*

Glamorama
Kel Calderón y "Toto" Torrealba fotografiados en el lanzamiento de la colección #VXKXNGX, que la joven realizó junto a Vesta Lugg. FOTO: EDUARDO ANGEL / GLAMORAMA

La muy privada relación de Kel Calderón que hoy salió a la luz y cuenta con la aprobación de Raquel Argandoña

Autor: Cristián Farías Ravanal / 11 enero, 2019

Desde el pasado Lollapalooza hasta los eventos en que Kel Calderón ha lanzado sus emprendimientos como figura de la moda, hay un hombre que siempre ha estado a su lado.

Y aunque hasta ahora no había aparecido en ninguna foto ni se había mencionado en ninguna crónica rosa ni panel de farándula, Alfredo “Toto” Torrealba González mantiene una relación con la hija de Raquel Argandoña desde hace más de un año.

El nombre con que se cataloga esta relación varía.

El diario La Cuarta lleva hoy en portada el tema y lo llama “romance”. Cataloga al veinteañero, odontólogo y pariente del alcalde de Vitacura Raúl Torrealba, como “el nuevo pololo” de Kel.

Sin embargo, la hija de Raquel Argandoña, al menos hasta hace unos meses, negaba que fuese su pololo.

La abogada e influencer de Instagram contaba que Toto era un muy, pero muy buen amigo. De esos que apañan en todas. Además, reclamaba porque supuestamente la prensa de farándula le “inventaba” romances con cada hombre que la veían.

Ya a mediados de año el joven era su compañero inseparable en Chile. El que la acompaña a las actividades con diversas marcas. El le tomaba fotos, grababa videos y está con ella en eventos privados y públicos, aunque siempre en un súper estricto bajo perfil.

Un ejemplo: en junio pasado, Kel y su amiga Vesta Lugg lanzaron una línea de ropa para la marca deportiva NGX. Se celebró un evento donde ambas fueron las reinas de la noche, el centro de todos los flashes. Allí también estaba Toto. Alejado de las luces.

Más tarde, cuando el ambiente con los numerosos medios de prensa que asistieron se calmó, Torrealba posó junto a Claderón Argandoña para el lente de Glamorama.

Hoy La Cuarta detalla que Alfredo también ayuda a la abogada en tareas más prácticas, pero igual de importantes. El diario dice que es él quien le cuida el departamento, e incluso saca a pasear a la perrita de la influencer, cuando ella realiza alguno de sus frecuentes y extensos viajes.

El grado de cercanía en la pareja es innegable y fuerte porque, además, Toto cuenta con la aprobación de Raquel Argandoña, quien por supuesto que lo conoce y lo ha recibido muy bien.

Kel en tanto, cuenta con el beneplácito de la madre de Torrealba, quien sí asume la relación de la influencer con su hijo como un “pololeo”.