*

Glamorama
Juan Pedro Verdier en una imagen tomada de la pantalla de La Divina Comida, en Chilevisión.

«Yo estuve internado en una clínica de salud mental durante 40 días. Y lo converso sin ningún problema…», manifiesta Juan Pedro Verdier

Autor: Equipo Glamorama / 31 julio, 2022

«Yo lo pasé mal durante bastante tiempo y no entendía cómo hacer para no pasarlo mal. Y también hace dos años me diagnosticaron déficit atencional con híper actividad, que yo tampoco sabía que lo tenía. Entonces, cuando uno es diagnosticado de adulto empieza a entender, ‘¡ahhh! Esto pasaba en el colegio!’, ‘¡ahhh! Esto fue por lo que yo hice esto'».

Este fue el comienzo del relato de Juan Pedro Verdier sobre salud mental.

El comunicador, esposo de Karen Paola, con quien tiene un hijo, estuvo en el último capítulo de La Divina Comida, donde se refirió a su labor de difusión de contenidos sobre el asunto.

Así continuaron sus palabra en el programa de Chilevisión:

«Mi sicóloga finalmente me dijo ‘tienes que empezar a aceptar como naturalmente eres’. Y lo otro que hago es replicar muchos de los conocimientos que yo encontré y ‘uh, esto es bueno’. Simplemente pongo la cita de quien lo dijo y mostrarlo para que alguien lo mire y diga ‘ahhh’.

«Es muy tabú. Por ejemplo, yo subo cosas de tecnología y tienen un montón de likes. Y después pongo una cosa de salud mental e inmediatamente me llegan los DM, los mensajes directos. Y es impresionante ver la transparencia con la que las personas te manifiestan algo tremendamente doloroso, o privado, o que no sabe nadie de su familia. Pero al ver que hay una pequeña salida, un espacio para hablar del tema, te dicen ‘escuché lo que dijiste. A mí me pasa esto, no sé qué hacer’.

«Yo estuve internado en una clínica de salud mental durante 40 días. Y lo converso sin ningún problema porque me parece que, así como cuando alguien se quiebra una pierna y todos lo apoyamos y queremos que se sienta mejor, hay que abordar esto. Sobre todo ahora que con la pandemia se incrementó muchísimo».

Posteriormente, Verdier contó en detalle el episodio que gatilló su posterior internación: el robo de datos informáticos que sufrió en 2017, lo que derivó en un hackeo al teléfono de su esposa y publicación de fotos privadas de ella. «Me morí, lloré, vomité sangre, me arrastré por el piso, me quise matar», declaró.