*

Glamorama
José Miguel Viñuela en una imagen tomada de la pantalla de De Tú a Tú, Canal 13.

«No por un error que cometí, por cortarle el pelo a José Miranda, voy a decir que soy un conch…, porque no lo soy», afirma Viñuela

Autor: Fran Varela / 5 junio, 2021

«Yo no puedo decir que por un error que cometí, por cortarle el pelo a José Miranda, voy a decir que soy un concha de su madre, que toda la vida he sido así, porque no lo soy», afirmó José Miguel Viñuela a casi un año del episodio en vivo en Mucho Gusto que lo dejó sin pantalla durante meses y le valió una demanda que aún no se resuelve.

El animador habló por primera vez sobre el episodio ocurrido en julio de 2020, donde le cortó el pelo al camarógrafo José Miranda, en vivo en el matinal de Mega.

Esta fueron las palabras de Viñuela esta semana en De Tú a Tú, en Canal 13:

“Primero, desde el estallido social y la pandemia el matinal sufrió cambios profundos. Después del estallido yo seguí en el programa, pero cuando vino el tema de la pandemia la gran mayoría de los invitados eran políticos y el programa empezó a tener un tono más político y más de prensa dura que el tono que teníamos cuando hacíamos el Mucho Gusto tradicional.

“Y el canal toma la decisión de sacar a Lucho Jara y sacarme a mí para hacer un programa mucho más periodístico, con lo que yo digo ‘es decisión del canal, está perfecto, ningún problema’.

“Pasó el tiempo y de repente me llaman. Al principio empecé a hacer móviles a propósito del coronavirus, desde el hospital Van Buren, con familias que lo estuvieran pasando mal, etc. Todo bien. Pero mis apariciones eran esporádicas.

“Pasó el tiempo y Pablete (Pablo Alvarado, entonces productor ejecutivo de Mucho Gusto) me dice ‘Jose, nos gustaría que llegaras el lunes, abras el programa, a las 8.13 de la mañana, empecemos un bloque de media hora o cuarenta minutos y empecemos a alivianar un poco la partida del programa haciendo un poco más de humor’.

“Hicimos 45 minutos de puro humor y nos fue increíble. Esto fue dos días antes de que ocurriera el episodio del pelo. Dos después me llaman para hacer lo mismo y empezamos a jugar. Solo quiero decir que desde mi interior mi concepto televisivo siempre ha sido entretener, alegrar, hacer reír. Eso esta en mi mente y en mi corazón.

“Y cuando ya llevamos prácticamente media hora de juegos en el estudio, a las 9.10 de la mañana ocurrió un episodio del cual estoy súper arrepentido, fue un error, fue una estupidez de mi parte. Ese día termina el episodio del pelo, nos vamos a comerciales y en ese minuto sentí, no me digas qué fue, una energía, en fin, yo dije ‘la cagué’.

“Nunca vi una reacción que me dijera ‘no quiero que me cortes el pelo. Para’. Si es que me hablaron por el sono, honestamente, puede haber sido que me hayan hablado y yo no lo escuché. Pero más allá de todo eso, yo la cagué, ese es un error que asumo yo.

“Fue tratar de seguir con esta situación de generar alegría, de generar humor. Lo que no supe ver, y es lo que me lamento, me achaco y me da pena, es que en cinco minutos la percepción que generó para afuera esto, fue de imagen mía como si yo fuera un weón que abuso de la gente o algo por el estilo. No quise ni ver todo lo que salió en redes sociales.

“Si tuviera que pedirle disculpas José Miranda mil veces, se las pediría mil veces. Me pasé en banda, me hiperventilé, la cagué. Y lo digo abiertamente, como lo dije ese día donde terminó el programa y escribí un comunicado a todos los funcionarios de Mega pidiendo disculpas. Le pedí disculpas a todo el canal, les dije ‘por favor perdonen, esto fue un error’, redacté un comunicado y se los mandé a todos.

“Al otro día fui al matinal y a las 8 de la mañana aparecí solo en pantalla, no involucré ni a la Diana ni a la Michelle Adam ni a nadie, y pedí disculpas públicas solo en pantalla. La cagué porque pasé a llevar a una persona sin querer, creyendo que el juego que yo estaba haciendo lo iban a interpretar de la misma manera y no se interpretó de la misma manera, y él tiene todo lo derecho a sentir que no se interpretó de la misma manera.

“Vuelvo a pedir las disculpas por ese error que cometí y quiero ser súper claro en eso, mi esencia televisiva siempre ha sido regalar alegría. Yo he trabajado 25 años en la tele, en mis 25 años había pasado un por momento tan difícil televisivamente como que el que pasé el año pasado.

“A raíz de este momento que viví tuve una sanción televisiva, me sacaron más de seis meses del programa al aire. Tuve una sanción económica, que nadie sabe, de parte del canal. Tuve que vivir muchas jornadas con la inspección del trabajo, contar lo que había vivido, relatar mi historia con los ejecutivos del canal, decirle a todo el mundo con quien me sentaba que estaba profundamente arrepentido, de que esto fue un error, un infantilismo, una estupidez.

“Pero sí quiero dejar en claro de que yo jamás he vulnerado los derechos de alguien. Siempre me he preocupado de que la gente con la que trabajo esté bien. Lo único que tengo que decir es que respeto profundamente que él se haya podido sentir pasado a llevar, de que él se haya sentido tremendamente incómodo y que obviamente le haya dolido el hecho y se haya sentido expuesto…

«Jamás voy a aceptar que de mí se diga que soy un abusador de poder, porque no lo tengo.

“Hoy día no estoy definitivamente en el matinal. Estoy haciendo La Hora de Jugar en la tarde. Y no estoy porque yo no quisiera estar. No estoy porque el contexto social de Chile cambió y no estoy porque mi error me pasó la cuenta en el programa. Lo asumo como hombrecito.

“Pero  un error no define a las personas. Yo no puedo decir que por un error que cometí, por cortarle el pelo a José Miranda, voy a decir que soy un concha de su madre, que toda la vida he sido así, porque no lo soy. No voy a culpar ni al equipo de producción ni al equipo de dirección.

“Soy un gallo que cree mucho en la resiliencia, yo lo pasé muy mal con esto, quiero que la gente sepa que no solamente hay una parte que lo pasó mal, que la entiendo. Yo también lo pasé muy mal, estuve dos meses con crisis de pánico, estuve súper mal en mi casa, no podía salir a la calle. Fui a la notaria, estaba haciendo la cola y me tuve que ir. Lo pasé pésimo, porque soy un weón humano”.