*

Glamorama
Julio César Rodríguez muy emocionado en La Mañana. IMAGEN TOMADA DE PANTALLA / CHILEVISION

¿Por qué llora Julio César Rodríguez?

Autor: Equipo Glamorama / 19 enero, 2019

Julio César Rodríguez es el animador más sensible. Le cuesta mucho guardarse las lágrimas. Las historias humanas lo conmueven fácilmente.

En Primer Plano lloró desconsolado en muchas ocasiones con historias bonitas, o trágicas, o ejemplares, de diversos invitados. Cuando estuvo en El Cubo, fue el entrevistado que más se sinceró. Y esta semana en el matinal de Chilevisión se conmovió sin poder aguantar el llanto con la historia de Angel Prado.

Prado reside en Valparaíso y es padre de nueve hijos que cría solo desde 2017, cuando su mujer se fue de Chile.

El hombre ha hecho todos los sacrificios posibles por sacar adelante a su familia. Sin embargo, a veces necesita ayuda y, en vez de dársela, algunos organismos le han hecho dolorosas advertencias.

“Es muy complejo el hecho de que te digan que ‘tú te tienes que declarar incapaz como papá o sino nosotros (organismo públicos) te vamos a quitar los niños’. Yo recurro a la municipalidad de Valparaíso y me dicen exactamente lo mismo”, se desahogó en La Mañana.

Angel además estaba muy acongojado por un problema puntual: no tenía el dinero para matricular a Catalina, su hija mayor, en la carrera de Derecho en la Universidad de Valparaíso. Pidió apoyo de manera casi desesperada. Entonces, el animador se puso con el dinero:

Ángel Prado: “La Catalina egresó el año pasado, con todas las dificultades que hemos tenido, de cuarto medio, pasó con sus primeros lugares.

“En este momento está a punto de matricularse, que hoy día vence a las cinco de la tarde. Eso le pido en este momento a todo Chile… A Catalina necesitamos matricularla hoy día, porque hoy día vence a las cinco de la tarde. Nos hemos encontrado con todas estas dificultades”

Julio César Rodríguez: “¿Cuánto vale la matricula?”

Prado: “190 mil pesos. Y ella con su esfuerzo… Y en este momento, con todo esto que me han hecho, estoy trabado y es probable que a las cinco no alcance”

Rodríguez: “Yo me voy a poner…” (Julio César comienza a llorar)

Paulina Rojas: “¡Ay Julito! Bien. Mira, Julito está súper emocionado… La verdad es que los dos están emocionados”

Prado: “Gracias” (llorando también)

Rojas: “Ya estábamos muy conmovidos con esta historia previamente”

Rodríguez: “Lo veo tan complicado a usted, que resolvamos este problema altiro, porque si no voy a terminar angustiado.

“Una de las cosas por las que yo nunca quise trabajar en un matinal, nunca he dicho esto, es por estas cosas, porque soy súper llorón.

“Por eso no seguí estudiando Medicina, porque me afectaba mucho, y le hice el quite como cinco años a animar un matinal. Me lo habían ofrecido antes, pero estas cosas, a mí por lo menos, me angustian.

“Bueno, debí habérselo dicho en privado, pero lo hago con humor ahora: no va a ser la beca Cathy Barriga (risas). Después vamos a hablar de eso.

“Démoslo por saldado. Lo vi tan angustiado, lo veo con tanta pena, tanta frustración e impotencia, así es que resolvamos el problema de su hija y sigamos adelante para que la gente lo ayude en otras cosas”

Prado: “Gracias, maravilloso”.