*

Glamorama
Francisco Melo junto a Alvaro Rudolphy, Francisco Pérez-Bannen y Sigrid Alegría en una foto de Alguien Te Mira, en TVN.

«Ya no importaba la escena de sexo, sino la cantidad de sangre que iban a poner en la escena…», recuerda Francisco Melo sobre el debut de las teleseries nocturnas policiales

Autor: Equipo Glamorama / 10 octubre, 2021

“Ya no importaba tanto la escena de sexo, sino la cantidad de sangre que iban a poner en la escena y cómo te la ibas a sacar, para no irse tan ensangrentado a la casa. Eran otros los problemas técnicos que había», analiza Francisco Melo sobre la llegada de las teleseries nocturnas policiales.

El clásico rostro de las telenovelas chilenas se refirió a Alguien Te Mira y ¿Dónde está Elisa?, en las cuales actúa, en una conversación por Instagram con Teresita Reyes. Este fue su relato:

“Era bien impresionante estar en esas producciones que generaban tanto impacto en el cotidiano, en el día a día. Súper hollywoodense. Hoy en día además todos los temas policiales son las series que uno más ve en Netflix.

“Anticipándose a lo que venía, notablemente, en ese sentido me saco el sombrero con respecto a la Quena Rencoret (directora del parea dramática de TVN y actualmente de Mega) y hacia dónde ella estaba llevando su imaginario, porque se adelantó. Hoy en día es lo que más se vende, mientras más misterioso y descubrir quién es el asesino es el juego de siempre.

“Fue notable. Alguien te Mira (2007), después vino ¿Dónde está Elisa? (2009), que tenía lo mismo, ¿quién era?

“Yo recuerdo haber tenido una conversación con Andrés Velasco, así como en el camarín cambiándonos de ropa, pensando en ¿Dónde está Elisa? y diciendo ‘¿quién va a querer ver esta weá? Todo el rato el weón buscando a la hija, buscando a la hija’. Y fue un fenómeno, porque estaba bien conducida, estaba bien hecha.

“Nosotros pudimos haber tenido ciertos resquemores, de repente la gente no va a querer ver esta sangre, asesinatos, y la vieron igual. Tuvimos esa conversación, ‘es súper riesgosa y la gente se quiere reír’, el típico discurso, ‘demasiados problemas en la vida, el Transantiago, van a llegar tarde, vienen cansados, quieren reírse un rato’. Y no.

“Por eso mismo la fórmula no está escrita, porque sino siempre uno haría weas que triunfan. Yo me saco el sombrero con la Quena porque es la conduce el barco, pero el creador es el Pablo Illanes (autor de ambas telenovelas mencionadas), su cabeza perversa.

“Cabezas cortadas, la cabeza de Andrés Velasco metida adentro de un refrigerador, todo era así. Y pasaban soplado y la gente feliz. Funcionó, quizás en otra época no hubiese funcionado, pero ahí funcionó”