*

Glamorama
Claudia Conserva en una imagen que compartió el 19 de octubre en su Instagram @clonserva

«Claudia ha superado la primera mitad de su quimioterapia y está llegando casi al cierre de eso… Después una junta médica decide si hay cirugía, si se hace o no radioterapia», cuenta Juan Carlos Valdivia

Autor: Equipo Glamorama / 16 noviembre, 2022

«Lo que te puedo decir es que la Claudia ha superado la primera mitad de su quimioterapia y está llegando casi al cierre de eso», informó Juan Carlos «Pollo» Valdivia sobre su esposa.

Claudia Conserva comunicó en junio de este año que, tras su chequeo rutinario, fue diagnosticada con cáncer de mama.

Desde entonces la comunicadora de 48 años se retiró de vida laboral y pública para combatir la enfermedad.

En tanto, su marido fue entrevistado en Cada Día Mejor, el clásico programa de Alfredo Lamadrid que ahora se emite por el canal YouTube del mismo nombre. Valdivia relató sobre su esposa:

«Hay un tema que es emocional, que tiene que ver con algo muy íntimo, muy personal de cómo uno sobrevive esto. Porque no es que solamente afecta a la persona que se enferma, sino que a su entorno inmediato también, llámese marido, hijo, madre, la familia completa.

“Por otro lado, cuando uno entra en esto, sobre todo porque el tema del contagio, el covid, nosotros entramos en una especie de ostracismo. La Claudia está muy encerrada, evitando contagios. De hecho, no entendemos cómo, pero tuvo covid hace un par de semanas. Y la situación de ella, con defensas bajas, pudo haber sido algo muy complicado. Lo superó.

“¿Pero qué te quiero decir con esto? Que es muy complejo poder hilar una idea coherente respecto a lo que te está pasando, emocionalmente muy cargado. Entonces, casi todo tiendes a responderlo racionalmente.

“Hay mucha gente que ha mostrado interés. Y se agradece enormemente el cariño que hay por la Claudia. La gente empatiza con la situación porque, además, hay un fenómeno extraño, porque con la pandemia mucha gente postergó sus exámenes por razones obvias, no era fácil ir a la clínica u hospital y hacerse los exámenes.

“Se produce ahora un colapso, entre comillas, sobre todo en el sistema oncológico, porque hay mucha demanda de médicos y hay poco especialista en esta área. Ha tocado épocas muy complejas.

“Pero yendo al genuino interés de la gente, que no es morbo, sino cariño, y uno lo entiende perfectamente. Pero entra una cuestión que está en desarrollo. Lo que te puedo decir es que la Claudia ha superado la primera mitad de su quimioterapia y está llegando casi al cierre de eso.

«Después una junta médica decide cómo sigue, dependiendo de los exámenes que arroje. Se ve si hay cirugía, en qué fecha, si se hace o no radioterapia.

“El problema del cáncer es que no es que te operes y quedas listo. Es un proceso largo que puede demorar un año, como mínimo, y muchos años. Eso es lo que puedo contar yo, que está respondiendo bien al tratamiento, pero que es muy doloroso, en términos físicos, muy agotador.

“La Claudia es una mujer muy joven. Tiene 48 años. Y es la edad, entre los 45 y los 60, donde más recrudece el tema del cáncer de mamas.

“Entre otros datos, que es importante saber, y transmitirlo, para ponerlo en el contexto, uno de cada nueve mujeres va a contraer el cáncer de mamas. Es la principal causa de muerte en mujeres en Chile.

“¿Por qué la Claudia lo ha tratado a veces de manejar sigilosamente, cautelosamente? Pero ha tirado un par de señales (en Instagram), donde lo que más destaca es el diagnóstico precoz, en lo dejar de hacerse exámenes. Por eso te decía el tema de la pandemia, porque muchas mujeres no se hicieron este examen. Y esta cuestión, en una o dos semanas, puede hacer la diferencia”

Alfredo Lamadrid: “¿Cómo está la relación familiar ante un problema como el que enfrentas?”

Juan Calos Valdivia: “Es complicado, porque siempre lo ves en películas o lo escuchas. Yo he tenido familia afectada, mi madre, mi padre, mi hermana vive constantemente su lucha contra el cáncer. Es una superviviente. Entonces, uno está familiarizado, pero es distinto cuando afecta al grupo más estrecho.

“Nosotros tenemos dos hijos. La Matilda ya tiene 19, Renato cumplió 21. Son cabros grandes, pero no dejan de tener la sensibilidad de ver a su madre enferma. Y sobre todo porque el cáncer es muy canalla. No es una enfermedad que tú puedes pasar colado. Es notorio cuando estás afectado por esa enfermedad, por la pérdida del pelo, la pérdida de cejas, pestañas, la debilidad que te genera.

“En estos tiempos además te dicen que uno no se puede contagiar de nada. Eso implica lo que dije al principio: un ostracismo, un encierro, cero vida social, ni hablar de salir. Solamente para ir a hacer las quimios o los exámenes de sangre pertinente u otros exámenes, o las citas con os médicos.

“Es loco, porque entras en una especie de encierro del cual ya veníamos un poco de la pandemia. Ha sido un tiempo largo, muy prolongado, que con este tema terrible se ha extendido más de lo pensado”.