*

Glamorama
Pamela Leiva publicó fotos de su matrimonio, en Instagram, en mayo de 2017.

«No es que el matrimonio me haya costado tanta plata… (Pero) Las deudas fueron todas adquiridas durante la relación, me tocó hacerme cargo yo sola. Más de $ 30 millones», cuenta Pamela Leiva

Autor: Equipo Glamorama / 22 noviembre, 2021

«Me salió caro enamorarme”, afirmó Pamela Leiva en Pecados Digitales.

La comediante estuvo en el último capítulo del estelar exhibido por Mega junto a Carmen Gloria Bresky y Thiago Cunha. En la sección «deep test» del programa fue consultada por su matrimonio con el publicista Carlos Segura.

El casamiento se celebró en mayo de 2017 y, al año siguiente, Segura le pidió la separación. La ex chica reality que se hizo conocida en 1810 contó que quedó a cargo de pagar las 60 cuotas de 300 mil pesos cada una del crédito que pidieron para la fiesta matrimonial.

Ahora estas fueron las respuestas de Leiva en el mencionado espacio televisivo:

“¿Estás soltera?”

Pamela Leiva: “Sí, estoy soltera. Divorciada más bien”

“¿Te arrepientes de haberte casado?”

“Para nada. Es que la fiesta estuvo muy buena. Todo lo demás no estuvo tan bueno, pero la fiesta, hasta el día de hoy tengo caña. Estuvo muy buena”

“¿Y deudas?”

“Es que con la pandemia tuve que repactar, así que todavía me quedan unos años más por seguir pagando. Pero no me arrepiento ya”

“¿No fue un error tampoco?”

“No”

“¿Qué fue lo peor que te dejó tu fallido matrimonio?”

“Las deudas poh. Aclaro, no es que el matrimonio me haya costado tanta plata, ese fue un chiste que hice. Pero la verdad es que las deudas fueron todas las deudas adquiridas durante la relación, de las cuales me tocó hacerme cargo yo sola”

“¿Qué te debe él?”

“(Se ríe) Me debe… O sea, ya pagué casi todo. Pero más de 30 millones de pesos. Me salió caro enamorarme”

“¿Se lo has cobrado?”

“No, porque entre cónyuges no existe la estafa. Entonces cuando me sucede todo lo que me sucedió yo conversé con abogados y la verdad es que era muy difícil.

«Y en ese momento yo dije ‘tengo dos opciones, o gasto la energía en reconstruirme yo o gasto la energía en tratar de recuperar la plata’. Y decidí por mí. La plata es plata y espero recuperarla algún día, trabajando eso sí”.