*

Glamorama
Cecilia Bolocco fotografiada por Glamorama y Felipe Bianchi en una imagen tomada de la pantalla de Podemos Hablar, en CHV.

Las disculpas de Felipe Bianchi a Cecilia Bolocco: «Me dijo ‘no sabes lo mal que lo pasé. En esa época ustedes me hicieron bolsa (en el programa CQC). Tú el que más»

Autor: Equipo Glamorama / 19 junio, 2022

“Le dije ‘hace mucho rato que quería hablar contigo y ofrecerte disculpas'», contó Felipe Bianchi sobre un reciente encuentro con Cecilia Bolocco.

El periodista de 57 años fue uno de los invitados al último capítulo de Podemos Hablar exhibido por Chilevisión, donde relató su historia con la ex Miss Universo. Estas fueron sus palabras:

“En la época de CQC, un programa con mucho éxito, en que además se trataba de hacer pebre a todo el mundo. Nos tocó justo la etapa de Cecilia Bolocco, Carlos Menem, incluso, la de Cecilia Bolocco con Luciano Marocchino.

«Fueron hartos años donde le pegábamos permanentemente a Cecilia Bolocco, casi como un pushing ball. Particularmente yo, porque había una cosa ideológica.

“De esto no me arrepiento mucho. Nunca entendí mucho por qué, siendo la mujer de Menem, nunca se había buscado si había tenido relación con todas las maldades que hacía Menem y las pérdidas de plata. Siempre me parecía muy extraño.

“Pero lo decíamos a cada rato. Yo lo decía mucho. Recordaba que había ganado el Miss Universo y había ido a ofrecerlo, o la primera cosa que hizo fue ir a La Moneda con Pinochet. Me cargaba Cecilia Bolocco en ese sentido.

“Además en CQC estaba Nicolás Larraín, que era amigo de Felipe Izquierdo, el mejor amigo de Cecilia Bolocco. Era permanentemente un problema. Y había una serie de motivaciones para subirla al columpio.

“Y fue pasando el tiempo y uno va creciendo y madurando un poco. Y decía ‘esto es uno de los casos que fui excesivo o injusto’.

“Y la vida es redonda. Mi hijo está en un colegio donde está Máximo Menem. Están en el mismo curso. Eran amigos. Y hace poquito fue el viaje de estudio, donde van a Estados Unidos. Los papás los van a dejar. Y mi hijo Manuel con Máximo decidieron compartir pieza, porque eran de a dos. Eran realmente amigos.

“Fuimos a dejarlos y estaba la Cecilia. Yo la vi de lejos. Y digo ‘¿voy o no voy…? Voy’. Porque esperaba tener un cruce con ella. Me arrepiento de no haberlo buscado antes. No tenía nada que ver con Cecilia Bolocco. Probablemente estemos en dos pueblos distintos.

“Y fui, me acerqué. Dije ‘Cecilia, tengo que hablar contigo’. Dio un salto para atrás y ahí caché que sabía, más menos, de qué se trataba esto.

“Le dije ‘hace mucho rato que quería hablar contigo y ofrecerte disculpas porque, si bien hay ciertas cosas’… Uno nunca pierde completamente… ‘Si bien hay ciertas cosas que sigo pensando, me extralimité. Me arrepiento mucho. Pasé mucho tiempo arrepentido y no había querido, podido hablar contigo. Y venía a decirte eso’.

“Y tenía la secreta esperanza de que Cecilia dijera ‘pucha, no me acuerdo’. Y me dijo ‘no sabes lo mal que lo pasé… O sea, en esa época ustedes efectivamente me hicieron bolsa. Tú el que más. Y lo pasé muy mal. Así que te agradezco el gesto’.

«Cuento corto, nos dimos un abrazo. Y te juro que hice como ‘¡ufff!’, porque me debía eso. Yo era el culpable. Nadie tiene culpa de ser quién eso. Y quedé muy tranquilo”.