*

Glamorama
Raquel Argandoña en Todos a Viña, en febrero de 2021, en una imagen enviada por Canal 13.

«Si a Raquel Argandoña le dicen ‘para poder tener tu sueldo tenemos que despedir a un equipo completo’, Raquel dice ‘qué importa, gordito. Si no tienen qué comer no es mi problema…'», declara el periodista Sergio Rojas

Autor: Equipo Glamorama / 22 noviembre, 2022

«Hay personas como Raquel Argandoña que solo se miran su ombligo y nada más», afirmó Sergio Rojas en el último capítulo de Que Te Lo Digo.

El periodista y su colega Luis Sandoval, rostros de Me Late, programa sacado del aire de manera drástica por el canal TV, realizan junto a la también periodista Paula Escobar este espacio de farándula los domingos a las 21 horas por el Instagram de Rojas.

En el último episodio episodio se refirieron a los recientes dichos de la comunicadora de 64 años sobre el fin de Me Late y Me Late Prime. Ella conduce Tal Cual junto a José Miguel Viñuela, espacio que reemplazó a Me Late Prime.

Argandoña afirmó:

«No me interesa lo que hablen los ex Me Late. Yo no voy a enganchar, hago mi pega, me pagan lo que quiero y estoy feliz. Lo que pase con los que echaron no es mi problema».

«Sería absurdo pensar que por mi culpa los echaron (el equipo y rostros de Me Late). Que les vayan a preguntar a los ejecutivos del canal por qué los despidieron, no es mi problema ni tampoco me preocupa».

«No es culpa mía que los hayan despedido a los de Me Late. Si son buenos estarán en otro canal de pantalla abierta».

Sobre esto, Rojas y Sandoval opinaron en Que Te Lo Digo:

Sergio Rojas: “Raquel Argandoña salió diciendo la semana pasada ‘ay gordito, pregúntale a los Me Late por qué los echaron. Yo acá no tengo nada que ver y estoy feliz. Acá hay mucha plata y me están pagando lo que yo quiero, así que el resto que me importa’.

“Ella nunca entendió que Chile cambió. Por ese tipo de discursos de que no importa lo que le pase al otro es que quedó la embarrada que quedó. Porque resulta que hay personas como Raquel que solo se miran su ombligo y nada más.

“Entonces ella gana ocho millones de pesos y le importa un carajo si para poder llegar a esos ocho millones existe una ola de despidos. Si tienen que sacar un programa, si tienen que sacar a periodistas o a compañeros, porque ella está preocupada solamente de llenar sus arcas de dinero, sin importarle que el resto se quede sin trabajo.

“Si a la Raquel le dicen ‘para poder tener tu sueldo tenemos que despedir a un equipo completo’, Raquel dice ‘qué importa gordito, si no tienen qué comer no es mi problema’. Ahí está mal. Eso es lo que demuestra que ella no entendió el cambio de Chile”

Luis Sandoval: “Después del estallido social trataron algunos comunicadores de transmitir un mensaje que tenía que ver con la empatía. Empatía que no tuvo Raquel al comentar ‘si despiden a estos cabros que busquen trabajo en otro lado. Si son buenos, van a conseguir trabajo en cualquier lugar’.

“Eso te habla de una lejanía tan grande, que finalmente es Raquel siendo Raquel. Finalmente Raquel nació siendo Raquel y va a morir siendo Raquel, por más que en Bienvenidos haya intentado acercarse a la gente mostrándose de una forma más amable, ‘vengo de una población, también sufrí, también pasé hambre’. Pero esta cosa que lleva adentro jamás se la va a poder sacar”.