*

Glamorama
Anastasia Zimnikova fotografiada por Andrés Pérez en La Cuarta.com

«Yo no soy ‘la rusa de Manos al Fuego…’ Soy Anastasia y trabajo todos los días para tener ese respeto», manifiesta ex participante del programa que emitió Chilevisión

Autor: Equipo Glamorama / 29 julio, 2022

«Cuando me dicen ‘la rusa de Manos al Fuego’ es como no respetarme, no apreciar mi poder femenino», manifiesta Anastasia Zimnikova, quien se hizo conocida en el programa de Chilevisión que orquestaba una representación para poner a prueba a parejas, tentando a uno de los integrantes a ser infiel.

En junio de 2014 el canal privado emitió un capítulo de Manos al Fuego donde se mostró el caso de Zimnikova, oriunda de la ciudad rusa de Korenovsk. Entonces ella tenía 25 años, llevaba más de cinco años en el país y tenía una relación con un traductor chileno.

En el espacio se vio lo siguiente: unas mujeres se encontraban con el hombre, lo tentaban y él besaba a una de ellas. Anastasia Zimnikova veía la escena por una pantalla, en backstage, y entró a enfrentar a su pareja.

Los protagonistas se reconciliaron -posteriormente se separaron-, participaron en Primer Plano y ella estuvo en otros programas. Se hizo conocida y en los medios de comunicación la llamaron «la rusa de Manos al Fuego».

Ahora, en una amplia entrevista con sesión de fotos en La Cuarta.com, Zimnikova opina de esa experiencia. Estas son parte de las palabras de la figura que trabaja en marketing, eventos y compartiendo contenidos en Instagram:

«Evito hablar de cualquier pareja, pasada, presente o futura. Trabajo día a día para tener credibilidad, para ser respetada y recordada por lo que puedo hacer por los demás y por mí misma.

«Todos tenemos episodios morbosos y el episodio de Manos al Fuego no me define. Cuando me recuerdan por ello, me parece que es menospreciarme. A mí me define mi creatividad y mis logros. En eso me concentraré.

«No me puedo arrepentir de lo que no pude elegir. En Manos al Fuego hay muchas situaciones grises, oscuras, inciertas. Todas las personas que están involucradas en el programa saben lo que va a pasar. El objetivo es romper una relación públicamente, ojalá con mucho morbo y escándalo, para ganar más visibilidad.

«Entonces, para mí es inmoral y no tiene valor. A mí me afectó hasta el día de hoy. Cuando uno sufre algún término de relación es doloroso para la pareja y también para tu círculo, tus amigos, familiares. Y el exponerse a la opinión pública siempre te hace vulnerable a los comentarios. No quiero que sea más tema. Eso fue en 2014, estamos en 2022.

«Me van a dejar de mencionar como ‘la rusa de Manos al Fuego’. Yo no soy ‘la rusa de Manos al Fuego’. Soy Anastasia y trabajo todos los días para tener ese respeto, reconocimiento por mis propios logros y mi talento.

«Aparte, cuando me dicen ‘la rusa de Manos al Fuego’ es como no respetarme, no apreciar mi poder femenino. Siempre me recuerdan, me ligan con estar con esa pareja, y yo no soy eso: yo soy una mujer, una persona que no necesita una pareja para tener logros o para llegar a mis objetivos. Yo tengo poder para hacer todo sola».

«Soy Anastasia y ha pasado bastante tiempo, el programa fue en 2014 y estamos en 2022. Ya no es tema. Incluso mis seguidores, cada vez que sale algo así, con ese apodo, se molestan. Es como ‘¿hasta cuándo, Anastasia? No puede ser’, porque yo he trabajado duro para lograr lo que tengo, usando mucho más mi cerebro que mi imagen».