*

Glamorama
Juan Carlos "Pollo" Valdivia en una foto de la Teletón de 2016. FOTO: AGENCIA UNO

Juan Carlos “Pollo” Valdivia pierde demanda contra La Red

Autor: Cristián Farías Ravanal / 6 noviembre, 2018

La batalla legal del matrimonio de Juan Carlos “Pollo” Valdivia y Claudia Conserva llegó a su fin tras siete años. Ella ganó, en parte, y él perdió.

En 2015 Conserva ganó una demanda por más de 200 millones contra el canal privado por concepto de “lucro cesante”, luego de que fuera desvinculada, junto con su marido Juan Carlos “Pollo” Valdivia, en septiembre de 2011.

Y hoy La Red informa, a través de un comunicado, que la demanda de Valdivia, quien solicitaba una indemnización por perjuicios por más de $ 600 millones, fue rechazada en todas las instancias legales.

De esta manera finaliza la disputa en tribunales que inició el matrimonio de animadores contra La Red, después de que el canal decidió no seguir trabajando con ellos por supuesto incumplimiento grave del contrato que los unía hasta diciembre de 2012.

La pareja llevaba siete años en la televisora, donde conducían el matinal Pollo en Conserva. Valdivia, además, era el anfitrión del espacio nocturno Así Somos.

El 9 de septiembre de 2011, a una semana de la tragedia aérea de Juan Fernández, ambos presentaron una licencia médica por 15 días, otorgada por un siquiatra debido “a un cuadro de alta labilidad emocional, agravada por la muerte de su amigo Felipe Camiroaga”, como dicen los papeles judiciales.

El día lunes 26 de septiembre, cuando ambos debían regresar a sus labores, fueron citados a una reunión con el entonces director ejecutivo de La Red, Javier Urrutia, donde se les ofreció poner término al contrato de común acuerdo. Conserva y Valdivia no aceptaron y, esa misma tarde, el canal formalmente puso fin al contrato de ambos.

Poco después se inició la guerra judicial con acciones por ambas partes.

Una de las varias diligencias consistió en que Conserva y Valdivia demandaron a La Red a través de sus respectivas sociedades: C.M.C. Producciones y Asesorías, en el caso de la animadora; y J. C. V. Producciones y Asesorías, en el caso de su esposo. Ambos sostuvieron que la “terminación unilateral y anticipada” del contrato con el canal “fue injustificada e improcedente”.

Los montos solicitados como indemnización por el concepto de “lucro cesante” -es decir, las ganancias que el matrimonio dejó de percibir- fueron de $ 218 millones en el caso de Claudia Conserva, y $ 254 millones por parte de Juan Carlos Valdivia. Además, solicitaron en las respectivas demandas, otros $ 350 millones, cada uno, por el concepto de “daño emergente”. Es decir, por el daño a la imagen que supuestamente se les provocó.

En el caso de Conserva, se acogió solo la indemnización por $ 218 millones que solicitaba.

En cuanto a Valdivia, el canal privado informa que, en 2016, se dictó sentencia rechazando su demanda, la cual fue confirmada por la Corte de Apelaciones. Posteriormente, el animador interpuso ante la Corte Suprema un recurso de casación, que también fue rechazado.