*

Glamorama
Pedro Carcuro en una imagen tomada de la pantalla de De Tú a Tú, Canal 13.

El mea culpa de Pedro Carcuro: «Es mucho más lo yo podría haberle entregado a ellos (sus hijos). Mucho más… La deuda de no haber estado más tiempo juntos»

Autor: Equipo Glamorama / 26 junio, 2022

«No solamente uno siente culpabilidad, sino que deudas… A lo mejor esa es la palabra más precisa. La deuda de no haber estado más tiempo juntos», expresó Pedro Carcuro refiriéndose a sus hijos.

El comentarista deportivo de 77 años protagonizó un capítulo de De Tú a Tú que Canal 13 exhibió hace una semana.

Entre diversos temas, Cacuro habló de sus 22 años junto a su esposa Ximena Rojas, del suicidio de su hijo Franco en 2009 y de su rol como padre.

Esto fue parte de la conversación sobre sus hijos:

Martín Cárcamo: “¿Cuánto tiempo estuviste casado en tu primer matrimonio?”

Pedro Carcuro: “Siete años”

Cárcamo: “¿Y después tuviste varias o pocas relaciones?, ¿cómo ha sido tu vida amorosa en general?”

Carcuro: “Aquí sí que estamos entrando al área chica y se pone complicado. Es que no sé, me cuesta hablar. No es que no me guste, porque no creo que sea algo excepcional. Yo en mi vida he tenido tres relaciones de pareja, para hacerlo en cuento corto.

“Un primer matrimonio, después tuve una relación larga de casi 20 años y después… Yo estoy casado por segunda vez con Ximena (Rojas), y estamos juntos desde hace 20 años también. Ahí está mi vida completa”

Cárcamo: “Me golpeaste. O sea siete aproximadamente, después 20 años…”

Carcuro: “Casi 20, 18 años”

Cárcamo: “Y después con Ximena de nuevo…”

Carcuro: “Casi 20 años llevamos, sí. Nos conocimos a finales del año 2000 y nos casamos el 2011”

Cárcamo: “¿Por qué te demoraste tanto en casarte?”

Carcuro: “Porque tenía que divorciarme de mi primer matrimonio”

Cárcamo: “Estoy pensando en la relación de tus padres, 70 años juntos”

Carcuro: “La otra cara de la moneda”

Cárcamo: “¿Eso te pesó en algún minuto?”

Carcuro: “Todo pesa. Evidentemente que uno cuando admira tanto a sus padres quiere repetir la historia, pero se da cuenta que no todo puede ser igual”

Cárcamo: “¿Y pasa la cuenta la pega, el hecho de tener tanto viaje?”

Carcuro: “Sí. También pasa la cuenta. Piensa que desde que empecé, el año ’68, en el periodismo deportivo, hasta bien adentro, nunca tuve un fin de semana libre. Estos últimos diez años he comenzado a disfrutar. Por el deporte, por el De Pé a Pá, por esto, por lo otro, por prensa.

“Entonces eso va costando, eso tiene un precio que uno lo paga, y lo paga en la relación con los hijos. Ellos van al colegio durante la semana, entonces uno está libre el día jueves, por ejemplo, no tienes disponibilidad, no tienes tiempo para salir con los niños, los ves un rato.

“Entonces se pagan estos fines de semana sin los hijos, sin la familia, sin la gente que tú quieres, y se sienten más despegados de uno. Porque uno toma esto como una pasión y esto es una pasión que de pronto te trastorna. Si la pasión no la administras bien se puede transformar en locura. Y de pronto la pega es una locura. Lo que hace uno es una locura”

Cárcamo: “¿Te dijeron alguna vez ‘para’?”

Carcuro: “No. Uno no va a parar, va a seguir, uno siente la necesidad de hacer cada vez algo más. En vez de bajar un cambio, quieres meterle otro. Te vas acelerando con el tiempo”

Cárcamo: “¿Y te generaba culpa?”

Carcuro: “Sí. Sentimiento de culpa evidentemente que uno los tiene, sobre todo con los hijos. Los hijos requieren de atención, de presencia paterna, toda la vida. Los hijos son importantes cuando nacen, cuando van creciendo y cuando…

“Mi hijo mayor (Giovanni) tiene 48 años, es un médico destacado, un profesional, tiene su vida, tiene familia y yo siento que necesito estar presente en muchas cosas. Sigue siendo un hijo. Sigue siendo un cabro chico que necesita en más de una oportunidad que uno esté a su lado”.

El traumatólogo Giovanni Carcuro le envió un saludo en video: “Agradecerte por todo lo que has hecho en mi vida, cómo has influenciado positivamente y has hecho posible el camino de crecimiento que he tenido como persona, profesional y familiarmente. Tú eres responsable de todo eso. Esto se ha logrado porque nosotros somos más amigos que padre e hijo”

Pedro Carcuro: “Un gran tipo mi hijo mayor. Hubo otro colorín más que se fue antes de tiempo, Franco. Está Fernando… Tú tienes un hijo adoptivo, yo he tenido dos hijos más que no son biológicos, pero que son mis hijos, Fernando y Ervin.

“Para mí ha sido muy importante la relación con cada uno de ellos. A todos los he querido y los quiero con mucha fuerza, con mucho compromiso. Y lo que me ha dicho Giovanni me deja golpeado, porque creo que no me merezco ni el 10% de lo que él dice”

Cárcamo: “¿Por qué?”

Carcuro: “Porque creo que es mucho más lo yo podría haberle entregado a ellos. Mucho más. No solamente uno siente culpabilidad, sino que deudas… A lo mejor esa es la palabra más precisa. La deuda de no haber estado más tiempo juntos.

“Por ejemplo, cuando Giovanni en la fiesta de licenciatura del colegio, entregan el premio al mejor alumno de la generación, yo no estaba ahí, estaba en Japón cubriendo Colo Colo con Estrella Roja por la final de la copa mundial de clubes.

«Entonces decía yo ‘pero por qué no haber dicho ‘no voy a esto’. Tendría que haber estado con mi hijo’. Esas son deudas que uno no las termina de pagar nunca. Tendría que haber estado ahí.

“Yo me encuentro con gente de todo tipo que han sido atendidas profesionalmente por Giovanni, y todas me manifiestan su admiración, su agradecimiento, qué buen tipo es, qué generoso es. Como padre, vive las 24 horas para sus hijos y privilegia a sus hijos por sobre la pega. Me siento orgulloso de él y de todos”.