*

Glamorama
Yulissa del Pino en una imagen tomada de la pantalla de La Divina Comida, CHV.

«Cuando me voy de La Red me dicen ‘por contrato no te puedes ir’. Faltaban seis días (para el vencimiento del acuerdo)… Duró once años el juicio», relata Yulissa del Pino

Autor: Equipo Glamorama / 28 noviembre, 2021

“La televisión fue después del Miss Chile. Ahí entré a Canal 13 al Venga Conmigo de jurado de Generación 2000. Y después me llaman de La Red para conducir un programa que, claro, como que marcó una época, El Sótano. Era en vivo los días sábado. Era un programa picarón, tipo Kike Morandé, en vivo».

Este fue parte del resumen que realizó Yulissa del Pino sobre su carrera televisiva en un capítulo de La Divina Comida exhibido hace una semana.

La ex Miss Chile 1994 que se hizo conocida en espacios como Amores de Verano o Casi en Serio, junto con El Sótano, estuvo en el programa de cocina de CHV junto a Max Salgado, Mauricio Pesutic y Catalina Telias.

Así continuó el relato de Del Pino sobre sus años en pantalla:

“Pero yo no me sentía cómoda en el programa (El Sótano) porque de repente había unas chiquillas que bailaban detrás de un biombo. Yo era media tímida. Entonces, donde llegaba tenía que dar como explicaciones. ‘Perdón, yo no soy así’.

“Y hablé con el gerente de programación. Le dije ‘reubícame en otro programa, porque no me siento cómoda, no lo paso bien. Y ahí me reubican con el Leo Caprile en el Casi en Serio, el matinal de la tarde.

“Te digo que es uno de los programas que más quise. Al Leo se lo llevan a Chilevisión y el programa se acaba. Yo quedo sin pantalla. En eso me llaman de Mega y me ofrecen dos estelares: Videos y Penitencias y el Chile Tu Day. Imagínate esas reuniones creativas con los dos hermanos Larraín y Felipe Izquierdo. Ahí lo pasé increíble.

“Y cuando me voy de La Red me dicen ‘¿sabí qué? Por temas de contrato, no te puedes ir’.”

Mauricio Pesutic: “Había vencido tu contrato”

Del Pino: “Claro, pero faltaban seis días. Y dije ‘espérate, me están ofreciendo un estelar. Es maldad que me digas que no. O sea, no tengo pantalla en este minuto’”

Pesutic: “¿Quién te dijo?”

Del Pino: “El gerente de programación. Yo le dije ‘bueno, ¿me querí sonar? Yo me defiendo. Vámonos a juicio, pero me voy igual’. Se llama un juicio ordinario”

Pesutic: “Que puede durar, uf”

Del Pino: “Duró once años el juicio”

Salgado: “¿En serio? Ah, pero se ensañaron”

Del Pino: “Se ensañaron. Fue con mala. Y al final me embargaron todo. Perdí y por eso me embargaron. Pero cuando el canal cambia de dueño y voy a hablar con José Manuel Larraín, me dijo ‘ya cabra, ¿cuánto podí pagar para juntarnos mañana con los abogados y liberarte’. Le dije tanto en efectivo. ‘Ya’. Se firmó y cerré ese ciclo que fue como…”

Pesutic: “Qué pesadilla”

Del Pino: “Pesadilla. Y eso es cizaña”.