*

Glamorama
"La Tía" Sonia Fried y su mamá, Verónika Vegvari, en una foto que comparte en su Instagram @tia_soniaoficial

«No puedo darle la espalda ahora. No se puede dejar sola a una persona así. Termino mal, salgo mal, triste, es difícil, pero bueno…», manifiesta «La Tía Sonia», al cuidado de su madre de 95 años

Autor: Equipo Glamorama / 27 mayo, 2022

«Espero que Dios me de salud para mucho tiempo más y pueda todavía después tener la posibilidad de hacer mi vida”, manifestó «La Tía» Sonia Fried sobre su madre, Veronika Vegvari, de 95 años, a quien cuida.

La mamá de tenista Nicolás Massú estuvo en un capítulo de Pero Con Respeto, exhibido por Chilevisión hace dos semanas, donde se refirió a esta tarea con su mamá.

Estas fueron las palabras de la figura pública de 70 años:

Sonia Fried: “(Su madre tiene) Noventa y cinco. Va a cumplir 96 años ahora”

Julio César Rodríguez: “Estás con ella todo el tiempo…”

Fried: “No vivo con ella, pero sí voy todos los días. Le hago las compras. Lo típico. Los remedios. Estar preocupada si le falta algo. Estar con ella cuidándola. Es lo menos que puedo hacer. Con el dolor que ella tuvo, la verdad es que…

“Es una sobreviviente de Auschwitz, de las pocas que quedan ya en Chile. Y ahora la muerte de un hijo (se refiere a la muerte de su hermano Andrés, hace un año), que es lo peor que puede pasarle a una madre. Entonces es demasiado ya”

Rodríguez: “Y tú has estado ahí, has estado ahí”

Fried: “Sí. No ha sido fácil. La verdad que es triste. Termina mal el día. Yo espero que se duerma y ahí me voy a mi casa. Todos los días. Y es muy raro que haga algún programa, porque es raro. Vivo el día a día”.

Rodríguez: “¿Y está bien eso? Porque los equilibrios son buenos. De pronto una entrega y entrega, y hay que buscar un pequeño equilibrio que te ayude y que te acompañe en los cuidados de tu madre. Hay que buscar alternativas. Mi mamá cuidó a mi abuela todo el tiempo y no tuvo vacaciones en diez años”

Fried: “No. Yo no viajo tampoco. No hago nada”

Rodríguez: “Por eso te digo. Porque también tienes que pensar en ti”

Fried: “Eso es lo que me dicen los niños. Yo sé. Pero si salgo a alguna parte ando preocupada y con cargo de conciencia. Entonces, por ejemplo, ellos se van todo el fin de semana a Marbella y yo voy el sábado, llego a almorzar y ya en la noche me voy de vuelta.

“Pero no importa. Espero que Dios me de salud para mucho tiempo más y pueda todavía después tener la posibilidad de hacer mi vida”

Rodríguez: “Te entiendo y comparto, también eso te hace feliz, porque estás retribuyendo”

Fried: “Sí. No puedo darle la espalda ahora. No se puede dejar sola a una persona así. Yo sé que es difícil, termino mal, salgo mal, triste, es difícil, pero bueno…”