*

2014983.jpg

FOTOS! La rubia y espectacular hija surfista de Emeterio Ureta competirá en Abu Dhabi

Autor: admin_copesa / 7 octubre, 2014

Hay algo que la espectacular hija surfista de Emeterio Ureta siempre ha cuidado: hacer carrera sin tener que utilizar el nombre de su padre. Lo logró, porque la rubia Isidora Ureta a los 22 años no sólo tiene logros en el deporte, sino que también ya comenzó una carrera en televisión.

 

Eso sí que este fin de semana nadie le podía sacar la cara de chocho a Emeterio frente a las hazañas de su hija, que se lució surfeando en la única ola artificial de Sudamérica, en el Mall Sport de Santiago. Isidora fue una de los tres deportistas que triunfaron en la segunda fecha del circuito Flowride by Suzuki 2014, logrando, además, tickets para disputar el mundial de Flowboarding en Abu Dhabi, en los Emiratos Arabes Unidos, del 4 al 7 de diciembre.

 

A pesar de su edad, la hija del “Marqués del Arrayán” lleva cinco años en TV. En el canal Vive, de VTR, conduce el programa EcoSport. Aunque, más allá de su actividad televisiva, gran parte de su tiempo lo dedica al deporte y a sus estudios de periodismo. Práctica surf y snowboard desde pequeña, siendo su padre uno de los soportes primordiales.

 

“Estuvo todo el día apoyándome. En general, él está siempre conmigo, con la mejor sonrisa. Es el más chocho con este triunfo. Ahora está celebrando con los amigos, a quienes les cuenta todo”, cuenta ella en esta entrevista con glamorama.latercera.com

 

Ahora se va a Abu Dhabi a la competencia internacional…

 

“Es una oportunidad única. Nunca he estado allá, por lo que quiero conocer el lugar a través del deporte. Estoy alucinando con esto. Pretendo dar lo mejor de mí, entrenar más en el mes que queda. Vamos a ir con todo el team a representar a Chile de la mejor manera que se pueda”.

 

¿Cuál es la diferencia entre enfrentar una ola en el mar y una artificial?

 

“Es súper diferente. Pero el estilo que uno puede plasmar en la ola artificial es lo mismo que con el surf. Con las dos cosas uno siente la misma sensación de estar adentro de un tubo, pero claramente las condiciones en el mar cambian todo el rato, y en una ola artificial las condiciones son siempre las mismas. Es más constante y uno puede entrenar siempre, porque las condiciones van a estar iguales. No como en la playa, donde uno va y de repente la ola está más chica, o más grandew. LA ENTREVISTA SIGUE LUEGO DE LA SIGUIENTE FOTO:

 

Su papá debe estar súper contento con esto.

 

“Es un papá súper orgulloso y eso me gusta. Me ha inculcado todos los valores que tengo y me ha apoyado en el deporte desde chica. Gracias a él, y a la libertad que me ha dado, hoy puedo estar dedicándome, aparte del periodismo, a conocer Chile a través del deporte”.

 

¿Emeterio es su gran soporte?

 

“De todas maneras. Es mi mayor apoyo. Siempre ha estado conmigo. Me llevo súper bien con él. Tenemos una relación muy sana, buena y, aunque tengamos muchos años de diferencia, porque se casó cuando más viejo, no es un papá que se complique porque es más viejo. Al revés, ha estado siempre con la mejor sonrisa y apoyándome desde chica. Nos compró tablas de body, de surf, cuando más pequeños; nos llevaba a la playa y nos inculcó el amor por el mar, la naturaleza, la montaña. Gracias a él estoy haciendo todo esto”.

 

Desde chica que está metida en la televisión ¿Su papá le ha dado consejos en esto?

 

“Traté, desde un principio, que no fuera la hija dé. Más bien quise que fuera reconocida por mis propios logros y eso se plasmó un poco, porque entré por mi propia cuenta a un rubro que no tenía nada que ver con mi papá, que era el deporte.

 

“He podido mostrar Chile a través de esto, que los jóvenes se sientan representados y plasmar lo que vivo en el programa de TV. El me ha apoyado siempre y el gusto por las cámaras, y en general por los medios, lo agarré gracias a él. Le debo mucho”.

 

Hay una herencia familiar en el tema de las comunicaciones.

 

“Sí. Aunque no lo reconocía en un principio, ahora me doy cuenta que sí”.

 

¿Su papá es celoso?

 

“No. En el fondo, siempre me ha dado la libertad de que yo pueda estar con quien quiera. Me ha apoyado y no es celoso. El quiere siempre que yo sea feliz. Sólo me da dos reglas: que no me meta ni con alguien casado, ni con hijos, nada más. Y el resto, todo bien. El sabe que siempre he estado con gente deportista. Mis pololos generalmente lo han sido. En ese sentido, no es muy celoso. Me da la libertad que yo quiero”.

 

¿Está pololeando?

 

“Llevo unos meses. Se llama Spiro Razis, deportista. Se dedica a andar en skate”.

 

El también debe estar chocho con su logro de este fin de semana.

 

“Sí. El ya lleva harto tiempo dedicándose al deporte. Me aconseja harto y me da toda la seguridad, el apoyo”.