*

Glamorama
Vanessa Daroch en una imagen tomada de la pantalla de Pero Con Respeto, en Chilevisión.

«Sé que voy a fallecer joven y en un accidente de tránsito… Un ser que no está vivo me mostró esta imagen», afirma Vanessa Daroch

Autor: Fran Varela / 16 septiembre, 2021

“Leí que tú sabías cuando te ibas a morir”, le comentó Julio César Rodríguez a Vanessa Daroch. “Sí. Es verdad”, respondió la tarotista y vidente de 44 años.

El animador entrevistó a Daroch en Pero Con Respeto, late que conduce en Chilevisión y donde conversaron sobre diversos temas, entre ellos el relato de la invitada sobre su muerte. Esta es la transcripción de ese momento:

Rodríguez: “¿Tú sabes la circunstancia?, ¿cuándo?, ¿cómo?, ¿dónde?”

Daroch: “Sé que va a ser sin decretarlo, pero sé que va a ser joven, porque nunca me he visto de edad, nunca me he visto como anciana. Sé que va a ser joven, por eso aprovéchenme.

«Sé que voy a fallecer joven y por lo que yo veía es en un accidente de tránsito, y que es lo más probable porque manejo mucho”

Rodríguez: “¿Se te apareció una imagen?”

Daroch: “Sí, fue un sueño no sueño, como le digo yo. Fue una persona que llegó en un momento de mi vida, un ser que no está vivo, y me mostró esta imagen igual como pasar diapositivas. Y claro, estaba mucho mayor de la edad que tengo, tengo 44, pero no estaba anciana.

“Después de eso se empezó a repetir mucho un sueño donde yo estaba de pie ante dos muros. Me empezaba a acercar y había un hoyito en ese muro, empezaba a mirar por ese hoyito y atrás había un cementerio, y en ese cementerio estaba mi lápida.

“Es heavy y son cosas que yo entiendo. Al final lo tengo súper asumido, porque sé que lo que viene después de esta vida es precioso”

Rodríguez: “¿Y no se puede transformar ese destino?”

Daroch: “Es que el destino está trazado. De hecho, por eso funcionan las cartas, por eso existen las cartas, te van mostrando lo que el destino tiene trazado para ti”

Rodríguez: “¿O sea tú crees que tienes diez años más de vida?”

Daroch: “Sí. Yo me veía como de 55 años, más o menos”

Rodríguez: “¿No te da miedo eso?”

Daroch: “No. Vivo a concho. Da miedo, pero al final…”

Rodríguez: “¿Lo has hablado con tus hijos?”

Daroch: “Sí. Se ha conversado y ‘¡ay, mamá’!, ‘¡ay, ¿cómo piensas eso!’. Incluso he visto mi funeral. Va a haber mucha gente que yo he ayudado en vida y va a haber muchas flores.

«Veo mi lápida con papeles escritos, la gente yendo a pedir cosas. Es impresionante. Lo he visto tal cual, como estar parada frente a mi lápida”

Rodríguez: “Tú dices que no es tan terrible, ¿porque después de la vida hay algo más?”

Daroch: “Sí. Hay algo más que es maravilloso. La clave es llegar a ese lugar, porque tienes que llegar. Porque si ocurre otra cosa antes y la vida la cortas tú, no es tan maravilloso el camino para llegar al mismo lugar.

“Pero una vez que llegas es precioso y te encuentras con la gente que ha fallecido que fue cercana a ti, con esa persona que fue tu familiar, tu papá, tu hijo, tus mascotas. Es maravilloso. Es muy lindo”.