*

Glamorama
Sigrid Alegría y Pancho Germain en una imagen de archivo tomada de la web.

«Lo paré, lo volví a abrazar y le dije ‘oye, parece que estamos embarazados…'»: la situación que vivió Sigrid Alegría con su pololo

Autor: Equipo Glamorama / 12 agosto, 2022

«Finalmente salió negativo”, concluyó Sigrid Alegría la historia del momento en que se dio la posibilidad de que estuviera embarazada junto a su actual pololo, el actor, YouTuber y generador de contenidos Pancho Germain.

La relación se dio a conocer en 2019 y hace unos días la pareja estuvo en Pero Con Respeto.

Este fue el relato del asunto ya mencionado en el late de Chilevisión:

Sigrid Alegría: “Yo tengo las trompas ligadas, no debería poder tener hijos. Sin embargo, un día, tres días de atraso, una semana, dos semanas de atraso, íbamos para las tres”

Pancho Germain: “Además está el elemento de que la Fran, su mejor amiga, tiene un hijo con trompas ligadas”

Julio César Rodríguez: “Hay varios casos”

Alegría: “Entonces yo dije ‘¿todo de nuevo? Noches sin dormir’. Pero ya, igual me parecía bonito dentro de todo. Entonces llega el minuto donde digo ‘ya, me voy a hacer un test de embarazo, para descartar por último, o para empezar a cuidarme’.

“Me hago el test de embarazo, sale negativo. Me pasó un poco, debo confesarlo, fue como ‘oooh’. Pero a mí me había pasado con el Alonso, con mi primer hijo, que me hice el test de embarazo antes de ducharme y sale negativo. Me ducho, me visto, lo miro y estaba positivo.

“En la noche le cuento al Pancho, ‘me hice un test de embarazo, pero salió negativo’. ‘Ya. Ok. Sí, mejor igual’. Voy al baño y veo la cuestión ahí en el basurero, lo agarró porque sí, lo vuelvo a mirar y está positivo. ‘Upsi’.

«Y el Pancho desde afuera me dice ‘¿upsi qué?’. Yo dije ‘¿cómo hago esto lo más especial posible?’, porque no era cualquier cosa. Lo guardo. Pancho tenía que ir a la farmacia y yo le digo ‘te acompaño’”

Germain: “Lo cual igual era raro, porque era un pique muy corto a comprar melatonina”

Alegría: “La farmacia está para allá y yo doblo para acá. Me dice ‘¿qué estás haciendo?’. ‘Déjate llevar’”

Germain: “Eso también es muy raro… ‘¿Qué me estás ocultando?, ¿qué está pasando acá?’”

Alegría: “Al final le dije ‘estoy jugando a algo, sígueme la corriente’. ‘Ya, ok, ¿pero dónde vamos?’. ‘¡Déjame!’. Estábamos como empezando a pelear”

Germain: “En un momento dije ‘va a terminar conmigo, pero una terminada muy rara’”

Alegría: “Y me lo llevé al lugar donde nos abrazamos por primera vez, sin beso, un abrazo. Ahí lo paré, lo volví a abrazar y le dije ‘oye, parece que estamos embarazados’. ‘¡¿Quéee?!’”

Germain: “Lo primero fue ¿cómo?. No soy ningún doctor, pero tengo entendido que no se puede’”

Alegría: “Y empezó con la lógica. Yo le dije ‘¿puedes desconectar esto (la cabeza) y conectarte aquí (el corazón) un rato?’. Me empezó a hablar despacito, ‘es que igual es raro’. ‘Sí, es raro, pero tengo esto’, el test. ‘Compremos otro para irnos a la segura’. Igual había que ir a comprar la melatonina”

Germain: “Lo más divertido es que compramos otro, negativo, y dijimos ‘vamos uno a uno. Compremos otro’. Y salimos de nuevo a comprar otro. Yo googleando cuál es el mejor de todos. ‘Ya, compremos dos más’. Nos echamos cien lucas en tests de embarazo. Compramos cuatro y todos negativos”

Alegría: “Y le dije ‘guardemos uno, porque dicen que con la primera orina del día, es la más concentrada y es más efectivo, porque igual tenemos un examen positivo ahí’. Entonces guardamos uno para la mañana”

Germain: “Ya estábamos sintiendo que no porque eran tres negativos, iba tres a uno”

Alegría: “Me levanté temprano, tomé harta agua, me hice el examen, negativo. Y tú llegas como veinte minutos después y me dices ‘pero esto está positivo’”

Germain: “Tenía una rayita muy finita y yo googleé que si aparece un poquito es porque no hay la suficiente cantidad de hormonas en el cuerpo”

Rodríguez: “Hay que hacerse el de sangre ya”

Germain: “Eso hicimos”

Rodríguez: “Además con las trompas ligadas tenían que explicarse por qué había pasado”

Alegría: “Generalmente el cuerpo tiende a sanarse, trabaja siempre para sanarse, entonces suelen unir cables tratando de sanar esta rotura de las trompas. Entonces cuando llamo a mi ginecóloga para pedir la hora para hacerme el examen de sangre dice ‘ay’”

Germain: “Muchas cosas podían salir mal”

Alegría: “Me mandó la orden, partimos y finalmente salió negativo”.