*

Glamorama
Cecilia Bolocco en una imagen de su programa Todo por Ti enviada por Canal 13.

Cecilia Bolocco: «¿Quién no se equivoca? ¿Quién no dice una barbaridad? Juro no hacerlo nunca más. Pero las cosas que me han dicho han sido tremendas…»

Autor: Equipo Glamorama / 30 noviembre, 2022

«Las cosas que me han dicho, en un 99,9% mujeres, han sido cosas tremendas. Y doy gracias a Dios que soy grande, vieja y arrugada, como me han dicho, que no me afecta, por cierto, porque todos vamos para allá», expresa Cecilia Bolocco.

La ex Miss Universo, animadora y diseñadora de vestuario, de 57 años, realizó una transmisión por Instagram de 19 minutos para explicar y ofrecer disculpas en reiteradas ocasiones, por la broma que realizó, en una transmisión anterior, referida al sobrepeso, las tallas de vestuario y la salud.

Muy emocionada, Bolocco manifestó:

“Mi apostolado hoy es que no nos hagamos daño. Que nos aceptemos, que no discriminemos, a nadie y por nada. Vuelvo y lo repito. Ni por cómo luce, ni por su tamaño, ni por su raza, ni por su color, ni por su condición social, ni por su pensamiento político.

“Miremos a los ojos a la gente. Abracémonos como país. Hay mucho odio, hay mucho resentimiento, y no sé de dónde viene y por qué está tan fuerte, latiendo con tanta fuerza hoy en nuestro país.

“Yo quiero que seamos un país inclusivo de verdad. Y por eso jamás discriminaría. Si yo les contara lo que leí este fin de semana entero, porque no he borrado esa broma estúpida que dije, porque quise que todos vieran el live y en qué contexto se generó. Un juego, una tontera. ¿Quién no se equivoca? ¿Quién no dice una barbaridad?

“Prometo no hacerlo nunca más. Juro no hacerlo nunca más. Al menos conscientemente. Pero las cosas que me han dicho, en un 99,9% mujeres, han sido cosas tremendas. Y doy gracias a Dios que soy grande, vieja y arrugada, como me han dicho, que no me afecta, por cierto, porque todos vamos para allá. Me voy a arrugar más y voy a tener cada vez más años.

“Pero la verdad es que quienes piden no ser denostadas, denostan. Nunca vamos a recibir aquello que no entreguemos. Cuando entregamos amor, recibimos amor. Cuando entregamos odio, recibimos odio. Y necesitamos aprender a abrazar al que piensa distinto.

“Y vuelvo y repito. Yo no discrimino a nadie. No lo haré jamás, porque no va con mi esencia. Si herí a alguien, perdónenme desde el fondo de mi corazón.

“Otra cosa que digo: llevo más de 15 años trabajando en moda, pudiendo hacerlo en otra parte del mundo, para otra gente. Pero elijo hacerlo aquí, para Chile. Y lo hago para todas las chilenas, para las de todas las tallas.

“Y no discrimino con las tallas. No sé si esto traerá las tallas o no. Debería verse hasta el XXL (muestra la etiqueta de la polera que lleva puesta, la cual indica que está disponible también en talla XXL).

“Hago todas las tallas. Nunca ha sido mi intención dejar a alguien afuera. Y sé el dolor que pasan muchas mujeres que combaten contra los kilos. Y por eso lo vuelvo a repetir: lo siento profundamente.

“Conozco la discriminación. A mi me tocó abrirme camino como una mujer, hace 35 años, en el campo laboral. Y solo como ejemplo: cuando llegué a CNN llené un formulario y me preguntaron ‘¿cuál es su raza?’. Y en las alternativas decía ‘blanca’, ‘de color’, ‘asiática’ o ‘latina’.

“Y dije ‘supongo que soy blanca’. Me miré. ‘Pero también soy latina, ¿o no?’. Y fui a preguntar ‘¿qué relleno aquí?’. ‘Latina’, me dijeron, como diciendo ‘usted salga de aquí pronto de la oficina. No me venga a molestar. Usted no es blanca’.

“Bueno, marqué ‘latina’ y me quedó muy claro que era parte de una minoría. Y no solo era latina. Era la única chilena. Y no solo era latina y chilena, porque era minoría dentro de la minoría porque además era mujer y éramos dos en todo CNN. Y no solo era mujer. Tenía 24 años. Era muy joven. Y para colmo, había sido Miss Universo. Literalmente me miraban como diciendo ‘¿qué hace esta mujer en el mundo de los inteligentes?’”.