*

Glamorama
Mario Velasco en una imagen tomada de la pantalla de La Divina Comida, en CHV.

«Tuve un cáncer a la piel, de los más agresivos que existen… Carola Mestrovic, que era mi pareja, me dijo ‘ese lunar que tienes ha cambiado. Está raro'», relata Mario Velasco

Autor: Equipo Glamorama / 3 julio, 2022

“Tuve un melanoma, que es un cáncer a la piel, de los más agresivos que existen», contó Mario Velasco en La Divina Comida.

Este fue el relato del conductor que vive junto a la hija de diez años que tiene con Carolina Mestrovic:

“Les quiero contar que yo rezo. Por las cosas que pido es por la salud de las personas que quiero y la mía. El resto siento que es la vida. La salud es lo clave.

“Y cuando uno la ve medio en juego, no solamente en uno, sino que en persona que uno quiere, te cambia la sensación de aprovechar el tiempo con la gente que uno quiere, porque de repente es tarde.

“Tuve un melanoma, que es un cáncer a la piel, un poco agresivo, de los más agresivos que existen. Si no los agarras con suficiente tiempo entran al torrente sanguíneo y se disparan a cualquier parte. Es complicado.

“Lo descubrí de suerte. En el fondo, la Carola Mestrovic, que era mi pareja en ese momento, me dijo ‘ese lunar que tienes en la pantorilla como que ha cambiado. Está raro. Tiene otro color’. Y yo no pesqué, porque era un lunar de nacimiento, y no te lo ves.

“Pasan dos meses y voy. Me sacan el lunar. Una semana después estaba en la radio con Pablo Zúñiga. Me llaman de la clínica y me dicen ‘oiga, ya está lista la biopsia. La doctora quiere hablar con usted’. Algo feo…

“Me senté y me dijo ‘te tengo dos noticias. Una buena y una mala. La mala es que es un melanoma, un cáncer. La buena es que tienes menos de mil micras’. Por ende, la probabilidad y el tratamiento de esto es muy distinto.

“Me hicieron un tajo de una cuarta, me sacaron músculo de todo el rededor. El protocolo dice eso. Hay que controlarse y todo. Dentro dé se puede llevar.

“Nosotros lo hemos conversado (con María Jimena Pereyra, invitada al mismo capítulo de La Divina Comida). A usted le pasó algo parecido. Es aprender a disfrutar la vida desde otro prisma.

“Soy un agradecido de poder estar con ustedes, de levantarme y poder ir a dejar a mi hija al colegio”.