*

Glamorama
Pato Sotomayor en una imagen tomada de La Divina Comida, en Chilevisión.

«Yo quería salir en la tele, fui a todos los casting, a todos los programas y después veía el capítulo y tú cara nunca salía…», comenta Pato Sotomayor

Autor: Equipo Glamorama / 21 septiembre, 2022

“Yo quería salir en la tele, fui a todos los casting, a todos los programas y después veía el capítulo y tú cara nunca salía», recordó Pato Sotomayor.

El periodista que se hizo conocido como notero en los matinales La Mañana del 13 y Pollo en Conserva, en la década del 2000, estuvo junto a Raquel Argandoña, Geraldine Neary y Leo Rey en un capítulo de La Divina Comida emitido hace un par de semanas.

Este fue el diálogo donde Sotomayor contó cómo llegó a aparecer en la teleserie colombiana Betty La Fea:

Raquel Argandoña: “¿En qué teleseries hiciste de extra?”

Pato Sotomayor: “Amor a Domicilio, El amor está de Moda, Marrón Glacé, Tic Tac”

Aragandoña: “¿Cómo llegaste a hacer Betty La Fea?”

Sotomayor: “Porque yo trabajaba en La Mañana del 13 y me mandaban a hacer puros backstage, que eran súper fomes, y viene Betty La Fea a Chile. Un camarógrafo me dice ‘Pato, este es tu momento. Ahora o nunca en tu vida alguien te va a ver, juega a que estás enamorado de Betty La Fea’.

“La cuestión funcionó, enganchamos súper bien con la actriz, con los personajes, y un día alguien dice ‘¿por qué no vas a Colombia a hacer los backstage?’. ‘¡Obvio! No me paguen. Me pago yo el pasaje, no hay problema’. Hice los backstage y un día el libretista me dice ‘tú, ¿quieres actuar en Betty La Fea?’.

“‘¿Cuándo?’. ‘Hoy’. Y así actué en Betty La Fea. Estuve en varios capítulos. Era un periodista que entrevistaba al cuartel de las feas cuando Betty volvía. Después estuve en Pedro El Escamoso, actué en varias teleseries en Colombia.

“Hasta que me asaltaron en Colombia, me dejaron en pelota. Me voy de vuelta un día al aeropuerto, con todas mis cintas, con mi ilusión de mis notas grabadas. Nos paramos en un cerro a hacer la última presentación y sale de atrás una horda de gente ‘¡el money, el money! ¡Y sáquense la ropa! ¡Y los vamos a matar!’.

“Se llevaron la cámara, el auto, todo, y quedamos tirados en pelota. Diez minutos después pasa un auto de policía colombiana, ahí llegué a la comisaría y nos llevaron a la embajada. Después me mandaron otra vez a Colombia y me dio cólico renal, terminé hospitalizado, y ahí dije ‘no voy más a esta weá’”.