*

Glamorama
Javiera Acevedo en una imagen tomada de pantalla del primer capítulo de Podemos Hablar, en Chilevisión, este año.

“Yo no sé lo que es que te amen”: Javiera Acevedo desolada tras nuevo quiebre amoroso

Autor: Cristián Farías Ravanal / 30 marzo, 2019

Hace un año, Javiera Acevedo declaraba su amor en Instagram.

“¡Feliz cumpleaños amor de mi vida, mil años contigo! Que sean mil más pollollo de mi corazón. ¡El mejor partner que cualquiera quisiera tener! ¡Que afortunada que soy! Te amo, tu rubia”, le escribía a su pareja, quien no es del ámbito televisivo.

Pero ese pololeo se terminó y anoche, en el estreno del estelar de conversación Podemos Hablar, en Chilevisión, la actriz de 34 años se mostró muy sensible frente al quiebre sentimental. Estas fueron parte de sus palabras:

“No tengo el amor de mi vida conmigo. Y todos hemos tenido amores de la vida y fue, debería venir otro. Soy muy sensible, pero ya ahora estoy fuerte porque hemos hablado de todo y no voy a volver a sufrir todo el momento que ya sufrí.

“Eramos muy amigos de toda la vida. Tuve que hacer muchas cosas para poder estar con él, y no era. Y es difícil porque él me veía como una amiga, y tratas de cambiar esa mentalidad, uno dice ‘sí, yo puedo. El se puede enamorar de mi’. Y tú te enamoras y él sigue siendo él mismo, y tú lo quieres cambiar para que sea lo que tú quieres. Y es que no tiene por qué cambiar.

“Yo elegí a alguien que yo quería, pero no era esa persona que yo necesito, con la que quiero tener hijos, familia. Es más chico. Uno va en distintas etapas. Uno va subiendo escalones en la vida y yo no puedo esperar que un hombre vaya en la misma frecuencia. Hay frecuencias de distintas personas y da lo mismo la edad.

“Desde que tengo 17 años que quiero ser mamá. También lo converso con mi familia, que la mente es tan poderosa, que cuando estás queriendo mucho algo, ‘que me ame, que me ame’, mendigando amor, y si no se está rendido a tus pies y no te está dando el amor que tú quieres, entonces ahí sufres.

“Finalmente las cosas que te pasan, y así pienso hasta con las muertes y las vivencias que uno tiene, te están enseñando algo. Cada persona que viene a mi vida, vinieron a enseñar.

“El año pasado terminé. Después hubo una especie de vuelta, pero al final no era.

“Pasó hace muy poco. Estoy absolutamente convencida (de la decisión que tomó). Y mientras estoy aquí, más convencida, porque creo que si uno decreta las cosas, más se cumplen. Lo que decreto, y las energía, porque las energías son muy fuertes, y uno con fe, decreto que mi cabeza tiene que ir de la mano de eso. No puedo estar en un hoyo sufriendo por alguien que no me ama.

“Eso creía (que iban a mantener la amistad), pero se confundió y no se logró. Y eso es lo que me da pena.

“La vida me viene a enseñar que tú tienes que quererte a ti para poder recibir a alguien que te merezca. Yo idealizo a las parejas, porque además no las conozco antes de estar con ellos.

“Esa es la pena que me da, porque perder a alguien que no te daba la energía que tú quería y eso, es porque va a venir alguien o algo mejor… Primera vez que estoy sola… Y quizá estar sola va a ser tremendamente necesario para mi, porque yo nunca lo he estado.

“Duele, más allá del desamor, es un proceso, que tienes que aprender a lidiar con eso. Me encanta, porque son aprendizajes que te hacen gigante.

“No estoy enamorada. Quizá estoy enamorada del amor. Es rico querer. Pero yo no sé lo que es que te amen”.