*

Glamorama
Daniela Aránguiz y Adriana Barrientos en una imagen que la primera comparte en su Instagram @danyarnaguizf

Adriana Barrientos: «Con Daniela Aránguiz fuimos invitadas a Tiffany, una joyería que te mueres… Daniela se compra una pulsera, Ignacia Michelson se compra otra pulsera, como de tres millones»

Autor: Equipo Glamorama / 7 diciembre, 2022

«Y compró miércale. Y se compró y se compró… Se compró la mitad de la tienda”, relató Adriana Barrientos sobre Daniela Aránguiz en una visita que ambas realizaron a la joyería Tifanny en el Parque Arauco.

En un capítulo de Zona de Estrellas, programa de farándula en el canal cable Zona Latina, ambas contaron lo que vivieron en la tienda:

Adriana Barrientos: “Con Daniela Aránguiz fuimos invitadas a Tiffany, una cosa maravillosa, una joyería que te mueres, no te explico lo espectacular que es.

“Y obviamente en Tiffany pusieron champagne maravilloso para tomar. A la tercera copa la Dani y yo estábamos ‘¡yuju!’. Era Daniela y yo presentándole a la Ignacia Michelson, que es súper calladita…”

Daniela Aránguiz: “La conocí y es un amor ella”

Barrientos: “Imagínate lo que éramos las tres tomando champaña y nos empezamos a reír y todo”

Aránguiz: “Nos quisieron humillar… Era un evento de Tiffany y la Adri estaba ahí con la guagua (Asia, la mascota canina de Barrientos), dándole la mamadera; estaba la Ignacia, me la estaba presentando y estábamos conversando, y había una exposición sobre cómo usar las joyas de Tiffany”

Barrientos: “No escuchamos nada… No teníamos idea lo que estaba haciendo la mujer ahí (se refiere a la expositora)”

Aránguiz: “Yo sabía, porque estaba desde antes. Ellas llegaron después. Entonces, la mujer que está haciendo esto dice ‘las que están ahí no ponen atención de lo que estoy haciendo. Que me pongan atención’, por nosotras. Y ahí no me pude quedar callada”

Barrientos: “¿Adivina lo que dijo?… ‘Nosotras no vinimos a este evento a escucharte, nosotras asistimos a comprar’. Acto seguido Daniela Aránguiz se compra una pulsera, Ignacia Michelson se compra otra pulsera, como de tres millones. Y yo me tuve que comprar este collar de perro, que nunca entendí por qué me lo compré, pero me lo compré porque ella me dijo ‘ese collar de perro es el que te hace falta a ti’.

“Así que ando con un collar de perro, pero es de Tiffany… Amiga, más armonioso este collar se le ve a la Asia que a mí. Pero tuve que ir a poner tarjeta porque después de la declaración de la Dani no podíamos quedarnos…”

Manu González: “¿Cómo fue el grito?”

Barrientos: “Fue ‘¡yo no te vine a escuchar! ¡Nosotras vinimos a comprar!’. Y compró miércale. Y se compró y se compró… Se compró la mitad de la tienda”

Aránguiz: “Después de la vergüenza, las invité a almorzar a las chiquillas”.