*

Glamorama
El meteorólogo Eduardo Sáez, la periodista Viviana Encina y la señora Elizabeth Rojas en una imagen tomada de la pantalla de Chilevisión.

«Con respeto, ¡pero put… que es weno usted! ¡Qué churro! Lo encuentro fascinante», expresa admiradora de 64 años al meteorólogo de CHV Eduardo Sáez durante despacho en vivo

Autor: C. F. R. / 21 noviembre, 2021

«Perdón, con respeto, ¡pero puta que es weno usted!», interrumpió Elizabeth Rojas, de 64 años, mientras la periodista Viviana Encina realizaba un despacho en vivo con el meteorólogo Eduardo Saéz, conductor de los informes del tiempo en Chilevisión:

La escena se dio la mañana de este domingo durante el proceso de elecciones. Como parte de la cobertura del canal privado, Encina y Sáez hablaban sobre las condiciones climáticas desde el Estadio Monumental, local de votaciones.

En el estudio en CHV se encontraban Julio César Rodríguez y Monserrat Alvarez. Entonces se acerca a Sáez la señora Rojas, quien iba pasando. Esta es la transcripción del momento:

Periodista Viviana Encina: «Eduardo, entiendo que hoy día es 32 la máxima»

Eduardo Sáez: «Estamos caminando a 32 o 33 grados porque en este preciso momento tenemos tres grados más que ayer. Ayer la temperatura máxima fue de 31 grados. Así que…»

Se acerca la señora Elizabeth Rojas: «Perdón, con respeto, ¡pero puta que es weno usted! ¡Lo había encontrado en la tele! ¡Usted es quiropráctico! ¡Nooo, pero no puede ser tan bueno en persona! Dele felicidades a su señora… Chao”

Rojas se aleja. Encina la llama y la admiradora de Sáez cuenta: “Elizabeth Rojas y tengo 64 años, ¡pero no soy ciega! Caballero, ¡qué churro! ¿Sabe por qué lo miraba? Por lo bien que se viste, los colores cómo los combina, pero después lo miré ¡y era demasiado bueno! Muy churro, muy bonito».

«¡Un masaje en la mano que va a votar!», piden Julio César Rodríguez y Monserrat Alvarez desde el estudio del matinal.

«No. Soy una vieja respetuosa. Lo encuentro fascinante», contesta Rojas.

Eduardo Sáez: «La gente sabe que, aparte de ser meteorólogo, soy maestro de reiki, hago quiropraxia, quiropráctico titulado. El tema es que hay gente que le gusta este tipo de situaciones y me sorprendió»

Encina: «¿Te habían piropeado tanto?»

Sáez: «No. Ni me señora».