*

Glamorama
Emilio Sutherland en una foto de archivo de Agencia Uno.

“El nivel de violencia de los bandidos estaba aumentando y cualquier cabro chico ya estaba armado”, afirma “El Tío” Emilio Sutherland sobre En Su Propia Trampa

Autor: Equipo Glamorama / 29 noviembre, 2020

A dos años del fin de En su Propia Trampa, Emilio Sutherland cuenta que en los últimos días de la apuesta de Chilevisión se le hizo complicada su labor.

El periodista de 60 años que se hizo conocido en ese programa como “El Tío Emilio” se comunicó con el espacio que Arturo Walden “El Kiwi” y el actor Julio Jung Jr. realizan en las plataformas digitales de Atentos Chile.

Sutherland habló extensamente de lo que fue y significó En Su Propia Trampa. En ese contexto es que el profesional comparó a Chile con otros países y afirmó que “pese a la delincuencia, vivimos en un país de ensueño, yo conozco bien la realidad de muchos otros países”.

En tanto, estas fueron sus palabras sobre el último tramo de la producción:

“Imagínate cuántos años estuve en Contacto haciendo reportajes bien cototos que a mí me dejaban muy contento, me llenaban completamente, y de repente empezar a hacer un programa masivo como en En Su Propia Trampa, que incluso se ha transmitido en Japón.

“Fue una cosa impresionante para mí porque de alguna forma me trasladó a otra plataforma que yo no esperaba. Yo soy de bajo perfil, si puedo pasar piola, feliz. Pero En Su Propia Trampa en su formato exigía un periodista encarador, que enfrentara a todo tipo de sinvergüenzas y en ese rango encajó este personaje. Porque al final el Tío Emilio se transformó en un personaje contra mi voluntad.

“Al final del cuento yo les digo con mucha sinceridad, se me estaba haciendo difícil salir a enfrentar a los malandrines, a los delincuentes, a los sinvergüenzas. Porque en el último tiempo, y eso yo lo percibo en el día a día, el nivel de violencia de los bandidos estaba aumentando y cualquier cabro chico ya estaba armado. Entonces de verdad se ponía muy peligroso.

“En un momento en una población de Quilicura que se llama Parinacota sufrí la experiencia más terrible de mi vida, al estar encerrado durante cuatro horas en una casa que pertenecía a una banda de narcotraficantes que estaba siendo atacada, esa noche, en el momento que estaba un equipo nuestro ahí, por tres bandas rivales. Cuatro horas bajo fuego.

“Entonces yo me cuestioné mucho el nivel de riesgo que tenía este asunto y me pregunté también ‘¿valdrá la pena morir en estas circunstancias por denunciar a estos malandrines?’.

“Le tengo que agradecer mucho al programa, pero en este tiempo he ido recuperando mi personalidad, he ido dejando el personaje, lo cual es bastante grato. Si es que les gusta pasar piola, pucha que es grato caminar por las calles, hacer todo uno, sin llamar la atención. Ahora, lamentablemente hasta con mascarilla me ubican.

“En el suma y resta, muy contento por lo que hizo la Trampa y ahora, pese a que se terminó el programa… “

Arturo Walden “El Kiwi”: “¿Y no vuelve?”

Emilio Sutherland: “Nunca hay que decir nunca jamás, pero por el momento no está en mis planes y yo creo que tampoco en los planes del canal. A mí me asusta. Al final de la etapa, los últimos años me dolía un poquito la guata tener que encarar a los delincuentes porque nunca sabía cómo iban a reaccionar. Oye, si en ese capítulo que yo les digo de la Parinacota nosotros estábamos con casco y con chaleco antibalas”.