*

Glamorama
Priscillla Vargas en una foto que compartió en su instagram @pri.vargas.a en febrero de 2020.

«Vivo con mis dos niñitas y un perrito… Es difícil salir a buscar pareja. No lo voy a descartar, en algún minuto hay que rehacer la vida», expresa Priscilla Vargas

Autor: Equipo Glamorama / 27 mayo, 2022

Priscilla Vargas: “Yo me casé a los 26 años y tuve dos niñitas preciosas, que ahora tienen 13 y 15 años. Plena adolescencia”.

“¿Y vives sola con ellas?”

“Sí. Vivo con mis dos niñitas y un perrito”

¿Estás separada?

“Sí”

¿Hace cuánto tiempo?

“Hace como un año y medio…»

Esta fue parte de la conversación de la periodista de 43 años, conductora de Aquí Somos Todos, en Canal 13, con el sitio TiempoX.

“¿El amor sigue siendo un tema importante para ti?”, fue otra consulta que realizaron a Vargas, quien respondió:

“Es difícil salir a buscar pareja, déjame decirte. No lo voy a descartar, en algún minuto hay que rehacer la vida. Pero lo que pasa es que no ando buscando. Imagínate, yo no soy de salir mucho.

“No tengo un grupo de amigas con las que nos vamos a tomar un happy hour, porque vengo de una familia de cuatro hermanas y si salgo a comer o algo, es con mis hermanas. Tengo puros amigos hombres, y soy muy buena amiga de mis amigos.

“No sé si porque venía de un colegio de puras mujeres, pero llego a la universidad y todos mis amigos hombres. Rodrigo Sepúlveda, que no es el ‘Sepu’, que también es mi amigo, pero otro que tiene el mismo nombre.

“El Sepu, Repe, Felipe Godoy, Felipe Bobadilla, Ricardo Mory. Son mi gran grupo de amigos, que yo sé que si ahora me caigo de aquí para abajo, yo puedo llamar a cualquiera y me va a venir a rescatar. Y si cualquiera de ellos me llama, también los voy a ir a ayudar. Porque ellos están en las buenas y en las malas.

“Conocemos a nuestras familias. Han estado conmigo en distintas etapas de la vida. Cuando tuve a mi niñita internada en la clínica, todos ellos estuvieron en la clínica.

“Son personas a las que les puedo confiar todos mis secretos y nunca van a hablar. Está comprobado. Nunca nadie se enteró que yo me venía al 13. Yo les decía ‘cabros, pasaron la prueba’. Muchos de ellos periodistas trabajando en televisión y ninguno habló. Todos ellos sabían”.