*

Glamorama
Christopher Reeve junto a Jaime Celedón en la casa de este en Santiago, en 1987, en una foto de Copesa. El actor como Superman.

«Se llevó la pateadura… Lacrimógenas. Asustado, pero aperrando», recuerda María Elena Duvauchelle sobre la visita a Chile de Christopher Reeve, «Superman»

Autor: Equipo Glamorama / 23 mayo, 2022

“Yo quiero saber la historia de que tú trajiste a Superman”, le preguntó Javiera Acevedo a María Elena Duvauchelle en La Divina Comida.

La actriz de 72 años fue una de las gestoras de la visita a Chile, por tres días, del actor Christopher Reeve (fallecido en 2004), famoso por personificar a Superman en cuatro películas.

Le llegada de la figura hollywoodense se produjo el 20 de noviembre de 1987 en el marco de la defensa de los derechos humanos luego de que 77 artistas nacionales fueron amenazados de muerte.

Este fue el relato de Duvauchelle en el programa de cocina de Chilevisión

«Llegué a Chile (tras el exilio). Y una de las cosas que hice fue presentarme a la presidencia del sindicato de actores. Y ganamos. Fuimos la directiva. La peor etapa.

“Amenazas de muerte del comando Trizano, que decía que, sí no se abandonaba esa lita de actores, que eran 77 actores y directores, dramaturgos, ‘si no abandonaban Chile, serían muertos el 30 de noviembre’.

“Dijimos ‘tenemos que protegernos’. Yo tengo un amigo que quiero mucho, Ariel Dorfman, que es un dramaturgo (quien reside en Estados Unidos). Le digo ‘Ariel, tú que tienes conexiones, ¿cómo nos puede favorecer para protegernos?’. ‘Va a ir un representante de los actores de todas partes, de Amnistía Internacional’, que iba a ser Christopher Reeve.

“Para resumirte el cuento, se llevó la pateadura el día 30 de noviembre. Lacrimógenas. El pobre gringo lloraba a mares. Y nos desviaron y terminamos en Matucana. El pobre gringo asustado, pero aperrando.

“Él pidió no hotel, sino casa de actor. Y llegó al edificio, tocó abajo, abre el Chamo (el actor Julio Jung Jr.), mi hijo, que tenía nueve años, y se encuentra con Superman. Casi se murió.

“¿Y sabes lo que hizo él? Que lo llevara a su dormitorio, que le mostrara un atlas, y le empezó a explicar que él había nacido acá, pero que vivía en estados Unidos, que tenía tantos hijos. Le explicó todo… Era un tipo muy especial”.