*

Glamorama
Katherine Orellana en una imagen de archivo tomada de la web. José Aravena en una imagen de pantalla tomada de Primer Plano. Carolina Soto en una foto de archivo de Agencia Uno.

Kathy Orellana y Carolina Soto le responden a José Aravena, el bailarín de Rojo postrado por dura enfermedad

Autor: Andrés Cantuarias / 8 marzo, 2019

José Aravena ha tenido un destino extremadamente difícil. El joven que se hizo conocido como uno de los más llamativos y populares bailarines de Rojo, el espacio de talentos que hoy tiene un celebrado revival, está postrado.

El ex personaje televisivo hizo público en 2013 que era portador del VIH. Luego lo afectó una terrible enfermedad, llamada leucoencefalopatía multifocal progresiva, la cual lo tiene con dificultades al hablar y movilizarse.

José depende completamente, para todo, de su hermana, la cual lo recibió, lo cuida, y está a cargo del ex bailarín.

La situación del ex Rojo fue dada a conocer el año pasado en un amplio reportaje y entrevista en Primer Plano, donde el ex rostro de televisión manifestó que sus ex amigos y compañeros del programa de TVN se habían olvidado de él. Aravena hizo excepciones con algunos que sí lo siguieron apoyando.

Esta semana Intrusos volvió a exponer la muy difícil situación de José, quien repitió que sus ex partners de Rojo “se olvidaron de mí”.

Además, en el programa de La Red le consultaron por este tema a ex emblemáticos nombres del espacio que era conducido por Rafa Aravena, y estas fueron parte de las respuestas:

Jaime Davagnino: “No sé cuál es el grado o vinculo de amistad que tenían realmente. Cuando José salió de Rojo pasó mucho tiempo que se perdió de vista y no sé si mantuvieron después de que salieron del programa, si mantuvieron una relación de amistad así como cercana”

Carolina Soto: “Yo me acuerdo que hubo un evento a beneficio y yo fui con mucho cariño a ayudarlo. Y si hubiese otro, yo también iría. No es mi caso, por lo menos no es mi caso”

Kathy Orellana: “Yo con la (Coté) Quintanilla éramos como las más cercanas a él, porque yo con la Quintanilla compartíamos el mismo mánager, entonces había más afinidad con él. Después de Rojo nos íbamos a comer un sanguchito, íbamos pa la casa de él, lo íbamos a ver, o pelábamos mucho, tirábamos la talla. Siempre hubo mucha afinidad” -EL VIDEO AQUÍ-.