*

Glamorama
Simón Oliveros y José Antonio Neme en imágenes tomadas de la pantalla de Mucho Gusto, en Mega.

Neme: «Me mandan un pantallazo donde tú estás como dolido con nosotros. ¿Es así? Desahógate». Simón Oliveros: «Tú sabes que te quiero… Jamás voy a andar con cahuines»

Autor: Equipo Glamorama / 14 octubre, 2021

«Quiero hacerte una pregunta. Paren esto», dijo José Antonio Neme al inicio de un contacto en vivo con Simón Oliveros, quien se encontraba en la calle para iniciar un despacho noticioso en Mucho Gusto.

El coanimador del matinal de Mega continuó:

«Aparte del tema político, voy a hacer un paréntesis del mundo del espectáculo. Tú eres una estrella del mundo del espectáculo, aunque tú no quieras reconocerlo. Eres un rostro. Un rostro versátil, que va a salir rey guachaca cuando retomemos las elecciones, las que realmente importan, que la gente te quiere y que la gente te abre su corazón.

«Y el otro día me mandan un pantallazo donde tú estás como dolido con nosotros. ¿Es así? Desahógate, Simón, desahógate”.

El anfitrión de Mucho Gusto se refiere al posteo que Oliveros -movilero del matinal y coanimador desde julio de 2020 hasta que se integró Neme en abril de este año- realizó en su cuenta Instagram y a los posteriores comentarios que hicieron sobre la publicación en el espacio de farándula Que Te Lo digo.

El posteo es el siguiente:

A raíz de esta publicación en Que Te Lo Digo comentaron, en pare:

«Simón, cuando pensó que se iba a quedar un rato más, llegó José Antonio Neme como un huracán, un huracán de millones, porque llegó ganando plata como loco. Y de repente, catapún, cataplán, a este pobre cabro lo tiraron para la calle.

“Nosotros les contamos que lo iban a dejar en la calle. Y ahí su respuesta fue ‘bueno, yo soy un soldado que sirve para cualquier frente’. La típica respuesta políticamente correcta. Pero todos sabíamos que Simón no estaba contento, si ya se había comprado unas camisas en 24 cuotas, precio contado, y todavía las está pagando, pensando que las iba a ocupar como animador del matinal”.

En tanto, esta fue la respuesta de Oliveros a la interpelación de Neme en Mucho Gusto:

«José Antonio, ¿tú crees que esa prensa de farándula tomó el teléfono y me llamó y preguntó qué es lo que yo había querido decir o cómo estaba yo?. Me mandaron un WhatsApp. Puro cahuín nomás, puro cahuín. Lo que hice yo, dame un segundo…”

José Antonio Neme: “Te doy un segundo”

Simón Oliveros: “Permíteme tomarme 30 segundos. Con la música de Ricky de fondo, quiero decir algunas cosas. Yo, la gente que me conoce, sabe que no tengo problema con nadie. Yo soy livianito de sangre. Yo jamás voy a andar hablando leseras por detrás. Si tengo que decir algo, voy y se lo digo. Llevo seis o cinco años en el canal. Si tengo problemas con la jefatura voy y le digo ‘¿saben qué? Pasa esto’

“Yo soy un hombre nacido y criado en el Mega. Qué voy a andar con cahuines, ventilando cosas como ambiguas, lateralizando cosas. No, no, no. Yo lo que subí fue una foto que decía lo siguiente: ‘A veces uno no se siente valorado, a veces uno está arriba, está abajo. Pero lo que realmente importa es el cariño de la gente’. (Gente) Que en esa pauta nos la demostró con afecto, porque le dimos la vitrina a través del Mucho Gusto, como siempre lo hacemos, para que puedan expresarse y decir.

«No tiene ninguna ciencia más que eso. Le dieron una vuelta larga.

“Y lo que a mí me molestó es que no me preguntaron a mí, no me llamaron. Cuando tienen que preguntar por José Antonio, ¿a quién llaman? A uno. Llaman, le preguntan y uno no les responde. ¿Por qué vamos a entrar en polémicas? ¿Por qué tengo que hablar de terceras personas? Eso a mí no me gusta. Y si tienen mi teléfono, me podían haber llamado.

“‘¿Está enojado? ¿Está amurrado? ¿Tiene hambre? ¿Tiene frío?’. Frío tengo, porque estoy solo acá. Pero nada más que eso, querido José Antonio. Tú sabes que te quiero a ti, al equipo y a todos y jamás voy a andar con cahuines por fuera. Jamás. He dicho. Caso cerrado”

Neme: “Muy bien. A mí lo que diga la prensa del espectáculo, ellos tienen el derecho de hacer el trabajo que quieran hacer. Pero a mí me preocupa tu estado de ánimo. Esa era realmente mi preocupación, de que no estuvieras incómodo”.