*

Glamorama
Gonzalo Valenzuela y Jorge Zabaleta en imágenes tomadas de la pantalla de Socios de la Parrilla, Canal 13.

Gonzalo Valenzuela: «Ochenta puntos me hicieron. Me reventaron un vaso». Jorge Zabaleta: «Todos nos mirábamos, ‘¿quién está cortado?’. Mucha sangre…»

Autor: Fran Varela / 21 enero, 2022

“¿La cicatriz tiene que ver con la pelea del casino?”, le preguntó Pancho Saavedra a Gonzalo Valenzuela en Socios de la Parrilla.

El actor estuvo junto a su colega Rodrigo Bastidas en el programa de Canal 13 conducido por Pedro Ruminot y Jorge Zabaleta junto a Saavedra.

Los tres actores fueron parte de los siete hermanos «Mercader», protagonistas de Machos, clásico de las teleseries que se emitió en 2003, y recordaron historias durante las grabaciones. Entre ellas el problema que tuvo Valenzuela en el Casino de Viña, sobre lo cual relató:

«Ochenta puntos me hicieron aquí (en la sien izquierda). En serio. Me reventaron un vaso. Después me pasé un mes y medio grabando todo para allá, tapando acá”

Jorge Zabaleta: “Lo más heavy es que saltó la sangre, estábamos todos ensangrentados y todos nos mirábamos, ‘¿quién está cortado?’. Mucha sangre”

Pancho Saavedra: “¿Pero cómo fue?”

Gonzalo Valenzuela: “El hecho de que aparecieran todos estos carteles en Viña, que éramos los Machos poh. Y ese día empezaba el Festival de Viña, entonces hay un evento en la discoteque del Casino y abren las puertas a las dos de la mañana y entra un grupo de marinos.

“Estábamos ahí, yo estaba conversando con alguien y llega un marino bajito y me dice ‘¿tú eres de los Machos?’. ‘Sí’. ‘Báilame, si a mi mamá le gusta cuando haces ‘macho, macho, macho’. Baila’. No lo pesqué y seguí conversando con Diego Muñoz.

“Y de repente, ‘oye ya poh, ¿me vas a bailar o no?’. ‘Hermano, por favor no me molestes, estamos en otra, estamos en buena, por favor no me webeés’. ‘Pero baila poh, no eres tan macho’. Y le digo ‘¿sabes qué weón? Voh querí que te saque la cresta, de verdad, voh querí pelear, que te saque la chucha’. ‘No, no’. Y se fue.

“Y aparece un ropero así y me dice ‘así que le estás ofreciendo combos a mi hermano’. ‘Ya. ¿Eres tú el que quiere pelear? ¿A tí quieres que te pegue? Ok’. Me saqué la chaqueta. ‘Vamos a pelear, dale, vamos’. Y el weón se echa para atrás, agarra un vaso y me hace ‘¡pum!’, acá en la cara.

“Yo me tiré encima, salí corriendo, lo agarro y me agarra un guardia, otro guardia, y quedé así. Lo mordí”.

Pedro Ruminot: “¿Y dónde estaban los demás Machos?”

Valenzuela: “De repente Diego Muñoz me dice ‘¡Gonzalo, tu cara!’. Y ahí me toco acá y el paño se movía”

Zabaleta: “Y estábamos todos llenos de sangre”

Valenzuela: “Yo alcancé a decirle a Diego ‘oye, llámate a Jorge, porque esta cuestión se va a poner…’ Miro, y Jorge nada. Nada”

Zabaleta: “No. Yo al weón que te tiró el vaso lo tenía agarrado acá con la costilla quebrada, que tú me quebraste en una escena, y lo tenía agarrado así, sino te hubiera matado…»

En tanto, Zabaleta relató esta pelea en julio de 2020 en la versión original de Socios, por Instagram. Entonces estas fueron parte de sus palabras:

«Nos agarramos a combos en la OVO de Viña, en la discoteque del casino. Nos agarramos con unos marinos. Pleno Machos.

«Fuimos al casino de Viña, estábamos en la discoteque OVO y de repente cacho que había un viejo, como un marino, echándole la foca a Gonzalo Valenzuela. Empezó como ‘a los Machos, machos…’ Eran como los machos de la zona. Entonces nosotros llegamos para arrebatarles ese puesto.

«Llegamos y empiezan a webiar. Se meten otros marinos. Dije ‘va a quedar la cagá’, porque Gonzalo es de mecha corta. Y de repente veo que vuela un combo, ¡fum!, y le pegan un combo al marino. El weón era grande y ni se movió. Y se tiran los otros.

“Es que el marino le pegó con un vaso, le partió la cara acá (se apunta la frente). Yo estaba ensangrentado entero. Pensé que me habían pegado un corte, porque estaba lleno de sangre. Me empecé a revisar si tenía algún corte. Fue heavy. La media pelea.

«Nos fuimos piola a la clínica Reñaca, con Gonzalo y su tajo. Después no pudo grabar más, tenía que grabar por un solo lado nada más. ¿Y adivina quiénes terminaron en la justicia? ¡Gonzalo y yo! Y yo no tenía nada que ver.

«Yo decía ‘¡paren, paren!, ¡tranquilo!’, y le pegaban a uno. ‘Tranquilo, tranquilo!’, le pegaban. Y me hacía el weón. ‘En la cara no, porque soy actor poh’. Hay que cuidar el caracho.

“Pero quedó la patada, volaban las sillas, era como pelea de cowboy. Volaban las sillas, volaban las botellas, volaba todo”.