*

Glamorama
Julio Iglesia, y José Alfredo Fuentes junto a su esposa Isabel

«Estábamos con Julio Iglesias. Y pasan por donde estaba mi señora, Isabel, jovencita. Y Julio ‘me gustaría conocerla. Qué belleza. ¿Quién es?’. Le digo ‘es mi señora, w…'», recuerda José Alfredo Fuentes

Autor: Equipo Glamorama / 21 noviembre, 2022

«Le digo ‘es mi señora, weón…’”, cuenta José Alfredo Fuentes sobre una anécdota que vivió en Chile con Julio Iglesias en los años ’60, cuando el chileno ya era famoso y el español realizó su primera visita al país, cuando recién estaba empezando a ser conocido.

En un episodio de Podemos Hablar emitido hace un mes por Chilevisión, Fuentes, de 75 años, relató:

“Son tantos años. Conozco a tanta gente. Tengo para elegir. Son varios… Bueno, Julio Iglesias vino a Chile por primera vez el año ’67, cuando aún no era famoso a nivel internacional. Vino con un intercambio del Festival de Benirdorm con el Festival de Viña. Él había ganado el Festival de Benidorm.

“Lo invitaron de la Revista Ritmo. Había un campeonato de baby fútbol en el Estadio Nataniel. Lo invitó María Pilar Larraín, que era la directora de la revista, a que fuera y que la gente lo viera. Lo presentaron. Aplausos para Julio, pero no como ahora. Andaba con una chaquetita azul con una insignia y pantalón gris y su buena pinta.

“Terminamos de jugar fútbol y él estaba solo. Y le pregunté ‘¿qué vas a hacer ahora?’, haciéndome amigo de él. ‘Nada, me voy al hotel’.

“Nosotros, que estábamos con Wildo y Buddy Richard, ‘vamos a ir a comer algo aquí cerca, al centro. ¿Quieres venir con nosotros?’. La idea era comerse un completo. Un lugar que se llama el Mermoz, en Huérfanos, que todavía existe. Los completos eran muy ricos y los jugos eran dobles.

“Y fuimos al Mermoz con Julio. Nos sentamos en la barra, ni siquiera en la mesa. Y Julito se comió su buen completo. Le corría la mayonesa por aquí. Y después lo fuimos a dejar al hotel.

“Tiempo después me decía Julio ‘mira como el año ’67 podíamos a ir al centro’, porque ya en el año ’68 no se podía mover a ninguna parte. Y lo recordaba con mucho cariño.

“Y tengo otra de Julio. Mas cortita. Estábamos haciendo un programa de Gonzalo Beltrán con César Antonio Santis, los programas exitosos de esos tiempos. Se transmitía desde el Hotel Sheraton.

“Y estábamos en una suite del Hotel Sheraton, donde estaba la sala de dirección, la mesa, Gonzalo dando las instrucciones a los camarógrafos. Y en los comerciales los camarógrafos buscan mujeres buenamozas, chiquillas, y después las muestran. Por orden del director… Reciben instrucciones.

“Iban pasando. Estábamos con Julio. Y de repente pasan por donde estaba mi señora, Isabel, jovencita. Y pasan la cámara a otra. Y Julio ‘no. Dile que vuelvan. Quiero saber quién es ella’. Y vuelve la cámara. ‘Hombre, me gustaría conocerla. Qué belleza. ¿Quién es esta chica?’.

“Entonces, Gonzalo Beltrán le dice ‘pregúntale al Pollo’. ‘Tú la conoces. ¿Quién es?’. Le digo ‘es mi señora, weón…’”