*

Glamorama

«Todo el mundo le empezó a dar la espalda. Y es una persona que se equivocó, tampoco mató a nadie…», comenta Karen Paola sobre el caso Viñuela

Autor: Fran Varela / 11 agosto, 2021

«Algo que hubiese hecho en Mekano y todos se hubiesen reído, en este minuto no ha lugar», es parte de la reflexión que Karen Bejarano realiza del caso Viñuela.

La figura televisiva es cercana al animador desde los tiempos en que ambos se hicieron conocidos en el programa juvenil Mekano, en la primera mitad de la década del 2000. Ella ha contado que fue Viñuela quien le dio el nombre Karen Paola, popular hasta hoy.

La cantante dio una entrevista en el podcast La Hora Mediática, donde entregó su análisis del corte de pelo que el conductor realizó a un camarógrafo en pantalla y sin su consentimiento y las consecuencias que esto trajo al ex rostro de Mega. Estas fueron las palabras de Bejarano:

“Yo lo hablé personalmente con él, se le pasó un poco la revolución, porque un programa en vivo, chacota, y distinguir entre lo que hacía reír antes y lo que hace reír ahora es muy distinto.

“Las cosas han ido cambiando, hay cosas que se aceptan, otras que no. Quizás esa misma mala talla la hubiese hecho hace diez años y hubiese pasado colada. Pero en este tiempo, donde la gente está mucho más pendiente de esos detalles, que encuentro que está bien.

“Está bien que la gente sea también editora de los programas y que los mismos canales y personajes que trabajan dentro de la televisión se vayan dando cuenta qué es lo que quiere ver la gente ahora y por qué ya no están viendo tanta tele como antes.

“Ahí es cuando uno tiene que poner ojo y decir ‘esto ya no se puede hacer, porque no es gracioso’. El Jose aprendió de eso. Se pasó de revoluciones, se le fue la adrenalina del ‘estamos riéndonos’ y se mandó un Mekano. Algo que hubiese hecho en Mekano y todos se hubiesen reído, en este minuto no ha lugar.

“El Jose aprendió mucho con esa experiencia, pero también fue demasiado lo que se le castigó. Hay equivocaciones que son imperdonables y hay otras que una persona tiene la posibilidad de pedir disculpas.

“Estoy segura, porque conozco al Jose, sobre todo al Jose de ahora, que ha cambiado un montón, después de ser papá él es otra persona. El se dio cuenta en esta pasada que lamentablemente pedir perdón no le sirvió de mucho.

“Él pidió disculpas de corazón, me consta, estaba súper triste las veces que conversé con él, lo sigue pasando mal por eso. Porque se quedó sin la pega que él ama, que es comunicar. Fue un castigo demasiado grande.

“No lo digo solamente por Mega, lo digo en general. Me refiero a las redes, a marcas con las que él trabajaba, a todos. Todo el mundo le empezó a dar la espalda. Y es una persona que se equivocó, tampoco mató a nadie, pidió las disculpas correspondientes.

“Ese mismo día que le cortó el pelo al camarógrafo, después el camarógrafo estaba en la peluquería del canal con él y se estaban riendo. ¿Entonces en qué minuto esta persona cambió tanto su discurso? Y fue porque las redes sociales vieron lo que él no vio en su minuto tampoco y después él dijo ‘ok, tengo que sacarle provecho a esta situación’, quizás. Estoy especulando.

“Pero me gustaría creer que la gente no es así, que no quieres sacar provecho del sufrimiento de otro. Y no lo digo porque ‘el Jose no tiene nada que sufrir, es una persona que gana plata y tiene fama’ y blah, blah. No voy por ese lado.

«Voy por el lado del ser humano, de la persona que lo pasó mal, y eso fue lo que me dio más pena. Verlo triste, escucharlo, hablar conmigo por teléfono, por mensaje y sentir su angustia de decir ‘sé que la cagué, pero no sé qué hacer, ¿cómo vuelvo para atrás? No puedo’.

“Le creo, porque sé el corazón que tiene y sé que él nunca lo haría desde la maldad, de decir ‘yo estoy en una posición de poder frente al camarógrafo, por eso le cortó el pelo’. Yo sé que no fue por eso”.