*

Glamorama
"China" Suárez negó todo lo que ah dicho Pampita de lo que ocurrió en el motorhome con Vicuña. IMAGENES: ARCHIVO / AMERICATV

¡Fuerte relato! “China” Suárez desclasifica cómo fue la violenta riña con Pampita en el motorhome

Autor: Carlos Zúñiga / 17 diciembre, 2015

De alto impacto: Finalmente “China” Suárez. Contó minuto a minuto, paso a paso, detalla detalle esa madrugada fatídica del sábado pasado en que Pampita entró al motorhome donde la joven y guapa actriz se encontraba con Vicuña. Allí la “intentó ahorcar” y “amenazo de muerte” –MIRE AQUÍ LA TRIFULCA QUE DIO INICIO AL ESCÁNDALO DEL AÑO-.

Suárez tiene 23 años, una hija, y filma en Buenos Aires la película El Hilo Rojo, un drama romántico con Benjamín Vicuña. Todo iba bien hasta que, a las tres de la mañana del sábado, Pampita llegó con unas amigas. Entró a los gritos al motorhome donde se hacía un alto a las grabaciones y, según cuentan testigos de la producción, agredió a “China”.

Después de esto la modelo argentina se descontroló. Inicio una guerra contra Vicuña y Suárez por Twitter y Whatsapp. Amenazó, advirtió e incluso publico imágenes tomadas de las cámaras de seguridad de su casa para demostrar que no estaba separada del chileno, que esa noche vio al Benja y a China “teniendo sexo” y que ella destruyó su familia –VEA ACA TODAS LAS ADVERTENCIAS E IMÁGENES DE LA POLEMICA-.

Pero Vicuña contratacó –MIRE AQUÍ EL DESMENTIDO DEL ACTOR-, también otros testigos. Pampita decidió borrar todos los mensajes y fotos incendiarias de su Twitter y ahora llegó la parte que faltaba. El testimonio de China Suárez, que confirma la riña, la violencia física y verbal, en un extendido relato, donde incluso lloró, en el programa Intrusos, del canal América TV:

“China” Suárez: “Lo único que tengo para decir es que yo estaba trabajando en la Costanera, en un exterior. Hay un motorhome que lo usamos todos. A veces somos cuatro actores, a veces somos tres, a veces uno. Sube la chica de vestuario, te deja el cambio; baja la chica de vestuario. Estaba la productora, estaba Benjamín, estaba yo recostada con una manta amarilla que me traje de Nepal. Me terminaba de comer una palta y entró una persona completamente fuera de sí.

“Prefiero no dar detalle, porque a mí no me gusta el escándalo. Lo único que tengo para decir es que yo fui agredida verbal y físicamente. Que me encantaría no estar contando esto, ni que nada de esto hubiera pasado. Fue muy triste. Estoy muy triste. Todavía me cuesta caer. Siento todavía que no me pasó.

“Después tuve que seguir trabajando, se paró el rodaje un tiempo largo, porque quedamos todos bastante impactados. Había más de cien personas: técnicos, gente de producción. Justo esa noche era un gran despliegue, porque había lluvia, Benjamín estaba empapado; llevaban con toallas, nos traían.

“Yo quedé metida en un problema que en realidad lo tiene Benjamín con su ex mujer. Es un tema de ellos. No voy a hablar de su relación. A mí no me importa. Es un compañero que conozco hace dos meses. No es mi novio. Y estoy metida en algo, diciéndolo guarro, ‘sin comerla ni beberla’. Porque es así, porque yo habló así con mi entorno. Así soy yo.

“Eso es todo lo que tengo para decir, que me veo metida en algo que no tengo nada que ver. Sé que muchas veces he sido soberbia con la prensa, o pedante, o me he comportado mal o he sido canchera. Es mi personalidad. Yo a veces reacciono como puedo. Pero soy auténtica y no miento. Y me manejo así y voy a seguir siendo siempre así. Pero esta vez no tengo nada que ver y no tengo por qué estar viviendo todo esto. O sea, no me lo merezco”.

Jorge Rial: “¿Vos estabas en el motorhome? ¿De quién era? ¿Lo compartías vos con Benjamín?”

Suárez: “Con todos. No es de Hollywood. Me encantaría tener un motorhome para mí sola, pero todavía no me lo dan. Con Guillermina Valdés, con Hugo Silva, el ‘español’, con Benjamín; viene la productora, viene la directora a pasar letra. Entra todo el mundo sin golpear. Es completamente mentira y no voy a jurar por mi hija, porque no quiero meterla en todo esto.

“Es completamente mentira. Y me apena mucha que se instalen tanto las cosas, ¿no? Eso ya está instalado y va a ser muy difícil que yo lo saque. Yo sé quién soy, sé perfectamente lo que estaba haciendo. Y lo mejor de todo es que había testigos. Así que yo me voy a dormir tranquila, pero nada, es horrible todo”.

Rial: “¿No estaba Benjamín?”

Suárez: “Estaba Benjamín, claro que sí. Estaba Benjamín, la productora. Hay fotos del escándalo. Claro que sí. Sí. Eran nuestros 15 minutos de descanso. Generalmente llegamos, nos tienen preparada comida o lo que sea, mantas, porque Benjamín estaba filmando debajo de la lluvia y es el motorhome de descanso de todos.

“Él estaba con toallas y tal, parado, no sé qué estaba haciendo en el ‘motor’, y yo estaba recostada con una manta de alpaca, que me traje de Nepal, amarilla. Solo eso.

“¿Desnuda? (suelta una risa) Yo no me desnudaría nunca en un motorhome en donde sube y baja gente todo el tiempo. No soy ese tipo de personas. Soy un poco más inteligente y más fría con esas cosas. Estaba trabajando y estábamos en el motorhome hace cinco minutos, porque tenemos cinco minutos de descanso.

“No quiero entrar en detalles, ni en ‘ella dijo, yo dije’. A mí no me gustan los escándalos, Jorge. Yo no me voy a pelear, no voy a hablar mal de ella. Entiendo el dolor de una separación, entiendo todo, pero no tengo nada que ver y no me gusta la mentira, por sobre todas las cosas.

“Mi versión es la verdad y hay testigos. Te repito, yo no voy a ir contra ella. No estaría acá sentada, con esta impunidad y tranquilidad, diciendo cosas que no son. Probablemente estaría en mi casa, escondida, sin hablar, diciendo ‘sí, chicos, me mandé una cagada, estaba haciendo esto’. Me encantaría estar diciendo eso, pero no es así y no voy a dejar que se digan mentiras de mí, porque no es verdad”.

Rial: “A ver, ¿te trató de prostituta en algún momento? ¿Dijo ‘esta es la prostituta de turno’? Otra palabra, obviamente”

Suárez: “Sí, fue verbal y física y en ningún momento me dejó de lado a mí. Pero bueno. No quiero entrar en detalles. No quiero entrar en detalles. Yo no soy de eso”.

Rial: “O sea, vos no me desmentís esto que te dijo, ‘esta es la prostituta’. Le preguntó a Benjamín: ‘¿Esta es la prostituta de turno?’”.

Suárez: “No escuché. Había demasiados gritos. No escuché. Ella estaba con dos amigas. Se estaban yendo a bailar a un boliche de por ahí, conocido, porque es lo que decían las amigas. Y había tantos gritos que yo no escuché. Yo, en cuanto me pude soltar, y bajar del motorhome, me fui, y ahí estaba la productora tratando de controlar un poco la situación y bastantes personas más”.

Rial: “Y físicamente, ¿te agarró del cuello como dicen, o de los pelos?”

Suárez: “Mmm… Prefiero no hablar de eso”.

Rial: “¿Pero qué tipo de agresión física?”

Suárez: “Agresión física… Yo soy una persona que no justifica la violencia con nada, nunca, ni la verbal ni la física. Prefiero ni acordarme de lo que pasó, porque me angustia.

“Soy sincera: tengo una parte medio en blanco, que me la tuvieron que decir un poco los que estaban ahí, porque me quedé como en shock”.

Rial: “Shockeada. Por eso digo esto, lo de la frase, ‘sos una prostituta de turno’, la escucharon”

Suárez: “Muchas cosas. Fueron demasiadas cosas juntas, demasiadas”.

Rial: ¿Y cuál fue la reacción de Benjamín a todo esto? ¿Él también era agredido?”

Suárez: “Sí, sí, los dos. No quiero entrar en detalles, porque me hace mal. No me gusta haber vivido eso. Nunca pensé que iba a estar en una situación igual en mi vida. Nunca. No me gusta. Es un tema de Benjamín y su mujer, que no sé si viene desde hace años. No tengo idea. Es un tema de ellos, que tiene que encarrilar y yo no tengo nada que ver. Yo fui contratada para hacer una película, él es mi compañero y me pasa todo esto. Así que no quiero dar detalles”.

Rial: “En un momento se dijo que ella lo había golpeado y le había fisurado un par de costillas aBenjamín. ¿Puede ser cierto esto? ¿Vos viste algún golpe? ¿Algo? ¿Zarandeo? ¿Gritos eran nada más?”

Suárez: “No quiero hablar de eso. Es muy delicado”.

Rial: “Yo te entiendo…”

Suárez: “Yo te entiendo, pero ustedes me conocen. Hay cosas… Yo no puedo creer que esté sentada hablando de esto y hay detalles que no prefiero dar porque no me gustan, no me corresponde”.

Rial: “No, y es incómodo. Y ella te acusa personalmente en un tuit, directamente, de arruinar la familia”

Suárez: “(Comienza a llorar) Sí… No me puedo hacer cargo de esas cosas, de nada, de absolutamente de nada”.

Rial: “¿Cuál es el tipo de relación que te une con Benjamín?”

Suárez: “Mira, nos presentaron hace dos meses, que empezamos con los ensayos. Trabajamos. Nos reímos mucho. Nos llevamos muy bien. Creo que es una gran persona, un gran padre. Siempre tengo buena onda con mis compañeros de trabajo. No he tenido problemas. Me pasó lo mismo con Esteban Lamothe en Abzurdah. Nos reíamos. Estamos haciendo una película que nos encanta. Obviamente Benjamín entró al grupo porque yo me hice muy amiga de la gente de Abzurdah…

“Entonces, es inevitable no generar un vínculo. Pero no es nada más que eso. Benjamín no es mi novio. Lo conozco hace dos meses. Nos estamos conociendo. Es una persona que… (ríe)”.

Rial: “¿Qué significa ‘se están conociendo’? ¿Hay un vínculo, hay un hilo rojo entre ustedes dos?”

Suárez: “(Ríe) No, no. Hoy no, no. Somos grandes compañeros. Y obviamente, después de lo que pasó, es inevitable, hablamos más, porque nos une un hecho en el que todos quedamos muy impactados, y no solo a él y a mí.

“Estaba la productora, la directora, todos los que estaban ahí estamos unidos y no podemos hablar otra cosa que no sea de eso que pasó hace, básicamente, cuatro días. Se está complicando mucho filmar, que era lo que no quería que pasara. Se olvida la letra, me olvido de la letra. Es una situación que no se la deseo a nadie. Pero bueno. Supongo que pasará y yo me siento tranquila porque puedo hablar. Yo no hablo nunca y sé que lo que estoy haciendo está bien”.

Rial: “Cuando vos decís esto, de que ‘nos estamos conociendo’, y cuando vos hablabas con Benjamín, ahora, ¿él te hablaba con un hombre divorciado, como un hombre separado?”

Suárez: “La verdad es que no se hablaba. No tengo muchos momentos de soledad con Benjamín, estamos mucho en grupo y era un tema de conversación. Sí. Claro que sí. De lo difícil de la separación con hijos de por medio. No sé. De cómo se hace. Yo puedo hablar desde mi experiencia. No soy nadie para dar consejos.

Rial: “¿Y por qué crees que decidió enfocar en vos toda su bronca y culparte a vos directamente, digo, sin medias tintas? En Twitter te arrobó, para que vos lo veas y te enteres, como la culpable de esa ruptura ¿Está loca Pampita? ¿Creyó ver en ese momento algo en el motorhome que no era?”

Suárez: “Creer ver algo es imposible. Y te lo digo yo. Es imposible. Si vio algo, vio algo ella. Vio algo que no vio ninguno de nosotros de los que estábamos ahí. Yo jamás diría una cosa así de ella. No la conozco. No tengo ningún problema con ella.

“Me encantaría que este tema se cerrara acá, ahora que veo que ella dijo que quería que se terminara. Yo quería dar mi versión, porque no me quería quedar de brazos cruzados, porque no me gusta que se mienta. Y ojalá para mí esto se termine acá. Yo quiero seguir la película, que me hace muy feliz; quiero estar con mi hija tranquila. Quiero que mi hija me vea bien. Quiero seguir mi vida tranquila como siempre”.

“Yo tengo testigos. Y no quiero llegar a eso, porque me parece horrible. No me gusta. No es una competencia, River-Boca. Yo no tengo ningún problema con ella. Es un problema de ellos dos. Yo estoy completamente afuera”.

Rial: “¿Pero por qué te elige a vos?”

Suárez: “Porque soy la compañera que está filmando con él, seguramente. No tengo idea. Eso se lo tienen que preguntar a ella. Yo te estoy contando lo que pasó. No soy la única que te lo puede decir”.

Rial: “Ella dice que entró y los vio haciendo el amor en el motorhome. Esto es lo que ella me va a decir y me lo va a jurar por los hijos”

Suárez: “Con la productora ahí mirando, con un chico de seguridad. Y a los cinco minutos me tenía que ir a filmar. No me arriesgaría nunca, chicos.

“Ella estaba fuera de sí. Entiendo a una persona en ese estado. Puede haber cosas que no son. Y no voy a decir más nada, porque no quiero meterme más en detalles.

“Me afecta en mi imagen. Me ensucia. Tengo marcas que me acompañan. Es muy delicado, porque me mancharon a un nivel…

“Yo no me hago cargo ni me voy a hacer cargo de ese título (de destruir la familia de Pampita) porque, primero, no estaba pasando nada en el motorhome, como dije, y segundo, es una persona que está separada hace seis meses. Entonces no me haría cargo jamás de ese título”.

“Yo lo único que contesté fue ‘tranquila’. No podía ni reaccionar. Y mirá que tengo carácter. Yo no me hago la bonita”.

Rial: “¿Tuviste miedo?”

Suárez: “Sí, claro que sí. Hoy tengo miedo… Tengo una hija muy chica. No me apreció lo que viví y no me gustaría volver a pasar por algo así… Me estoy asesorando con abogados para protegerme a mí y a mi hija. Pero no sé. Ahora nos reuníamos con los abogados. No tengo idea de cómo seguirá todo esto.

“En total, (la pelea) debería haber durado 10 minutos, que parecía una hora y media… La verdad es que estábamos todos impactados. No te voy a mentir. No fue una cosa que nos juntamos después y fue ‘ché, ¿qué pasó?’. Yo dije ‘quiero seguir con la filmación como sea’.

“Me retocaron el maquillaje, me retocaron el pelo, me metí en el auto, que era el plano final de la película. Los dos decidimos seguir con la filmación. Yo no lo vi en seguida a Benjamín, porque estábamos en una escena en el auto, y yo en un bar, en uno de los planos finales de la película. Pero quedamos todos muy impactados. Todos… Él se quería morir.

“La productora es la que separa todo. Es que no hay como un cuarto. Es un motorhome como si fuera una casa ‘chorizo’, como sin puertas. Hay una mesita, está el chofer, cuarto, con dos camas, unos sillones como para tirarse. Yo estaba con la manta amarilla y Benjamín estaba parado entre donde estaba la mesa y el cuarto… Si hubiera estado desnuda, la gente me hubiera visto desnuda caminando por Costanera, nunca haría una cosa así. Mirá que hago topless, pero tanto, no…

“Yo estaba recostada. Me había comido una palta en la mesa. Dije ‘me voy a poner horizontal, porque no puedo más con el disfraz’, con un jeans negro tiro alto, una musculosa negra, tapada con una manta amarilla. Benjamín, parado en el marco de la puerta. La productora, en la primera parte del motorhome.

“Abrieron la puerta y estaba el chico de seguridad, la chica de producción. Después vinieron todos los técnicos y gente más de producción. Cuando me fui de esa situación, me fumé cinco cigarrillos seguidos. Me acosté con tres almohadones, en uno de los silloncitos que hay, que son así (hace un gesto), con tres almohadones en los pies, porque tenía retención de líquidos y una manta amarilla, la manta de Nepal”.–