió grabando Sucupira y Sussi

Autor: Equipo Glamorama / 21 octubre, 2021

«El entorno era muy peludo porque eran puras actrices y cuidaban su pega», recuerda Andrea Molina sobre su incursión en la actuación, primero en la teleserie Sucupira, en 1996, y luego en Las Historias de Sussi, en 1997.

Entonces la figura televisiva de 51 años había participado en algunos programas con roles como el de una de las modelos de Motín a Bordo, que animaba Felipe Camiroaga en TVN. Luego de Sucupira y Sussi fue conductora de programas en franja prime, noticieros y el espacio de servicio Hola Andrea.

La ex diputada estuvo en Pero Con Respeto, late con Julio César Rodríguez en Chilevisión, donde recordó el ambiente que enfrentó en sus días de actriz. Esta fue la conversación:

Julio César Rodríguez: “Tú estuviste en la escuela de talentos de TVN»

Andrea Molina: “Sí. Y de ahí empiezas a hacer estos vuelitos en el canal para que me contraten en el área dramática, que fue la ‘Señorita Luna’, que fue mi primer personaje, en Sucupira”

Rodríguez: “Te contactan y te dicen ‘te tenemos un papel chiquitito’”

Molina: “Y yo feliz. Para mí era estar el Hollywood. Además, no era actriz. Claro que me tocó vivir las peladas. Pero no importa. Para eso estaba ahí”

Rodríguez: “Oye, ¿y se pasaba bien grabando?”

Molina: “Yo lo pasaba bien. Igual era heavy. El entorno era muy peludo, porque eran puras actrices, y cuidaban su pega, que era fantástico. Pero si tenías condiciones y lo hacías bien, bueno…”

Rodríguez: “¿Te tocó enfrentar eso cuando partiste con Sucupira? Que eras la modelo que llegaba a meterse ahí. Y después con Sussi”

Molina: “Sí poh, obvio”

Rodríguez: “Porque además (el papel) lo había hecho Marcela Osorio (en la película Sussi, en 1987)”

Molina: “Todas actrices espectaculares. Yo era una aparecida. Yo venía pasando por ahí. Y quedé. Ni yo me la creía”

Rodríguez: “Porque en ese tiempo, me recuerdo, se hablaba ‘¿por qué ella, que no es actriz?’, ‘es la modelo del programa Motín a Bordo’. ¿Lidiaste con eso? ¿Tuviste que enfrentarlo?”

Molina: “Sí, totalmente. Desde estar grabando, como cuando nos fuimos a Zapallar, a toda esa zona donde se grababa, en la playa, Maitencillo, todas esas zonas que fueron las locaciones de Sucupira.

«Amanecías a tomar desayuno y te ibas a sentar al comedor del desayuno, había una mesa para cuatro personas y había dos actrices. Tú decías ‘¿me puedo sentar con ustedes?’. ‘No. Es que estamos esperando a las otras chiquillas’. ‘Ah, ya, no te preocupí’. Y te sentabas al otro lado, sola, sola.

«Era parte del proceso. Decía ‘no importa, no importa… Sí estoy aquí. Lo que importa es lo que haga cuando digan ‘acción’. Y el resto…’

Rodríguez: “Pero igual hay que tener el cuero duro, porque a veces eso te bajonea todo”

Molina: “No me bajoneaba. Lo convertía en…”

Rodríguez: “Con Sussi”

Molina: “Fue peor”

Rodríguez: “Y fue público, porque salió un reportaje de gente hablando, ‘¿por qué ella va a hacer Sussi? No es actriz’”

Molina: “Y nos ganamos el premio a la ‘mejor serie del año’. Eso fue maravilloso cuando me paro y nos nombran. Yo miré arriba y dije ‘gracias, Dios. Gracias, gracias’, porque nos ganamos el premio. Nos sacamos la cresta. Trabajamos full. Fuimos equipo. Y todo eso quedó atrás”

Rodríguez: “¿Y cómo se vive ese proceso de la crítica versus tus compañeros? Porque había que remar con la serie… ¿Alguna vez no dudaste y dijiste ‘me estoy metiendo en un forro’?”

Molina: “No, porque no tenía ninguna conciencia, Julio. Ninguna. Si iba para adelante y sentía que todo era parte de una aventura hermosa que me estaba dando la vida”.