*

Glamorama
Antonella Ríos fotografiada por Glamorama durante un evento en 2021.

«Un comentario muy heavy era que yo me había encerrado en una pieza a tener intimidad con él, en plena grabación, y nunca poh…»: Antonella Ríos y su pololeo con el director de la teleserie

Autor: Equipo Glamorama / 10 agosto, 2022

“No lo culpo a él tampoco, uno nunca sabe lo que puede haber pasado. Pero sí con el tiempo yo supe de algunos comentarios de compañeros que eran bien mala leche», afirmó Antonella Ríos sobre cómo fue trabajar en teleseries donde el director era su pololo.

La actriz figuró en Brujas, Descarado, Lola y Cuenta Conmigo, en Canal 13, dirigidas por Italo Galleani.

«Tú eras pareja del director, ¿cómo afecta eso en la percepción del elenco o en tu aprendizaje?», le consultaron durante una entrevista en el podcast Impacto en el Rostro y este fue el relato de Ríos:

“Yo llegué en Machos y él llegó en Brujas, o sea yo ya estaba. Porque estamos en un país donde ‘la mina se metió con el director’. Yo ya estaba ahí y estaba contratada, o sea no tuvo nada que ver con él.

“Casualmente encontré que su trabajo era muy bueno, un gran mérito es su visión, su cultura, lo culto que es, como lee mucho, ve muchas series, entonces había una propuesta muy interesante también para los actores. Eso pasó.

“Y en la medida de lo posible yo era de las que llegaba antes, hacía todo bien, no webiaba en nada, porque finalmente se genera esta distancia con los compañeros, que tampoco es muy sana. Y me imagino que de alguna manera es lógica, porque dicen ‘ah, claro, porque es la mina del director, por eso llegó tarde’.

“Uno se sobre exige más para que nadie diga nada y porque yo funciono desde lo correcto. Mi vida no es aprovechar las situaciones, sino que vivir mi vida y vivir las experiencias que me presenta la vida. Soy bien independiente y ahora soy más acabronada todavía.

“Pero al final de la teleserie hubo algunos temas que tienen que ver con rumores, donde había gente que ya no le estaba pareciendo muy divertido que yo fuera la pareja del director. No porque hiciéramos cosas particulares, porque ando pendiente de esos temas. En la escena no me tiraba encima de él a darle un beso, cosas así que no corresponden. Así me criaron.

«Pero bueno, obviamente iba a haber algunas cosas de ‘viste que ella habló más’, o no sé, tonteras, que gatillaron en que me costara mucho más seguir. Después hice otra teleserie, porque estaba contratada, y luego de eso nunca más existí para el medio dramático chileno”

¿Te pasó la cuenta haber sido pareja de Ítalo Galleani?

“Sí. Además yo no tengo ningún tipo de poder como para haber continuado en la industria. Quizás me pasó la cuenta no tanto por haber sido su pareja, sino por situaciones diferentes que ocurrieron en torno a él con su pega, no sé si yo metida entremedio, pero ya estaba fichada, porque era la actual o la ex de él.

“No lo culpo a él tampoco, uno nunca sabe lo que puede haber pasado. Pero sí con el tiempo yo supe de algunos comentarios de compañeros que eran bien mala leche. Un comentario muy heavy, que yo quedé para dentro, porque con lo cartucha que soy, porque igual soy retacada dentro de todo, aunque no lo parezca, y claustrofóbica.

“El comentario era que yo me había encerrado en una pieza a tener intimidad con él, en una situación de plena grabación, y nunca poh. Si él con suerte me saludaba, yo estaba en otra, ¿y quién se va a erotizar en una situación así llena de gente? Diciendo cosas así, inventando, y te digo inventando porque estoy clara que no pasó.

“Pero feo poh. Lo encontré desagradable, innecesario. Es posible que mi presencia generara algún tipo de incomodidad a alguien y se empezó a generar una cierta dinámica, pero no todos, y nunca supe quién. Fue como ‘oye, me dijeron que…’, una persona con poder años después me contó eso”.