*

Glamorama
Euge Lemos, Katty Kowaleczko y Cotty Carpinello en una foto de la serie Frow!

«Yo crecí con Sex and the City. Las grandes películas y series de moda han trazado mi camino…», cuenta Euge Lemos sobre Frow, primera serie para Instagram

Autor: Carlos Zúñiga / C. F. / 24 noviembre, 2021

«Tiene influencia de Hollywood. Hay momentos que te va a hacer recordar El Diablo Viste a la Moda, va a haber momentos que recuerdan a Emily in Paris. ‘Dominga’ es bastante torpe. Hay algo de de Betty la Fea», cuenta Euge Lemos, gestora, productora ejecutiva y protagonista de Frow, la primera serie para Instagram, en formato vertical.

Los dos capítulos estrenados en la cuenta de Euge Lemos en esa red social suman más de 290 mil visitas.

Frow se centra en una revista de modas dirigida por una mujer del tipo de la Mery Streep de El Diablo Viste a la Moda e interpretada con carisma por Katty Kowaleczko.

Lemos es «Dominga», la joven que intenta abrirse camino. El rol tiene influencias de la Anne Hathaway en la película ya citada, Betty la Fea y Emily in Paris.

El elenco es completado por una serie de jóvenes, todos con un look propio de influencers y tiktokers, porque la historia gira en torno a este mundo de redes sociales. Frow, además, es una especie de laboratorio de contenidos para que figuren en el guión los auspiciadores de la realización.

La factura, imagen y banda sonora, especialmente el look inspirado en todos los referentes mencionados, están a la altura.

Euge Lemos abordó los diferentes aspectos de Frow! con este sitio. Estas fueron sus palabras:

«Esta es una propuesta 100% para redes sociales»

«Al menos en Sudamérica es la primera vez que se hace algo de calidad, porque tiene calidad de serie, ni siquiera de teleserie, netamente para Instagram y grabada en formato vertical, lo que trajo su complejidad a nivel audiovisual, porque la cámara se usa en vertical y no horizontal.

“A nivel de arte, de la diagramación, y el diseño del espacio, es un concepto diferente. Para el director, Iñaki Velásquez, también lo es. Todo lo que son los primeros cuadros, los encuadres, es totalmente vertical. Es un tercio de lo que vez en la tele normalmente. Pero está 100% dedicado a redes.

“Soy la productora ejecutiva. Y ha sido muy rentable para nosotros, porque es un 360 grados donde nosotros, con las marcas, tenemos lo que es la serie, la patita artística. Después tenemos reels, stories, dos Instagram, el mío y el de Frow, con un formato que ha resultado muy bueno y la comercialización. Creo que este formato llega para quedarse».

«Influencia de Hollywood»

“El proyecto tiene influencia de Hollywood. Pero un poco de cada cosa. Hay momentos que te va a hacer recordar El Diablo Viste a la Moda, va a haber momentos que recuerdan a Emily in Paris. ‘Dominga’ es bastante torpe. Hay algo de de Betty la Fea.

“Tiene un poquito de todas las influencias de cualquier fashionista. Yo de chica crecí con todas esas influencias, con Sex and the City. Las grandes películas y series de moda han trazado mi camino.

“La trama habla de la nueva era de los TikTokers, cómo funciona, cómo son sus pagos, sus arreglos, cómo son los mánagers, la nueva era digital, de las revistas que pasan a ser digitales, y la publicidad que pasa a ser digital. Es algo que la gente se pregunta. ‘¿Cómo es? ¿Cómo funciona?’. Una problemática y un cuestionamiento totalmente contemporáneo.

“Me siento una Annie Hathaway criolla. Pero ‘Dominga’ es mucho más inocente. Además, tiene una cicatriz, donde más adelante vamos a descubrir qué pasó con esa cicatriz.

«Influencers» / «Tiktokers»

«Tocaremos temas como el abuso de poder en el trabajo, el engaño y el chantaje en el medio, el tema laboral con niños menores de edad, la discriminación, la bulimia nerviosa, los padres abusivos.

“Hablamos del mundo de los influencers, pero hacemos hincapié en los TikTokers. La generación de influencers como yo, somos de una generación arriba de los 28, pertenecemos a una generación que tenemos una cultura del trabajo, mucha experiencia en el trabajo.

“En mi caso, como influencer, lo que hice fue netamente convertirme en una empresaria de las redes, porque soy la productora ejecutiva de todos mis proyectos y de Frow. Yo comercializo, hago la idea creativa, funciono como agencia. Mi Instagram es mi propio canal, es mi revista, es mi editorial.

“Pero hay una gran diferencia de mi generación con los TikTokers, que son debajo de los 20 años. Incluso en esto hay diferencia y un submundo y subtemáticas que son muy interesantes».