*

Glamorama
Jorge Gajardo en una imagen tomada de la pantalla de La Divina Comida, en CHV.

«Fui mandado a criar donde unos evangélicos estupendos… Mi madre quinceañera. El hombre no apareció nunca. Y ella tenía que seguir trabajando», relata Jorge Gajardo

Autor: Equipo Glamorama / 19 septiembre, 2022

“Fui mandado a criar donde unos evangélicos estupendos”, partió relatando Jorge Gajardo sobre su historia de vida.

El actor de 85 años que se hizo conocido como el patriarca en la miniserie Los Venegas, que TVN emitió durante 22 años, estuvo en un capítulo de La Divina Comida junto a Matías Oviedo, Mónica Illanes y Helia Molina.

Así continuaron sus palabras:

“Mi madre quinceañera. El hombre no apareció nunca. Y ella tenía que seguir trabajando. Era la solución”

Matías Oviedo: “Entregarte en adopción”

Mónica Illanes: “¿No perdiste contacto con tu mamá?”

Jorge Gajardo: “Bastante. Y después me costó relacionarme con ella. Pero lo bueno fue que fui criando un sentido propio. Me dicen ‘tu papá te vino a ver’. ‘¿Cómo que mi papá? Cómo que es mi papá, si tú eres mi papá’”

Helia Molina: “Es el papá del corazón”

Gajardo: “Mi familia me recupera”

Illanes: “¿Después de cuánto tiempo?”

Gajardo: “A los siete años. Un juez dice que tengo que dejar de vivir con esta gente. Y me toma un taxi y veo que en el tranvía que pasaba por Avenida Matta en ese tiempo iban ellos llorando”

Molina: “Muy duro, triste”

Illanes: “¿Y volviste a ver a tus padres evangélicos?”

Gajardo: “Sí. Me acuerdo que salí primero del curso y veo que vienen del colegio. Y arranco. Y llego a mi casa diciendo que trataron de raptarme”

Illanes: “¿Y por qué?”

Gajardo: “Porque uno es así de estúpido. Me tuve que arrepentir y después ir a dar las explicaciones.

«Pero lo más increíble es esto: estaba de alcalde (Gajardo ejerció como alcalde de La Florida) y me dicen ‘te busca un señor que dice que es tu hermano’. Entra el tipo y me dice ‘yo fui el que te reemplazó en el cuidado cuando te fuiste y te sacaron de las manos de estos evangélicos. Así que somos hermanos adoptivos’”

Molina: “Qué gente más linda”.