*

Glamorama
Paty Jofré en una imagen tomada de la pantalla de De Tú a Tú, en Canal 13.

«Mejor morir denunciando que morir en las manos de un desgraciado…»: Paty Cofré revela, a los 82 años, que fue una mujer golpeada

Autor: C. Z. / 7 mayo, 2021

“No le crean cuando dice ‘mi amor, fue un momento de rabia. Pucha, perdóname. Nunca más va a pasar’. Mentira. Uno aguanta el primer charchazo y vas a ser golpeada hasta que te separes de esa persona. O te separas de esa persona o te mueres al lado de ella. De repente se le pasa la mano y te mata».

Esto fue parte de testimonio de Paty Cofré, la comediante y ex vedette de 82 años, quien contó por primera vez que fue golpeada por su ex pareja, el padre de su único hijo que hoy tiene 49 años.

La artista y ex figura de Morandé con Compañía compartió su historia en De Tú a Tú, programa que anima Martín Cárcamo en Canal 13:

Paty Cofré: «Esto lo voy a hablar porque eres tú, pero este sello… Es que fue una experiencia muy horrible”

Martín Cárcamo: “¿Esto lo has hablado alguna vez?”

Cofré: “No… Llegó un momento que me di cuenta que estaba embarazada y en esos momentos estaba todo lindo. Yo feliz. Mi mamá siempre me decía ‘no se vaya de este mundo sin dejar una semilla’. Total que ya poh, me embarqué con el bebé.

“Tuve que trabajar embarazada hasta los seis meses. Y como era en todas partes bien cotizada (como vedette), me conseguí un contrato para Calama. Y yo le dije al caballero al dueño y me dijo ‘no importa, Paty. ¿Tienes algo con que cubrirte que no se te note la guatita?’. ‘Sí’. Y tenía una capa negra muy linda, larga. Y claro, salía en los diarios ‘Paty Cofré cuelga el bikini porque va a ser mamá’. Nació un 21 de junio el maravilloso hijo que tengo”

Cárcamo: “Tú me dijiste ‘esto lo voy a hablar por primera vez”

Cofré: “Sí, porque fue una cosa, la separación fue terrible. Yo vi que esto no daba para nada. Uno se da cuenta cuando las cosas están marchando muy mal. Así que hablé con la dueña, porque siempre pagaban con vales, me tenía unos vales guardados, me dio la plata, me los cambió, ella me ayudó, tenía tres meses mi bebé, y me arranqué de allá con la ayuda de ella”

Cárcamo: “Te arrancaste de la casa en que vivías con el papá de tu hijo»

Cofré: “Sí”

Cárcamo: “¿Hubo golpes o agresiones?”

Cofré: “Sí, fui una mujer golpeada. Inclusive casi perdí a mi niño un día, una vez, de los golpes. Y me vine con mi niño a Santiago, con mi mamá, y empecé a trabajar en Santiago”

Cárcamo: “¿Él no era violento hasta antes de que naciera tu hijo?”

Cofré: “No. Es que yo aguanté mucho porque, como se repiten las cosas, tenía el mismo problema: que no había reconocimiento. Y yo decía ‘no puede mi hijo tener como yo un solo apellido’, porque cuando entré al canal 7, porque estaba en todos los canales, al Festival de las Una, me daba vergüenza decir ‘tengo un solo apellido’, recién entrando.

“Decía ‘me van a rechazar porque tengo un solo apellido’. Siempre andaba con ese miedo, todo el tiempo. Dije ‘yo aguanto lo que sea, pero mi hijo me lo reconocen’”

Cárcamo: “¿Y en ese minuto no quiso reconocerlo?”

Cofré: “Sí, me lo reconoció. Costó, pero me lo reconoció”

Cárcamo: “¿Tú estabas casada o solamente conviviendo?”

Cofré: “Conviviente”

Cárcamo: “¿Cuánto tiempo recibiste agresiones físicas y sicológicas?”

Cofré: “Siempre casi, por celos, no sé qué, a, b, c motivo; porque vuelan estas pporque voló una mosca, porque no sé”

Cárcamo: “¿Y tú veías esta dualidad de hacer un espectáculo en las noches, divertir a la gente, y después llegar a tu casa y que te golpearan?”

Cofré: “Sí. Tenía que llenarme de pelotas de maquillaje”

Cárcamo: “Qué tremendo. Y nadie sabía tu realidad, lo que estabas viviendo”

Cofré: “No. Hasta ahora nadie. Y me va dar pena que mi hijo va a escuchar esto, porque ni él lo sabía”

Cárcamo: “Tú escapaste finalmente. Eso fue lo que hiciste”

Cofré: “Sí. Escapé con mi guagua. En viaje en bus, desde Antofagasta a Santiago, son hartas horas”

Cárcamo: “En ese minuto no podías denunciar y nadie te escucha”

Cofré: “No, nadie te escuchaba”

Cárcamo: “¿Tú hijo no conoció a su papá o no lo conoció?”

Cofré: “No, es que no le interesó”

Cárcamo: “¿Su papá vive o falleció?”

Cofré: “No tengo la menor idea…

“No le crean cuando dice ‘mi amor, fue un momento de rabia. Pucha, perdóname. Nunca más va a pasar’. Mentira. Uno aguanta el primer charchazo y vas a ser golpeada hasta que te separes de esa persona. O te separas de esa persona o te mueres al lado de ella. De repente se le pasa la mano y te mata.

“No tienen que aguantar. Tienen que denunciar aunque las amenacen. Mejor morir denunciando que morir en las manos de un desgraciado. ¿Cómo es posible eso? ¿Qué mente?, ¿qué mierda? Si es así, no se hagan pareja con ninguna mujer.

«Lo más que tienen que hacer es denunciar. Llegar hasta las últimas consecuencias, porque después viene el arrepentimiento y dicen ‘debajo de las sábanas se arregla todo’. No, no tienen que aceptar eso, no tienen que aceptar eso”.