*

Glamorama
Douglas en una imagen de archivo tomada de la pantalla de UCV-TV.

Douglas sobre el ministro Mañalich: “Tenemos a un médico cirujano, que además es experto en el tema… Dejémoslo hacer la pega y dejemos de criticar…”

Autor: Equipo Glamorama / 18 mayo, 2020

Douglas relató su visión sobre la pandemía de covid-19, la labor de las autoridades y las medidas que se han tomado en Chile y otros países, entre otros temas.

Douglas Mario Rebolledo se contactó con el espacio que Angélica Castro transmite en vivo por el instagram de Velvet.

Esta fue parte de la conversación con el cantante de 49 años radicado en Miami junto a su familia:

Angélica Castro: “¿Qué nos pasará a nosotros? Porque debes saber, estás al tanto, conectado con Chile. Abrieron la posibilidad de no estar tan contenidos con la cuarentena y se destapó, creció la curva y ahora cuarentena total. ¿Qué nos pasa como chilenos que desobedecemos y nos cansamos de algo y vamos?”

Douglas: “Yo creo que es parte natural del egoísmo del ser humano y, principalmente, pasa porque las penas no son efectivas. No sé qué pasó con las 400 personas que estuvieron en la fiesta en Maipú. Yo no creo que ninguno de ellos esté preso.

“Pero, por ejemplo, hay medidas que son absolutamente desquiciadas. Ayer leía que el presidente de Filipinas dijo que a la persona que no respeta la cuarentena se le va a disparar a matar. Es una locura. Y por otro lado, (Vladimir) Putin dice que si sales en la cuarentena, o no estás 30 días en la cuarentena, pasas cinco años en la cárcel.

“Tú ves los resultados en esos lugares y las cuarentenas las cumplen. Yo no digo que hay que ser extremo. Pero, por ejemplo, Argentina implementó una medida buena, dentro de las malas que han hecho, porque han hecho todo mal.

“Pero dentro de las medidas, a la gente que sale en auto, se los requisan y se los sacan. Se lo dejan para el gobierno. Entonces, no va a querer ninguna persona salir el fin de semana largo en el auto e irse a la playa.

“Pasa también por las medidas. Y pasa también porque tenemos una muy mala clase política, que lo único que ha hecho en esta instancia, de todos los sectores, es hacerse zancadillas y competir quién le tira más barro al otro.

“Lo que pasa con la gente es que empieza a perder el sentido de la autoridad. Y si la autoridad dice algo, pero esa autoridad ya está totalmente denostada, la gente no hace caso. Y al no hacer caso, somos los mismos los que hacemos la cuarentena, somos los mismos los que tienen conciencia, y el que está dudando dice ‘si este otro lo hace, no pasa nada y lo hago’.

“No hay una conciencia. Duele mucho ver que gente, los millennials, que tanto critican el tema de la empatía, vayan a una fiesta con 400 personas, sabiendo que a ellos no les va a pasar nada, pero que va a haber mucha gente a la que van a contagiar”

Castro: “Ese es el problema de ahora. Que nosotros somos un arma, no porque te va a pasar a ti, sino que a cuántas personas puedes contagiar. Personas con el sistema inmunológico bajo, con cáncer, que deben dializarse.

“Es ahí donde uno debe tomar conciencia y preguntarse si yo realmente quiero a mi familia, a la persona de al lado. Por él me tengo que preocupar, no solo por mí. Es una forma de poder extender el que estemos mejor y con más libertad antes”.

Minutos después vuelven a abordar el tema.

Douglas: “Hoy día publiqué en Instagram algo de lo que decía un doctor, no sé si de TVN, que hablaba de que estamos en un momento muy crítico, muy especial.

“Y también hay que darle un poco de fe al ministro. Yo sé que el ministro no es un erudito en declaraciones. Lo hemos visto que no es su especialidad. Pero es una persona que estuvo 15 años en los hospitales públicos. Estuvo en el J.J. Aguirre durante 15 años. Y además tiene un postgrado en epidemiología en Canadá.

“Yo estuve viendo las estadísticas. Un porcentaje, entre los que están infectados, y los que se mueren, es mucho más bajo que en países desarrollados. Y que las medidas que está tomando Chile son muy parecidas a la de los países desarrollados y con un poquito más de restricción.

“Sin ir más lejos, Argentina, que lleva más de 60 días en cuarentena, tiene seis mil y tantos infectados, y han hecho muy pocos test, y se le han muerto más de 340 personas. En promedio, se han muertos cinco veces más en Argentina, y están en cuarentena total, que lo que ha pasado en Chile.

“Y se han preparado, con todo lo que han hecho, los respiradores mecánicos que se han comprado. En definitiva, no pueden evitar que la gente se contagie. Pueden evitar la curva, pero nos vamos a contagiar la mayoría de las personas. Pero el trabajo que están haciendo para sanar a las personas, donde hay un índice de recuperados de más de un cuarenta y tanto por ciento.

“Y uno dice ‘bueno, seguramente van a cometer errores’. Y muchos de los mismos alcaldes, que alegan de la cuarentena total, después quieren abrir un mall, porque todos le cargan la mata al ministro (de salud, Jaime Mañalich), y el ministro nunca estuvo de acuerdo con abrir el mall. Lo que hablaba es de ir probando si la gente era capaz de mantener la distancia social.

“Porque aquí, en Estados Unidos, no hay cuarentena obligatoria, pero yo sé que los números espantan al decir 80 mil muertos, pero aquí son 328 millones de personas.

“Es doloroso que se muera gente. Es más, en el mundo mueren 60 millones de personas al año por enfermedades distintas. Es decir, mueren diariamente 164 mil personas. El mundo ha manejado la pandemia lo mejor que ha podido, y todos están haciendo lo mejor que pueden.

“Entonces, querer estar siempre apabullando, siempre denostando lo que están haciendo las personas que están a cargo. En este caso tenemos a un médico cirujano, que además es experto en el tema, con postgrado en Canadá, y que tiene experiencia en los hospitales públicos. O sea, dejémoslo hacer la pega y dejemos de criticar y dar tantas soluciones.

“Si al final los países que han hecho cuarentena obligatoria están peor que nosotros. En el caso de Argentina, van a tener que enfrentar un default y una hiperinflación donde la gente se va a empezar a morir de hambre.

“Son dos temas críticos que debe enfrentar el gobierno. Uno, el tema sanitario. Y el otro el tema económico, que no es solo nacional, sino que a nivel mundial.

“La única forma de cooperar, porque se le culpa todo al Gobierno, es cuando el Gobierno dice ‘no salgan, manténganse en Santiago, porque en las zonas de veraneo no hay para atender a tanta gente’. La gente sale igual. En realidad, nosotros, en Chile, no hacemos caso, y en Latinoamérica pasa eso.

“Lo que pasó en España e Italia es lo mismo. En Italia hicieron cuarentena y la gente se fue de vacaciones. Lamentablemente tenemos esa cosa latina de buscar la viveza y tenemos que ponernos más serios”.