*

Glamorama
Alejandro "Chavito" Chávez en La Divina Comida. IMAGEN TOMADA DE PANTALLA / CHILEVISION

La historia más triste de Alejandro «Chavito» Chávez

Autor: Cristián Farías Ravanal / 3 junio, 2018

Alejandro «Chavito» Chávez es hijo del famoso conductor de los años ’80 Alejandro Chávez, quien se hizo muy popular al frente del concurso de talentos ¿Cuánto vale el Show? en esos años y, luego, en 1990.

Pero la historia de «Chavito», quien partió de notero en el matinal de Canal 13 y ahora tiene una carrera como rostro radial, y su papá no es para nada feliz.

El periodista lo ha contado en algunas ocasiones, y ahondó en el capítulo de La Divina Comida presentado este fin de semana por Chilevisión. En el episodio compartió con Catherine Mazoyer, Mirna Schindler y Daniel Stingo, y estas fueron sus palabras:

«Mis papás se separaron cuando yo tenía 15 años, pero nunca tuve un papá presente, porque yo creo que mi papá tomó una decisión de vida profesional, de decir que su trabajo era más importante que su familia. Hubo prioridades y su prioridad fue su carrera.

«Yo no lo culpo. El tomó esa decisión. Yo no tuve esa figura paterna y empecé a buscarla por todas partes. Entonces, fue difícil.

«A mi me incomodaba. Mi papá era famoso, pero también tenía una cuestión que llegábamos a un restaurante y saludaba sin que nadie lo saludara. Le gustaba ser famoso y estaba bien eso, pero yo quería un papá.

«Lo único que quería era que mis papás se separaran. Mi papá era un gallo que no era tan cariñoso, se iba más para el otro lado y, en ese irse para el otro lado, también tú dices ‘¿para qué armaste una familia?’

«Sebastián (hijo de Chavito) tenía como tres ó cuatro años y me dice un día: ‘¿y tu papá dónde está?’. Porque no había conexión. Mi papá no fue a mi matrimonio, porque no lo invité.

«Lo llamé y le dije ‘¿por qué no nos juntamos? Porque el Seba quiere conocerte. Y no hubo conexión. Lo fuimos a dejar y, justo afuera de su departamento, el Seba le dice ‘ven, que te quiero dar un abrazo fuerte, porque quizás no nos volvamos a ver de nuevo’.

«Y ahí caché que mi hijo entendía súper bien, entendía una cuestión: que el lazo sanguíneo, si bien es impuesto, tu familia y todo eso, pero nosotros elegimos más que nada con quien.

«Tuve al papá que debía tener en ese momento y, como consecuencia de eso, el papá que soy ahora no lo hubiese sido sin esa historia» –MIRE AQUI EL VIDEO. MINUTO 49-.